Houda Bakkali, arte digital con mucha alma

Written by Libre Online

8 de noviembre de 2022

Por Amalia González Manjavacas

Cuando en septiembre de 2021 la revista estadounidense TIME invitó a Houda Bakkili (Tánger, 1981) a participar en la primera iniciativa de diseño WEB3 de esta publicación no se lo creía, cuenta Bakkili todavía con entusiasmo en una entrevista : “He sido la primera creadora española en ser seleccionada, de un total de 36 artistas, y mi obra NFT `Apasionadamente´ mi primer NFT creado para aquella también primera edición. La verdad aquello me enorgulleció mucho”. Y no es para menos, su diseño puso el acento español en aquella primera muestra.

Criada en el madrileño barrio de Lavapiés, donde su familia se instala procedente del norte de Marruecos, cuando ella tenía cinco años y creció en un ambiente de diversidad cultural. Artista versátil, Houda lleva ligada toda su vida al diseño gráfico, a la creación audiovisual, pero profesionalmente lleva 14 años experimentando, creando, investigando con medios digitales. 

«Hay que estar al día en todo lo que va saliendo….este mundo no para de avanzar», nos dice con un entusiasmo que contagia, el mismo con el que ha expuesto y ha sido reconocida por instituciones internacionales. En 2008 Bakkali publicó su primera serie digital “África dulce y pop”, vital y 

colorista como el continente, pero fue en 2018, a raíz de “Hermosa Mujer Africana”, una muestra más intimista y arriesgada, cuando su obra cobra notoriedad internacional al ganar el Premio al Nuevo Talento en el Festival Internacional Artista del Mundo de Cannes.  

En aquellas diez ilustraciones Bakkali reivindica la libertad de la mujer árabe y africana tomando como fuente de inspiración a su madre, un tributo con el que Bakkaki quiere rendir homenaje al poder de las mujeres, a la lucha por sus derechos, por sus sueños con la mezcla de imágenes sencillas y líneas suaves junto con colores intensos y eficaces. 

Sus mujeres responden a un ideal de belleza sereno y relajado envuelto en un halo de misterio y en toda una sinfonía de color donde estalla apasionada y transgresora, toda vitalidad de su autora. En ‘Mujeres y arte digital: rompiendo estereotipos’ (2019) nos remitía a las fotografías de su madre, «una mujer con mucha personalidad y avanzada para su tiempo, que lucía modernos vestidos y trikinis en las playas de Tánger y que se sacó el carnet de conducir antes que mi padre», nos cuenta. Y es que Bakkali relaciona su trabajo artístico con su activismo en pro de los derechos de las mujeres, y nos refiere la realidad de las mujeres árabes que en los años 60 o 70 del siglo pasado disfrutaron de libertad e igualdad en muchos países.                                       

Ahora, en estos días, Houba Bakkali expone en Madrid 30 nuevos lienzos en un nuevo homenaje a la mujer en general y a la suya en particular, esa figura femenina que es emblema de belleza, pero sobretodo de dignidad y fortaleza. Y lo hace contagiándonos su energía vital, su alegría de vivir, su optimismo en esa sucesión de potentes rostros, que te observan imperturbables pero expectante, entre un laberíntico juego de flores, formas y colores que caracteriza su obra y al que no parece estar dispuesta a renunciar en su afán por mostrarnos una visión esperanzadora de la vida: “El arte es una herramienta para el cambio. Quienes tenemos el privilegio de llegar al público, debemos también pensar en cómo mejorarle la vida, cómo darle una dosis de felicidad, aunque sea momentánea”. 

“Creo que el arte también tiene que aportar algo positivo a la gente, algo que nos haga sentirnos bien, que agrade ver, que nos haga sentir feliz, aunque sea por un momento… ya bastante amarga es la realidad”. 

ARTE DIGITAL PARA

LA ERA DIGITAL  

Pero sus creaciones no se pueden entender sin un contexto digital, el que le da utilizar diversos medios visuales, ilustraciones, animaciones o collages con los que investiga nuevos espacios creativos gracias a la apertura que supone internet. “El arte digital es sinónimo de versatilidad, de apuestas infinitas para la creación, la destrucción y el cambio. Es una apuesta por una infinidad de combinaciones posibles que hacen que las obras de arte se regeneren, crezcan, maduren, vayan y vuelvan que, en definitiva, evolucionen con el paso del tiempo, rompiendo la barrera de la inmovilidad y la versión estática del mundo”, nos resume Bakkali. 

Pero es consciente de que el arte digital, las técnicas digitales, en muchas ocasiones no se entienden, despiertan todavía cierto recelo para muchos, lo que supuso un hándicap importante para ella al principio porque «La intervención de herramientas digitales en el proceso creativo parece restarle valor a la obra, cuando es el concepto lo que realmente importa”.

“El arte digital implica no solo el conocimiento de esas herramientas sino también el continuo reciclaje en su abordaje. Cada día surgen nuevas tecnologías y las que ya existen mejoran o cambian constantemente. Eso supone un gran reto porque implica que los artistas que apostamos por ellas estamos en un proceso de aprendizaje continuo. Y no solo para crear las obras, también para compartirlas o “monetizarlas”, nos explica Houda. 

“El mundo online va a pasos agigantados en este sentido, como ejemplo toda la tecnología `blockchain´ o el tan mencionado metaverso que, independiente de cómo evolucionen, están ahí y pueden suponer nuevas vías de creación muy interesantes”.

   REALIDAD AUMENTADA

Junto a estas herramientas digitales mixtas utiliza además la realidad aumentada, «un concepto innovador y divertido donde la obra se mueve, donde se puede interactuar y dar vida a cada lienzo. Al arte ha llegado la tecnología y desde el móvil, o cualquier otro dispositivo la obra puede cobrar vida… puedes entrar dentro de la obra, el lienzo ya no es estático es dinámico. El espectador oye la voz, el sonido, la obra en movimiento.» 

«Uno de los aspectos más apasionantes del arte digital -apunta Bakkali- es su dinamismo, su imprevisibilidad, su suma de múltiples disciplinas, su avance constante y eso es emocionante, me hace estar muy despierta e implicada en esa evolución».

Temas similares…

“MAÑO” LÓPEZ

“MAÑO” LÓPEZ

Por Don Galaor (1953) Quien ve al “Maño” López actuando en escena se lo imagina dedicado por entero a la guaracha al...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish