IMPONENTES DEMOSTRACIONES EN CUBA

Written by Libre Online

14 de julio de 2021

RENUNCIANDO AL MIEDO, Y SOLO ARMADOS CON CÁMARAS Y CELULARES

Desde la redacción de LIBRE Y SERVICIOS DE REDES Y AGENCIAS INTERNACIONALES

En muchísimas poblaciones de la isla esclava comenzaron las manifestaciones desde horas tempranas del domingo. Lo que parecían inicialmente hechos aislados fueron multiplicándose hasta abarcar un sinnúmero de regiones.

EN HOLGUÍN

Al borde de las 12 del día se escuchaban en Holguín los gritos de ¡Libertad!, ¡Patria y Vida!, ¡Queremos medicinas. ¡Queremos vacunas!, a la par que recorrían las zonas más céntricas y tocaban las puertas de las casas invitando a la población a unirse.

Llegaron al Parque San José y rodearon la casa de gobierno, pero no hicieron intento de  ocuparla.

EN PALMA SORIANO

Gritos a granel: no hay con qué cocinar, la corriente se va, ¿hasta cuándo?, ¡Se acabó el comunismo!.

Esta manifestación estuvo muy animada en las redes, llevándose un conteo del número de participantes y de adhesiones cibernéticas, que llegaron a sobrepasar a los 20,000 navegantes en algunos lugares. De manera improvisada uno de los narradores cibernéticos repetía ¡Aquí Palma… Palma Soriano de Santiago de Cuba!

Un participante, vistiendo pull over rojo, pantalón y máscara negra, con gran emoción relató que le habían quitado su cámara el 24 de febrero y hoy ve a centenares de cubanos portando las suyas, lo cual le llena de orgullo.

Un joven vestía un short con la bandera de EE.UU., vestimenta que se hizo popular entre las diferentes manifestaciones, al extremo de que el lunes dos comentaristas de la cadena Fox comentaban las irreverencias que le dedicaban a nuestro símbolo nacional muchos dentro del territorio norteamericano, mientras esos manifestantes expresaban gran respeto en la isla por la bandera de las barras y las estrellas.

La demostración de Palma, en su improvisación pretendía interrumpir la Carretera Central, lo cual no permitieron los agentes de la tiranía, aunque intentos de llegar no faltaron.

Cantaban con emoción el Himno Nacional Cubano, y cuando aparecían los funcionarios opresores comenzaban a gritar ¡Libertad!, ¡Libertad!.

Marchando por tres avenidas diferentes, se reunieron en el Parque Central, con el mensaje ¡Queremos una Cuba Libre!, sin ofrecerse discursos explicativos.

Entre otras consignas también decían ¡Qué renuncie!, refiriéndose al presidente títere Díaz Canel, a quien nombraban con un  atributo impublicable.

EN MÁS SITIOS

Frente al Capitolio Nacional, en La Habana, se juntó un buen número de manifestantes, teniendo enfrentamientos con los oficiales de la dictadura, mientras otros recorrían partes del Malecón habanero, convocados por el artista  Luis Manuel Otero Alcántara.

En San Antonio de los Baños, al sur de La Habana; en Pinar del Río, también se produjeron manifestaciones.

En Matanzas, que se considera el epicentro de la pandemia, los sicarios de la tiranía salieron a reprimir y mantuvieron medidas sumamente estrictas. En Cárdenas, sin embargo, llegaron a ocupar unas tiendas gubernamentales, de las que guardan todo lo que le falta al pueblo y lo reservan para los privilegiados del régimen. Allí fue volcado un carro policíaco y vaciada una tienda de víveres del régimen.

En La Habana, Matanzas y regiones de Oriente aparecieron después grupos militares y paramilitares de cascos y uniformes negros, bien apertrechados de armas y equipos militares, en camiones blancos de perfecto estado, con la instrucción de someter a la obediencia a todo el que se manifestara. En algunos de los sitios, no faltaban quienes advertían «está la fiana», refiriéndose a la llegada de los agentes del odio totalitario comunista. En La Habana se vieron muchas agresiones «a palos» por parte de los representativos de la tiranía, deteniendo a los golpeados y sacándolos de la escena.

UNA PERIODISTA

Laura Bécquer, de la agencia EFE, radicada en La Habana, decía que era la protesta antigubernamental más grande desde aquel «Maleconazo» de 1994, con centenares de detenidos. A la par que el titulado presidente Díaz Canel en su breve alocución pública sobre las cuatro de la tarde del domingo instaba a sus partidarios y a aquellos que llamó “comunistas” a salir a la calle a enfrentar a los manifestantes.

Agregaba Bécquer que «la escasez de productos básicos, alimentos y medicinas, los rutinarios cortes de electricidad en algunas regiones y la generalización de tiendas de pago exclusivo en divisas motivaron las manifestaciones que estallaron primero en San Antonio de los Baños y se extendieron a otras localidades, incluída la capital cubana», aunque lo cierto es que el gran clamor era ¡LIBERTAD!

Algo muy significativo, apuntaban dos familiares de manifestantes, el gesto de remitirle medicamentos a familiares en la isla desde el exterior, lo cual ahora tienen que hacer a través de recursos dentro del país, y en el colmo de la deshumanización les rellenan las órdenes medicinales con otros productos, lo cual coloca a los pacientes en desventaja total y a riesgo de grandes males por la ilegitimidad del medicamento que no está dirigido a su enfermedad, sin importar a los funcionarios que solo pretenden servir a la tiranía.

REACCIÓN INTERNACIONAL

En esta edición de LIBRE recogemos las reacciones de varios organismos internacionales, comenzando por la ONU, la OEA, Unidad Europea, Amnistía Internacional; manifestaciones de solidaridad en Madrid, Santiago de Chile, la presidencia de Brasil, el gobierno de Puerto Rico, el presidente Biden y el dirigente de Relaciones Exteriores del Senado, Senador Bob Menéndez, así como numerosas otras instituciones que recogen el grito de los que no son escuchados.

Temas similares…

Nueces para dar vida al corazón

Nueces para dar vida al corazón

Por Pablo Gutman Se calcula que alrededor de 18 millones de personas mueren al año en todo el mundo a raíz de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish