Hacia donde ha marchado la sanidad en el deporte

Written by Libre Online

21 de mayo de 2024

Por José “Chamby” Campos

Al igual que la actual sociedad donde el sentido común y el raciocinio han sufrido una transformación y han permitido que las acciones malintencionadas sean la nueva norma; el deporte también padece de la misma enfermedad.

Atrás ha quedado la esencia del competir con todas las fuerzas respetando al contrincante. Triunfando con clase y perdiendo con dignidad.

He aquí los dos ejemplos más recientes que solo se pueden creer porque son verdades de las cuales somos testigos diariamente.

Desde la semana pasada un jugador de fútbol americano miembro de los Kansas City Chiefs, campeones de los pasados 2 Super Bowls, ha estado involucrado en una controversia por unos comentarios que hizo durante la ceremonia de graduación en una universidad católica.

Harrison Butker pateador del equipo y pieza clave en el último partido, ya que pegó 4 goles de campo incluyendo uno de 57 yardas que implantó marca; fue invitado por la universidad Benedictine College para que pronunciara el discurso de despedida a los estudiantes. En este, el joven de 28 años mencionó su rechazo al aborto, la eutanasia, la inseminación artificial y la ideología de género.

Sin embargo, Butker, quien es un católico ferviente y practicante, ha sido atacado y desacreditado por su llamado a que los estudiantes en la audiencia vivan una vida sana y ejemplar. En su mensaje les comentó a las jóvenes muchachas “que el placer que pueda conseguir un empleo o una promoción, no se puede comparar con la felicidad de ser madre”. Esa expresión ha sido como un polvorín. 

Los comentaristas de izquierda y críticos liberales del joven futbolista no se han cansado de acusarlo desde anti-feminista hasta neo-fascista. Varios medios informativos han llegado al punto de sugerir que la Liga de Fútbol Profesional, NFL, lo despida. Inclusive la NFL emitió un comunicado criticando al pateador.

Todos estos hipócritas son los mismos que se convierten en voceros de atletas que golpean a mujeres, consumen todo tipo de drogas, asaltan y causan docenas de accidentes automovilísticos que en muchos casos han matado a personas inocentes, son padres de niños que se convierten en carga pública porque ni siquiera los reconocen. 

Esta misma prensa que aboga por los derechos de esos delincuentes es la que en este momento le niega a Harrison Butker su derecho constitucional de libertad de expresión.

El segundo ejemplo de locura es el caso de la jugadora de baloncesto Caitlin Clark. La joven atleta ha estado sujeta a constantes ataques desde que en la temporada del año 2023 proyectaba convertirse en la mejor anotadora de todos los tiempos en el nivel universitario.

Nativa de Iowa, estado localizado en el centro del país reconocido por sus nobles ciudadanos, de raza blanca y católica en la fe; aparentemente son 3 calificaciones que la convierten en un tipo de diana para los francotiradores.

No obstante haberse ganado el premio de la “Jugadora Más Valiosa” en el circuito colegial los dos últimos años y ser la figura más seguida; sus apariciones en partidos de televisión han roto todos los récords televisivos, las críticas se concentran mayormente en su raza y su religión.

Sus contrincantes, en la mayoría faro-americanas, comentan que la única razón de sus logros es el color de su piel. Durante sus conferencias de prensa se le cuestiona su talento atlético, aunque sea la estrella del partido. Se le cuestiona su actitud en la cancha o bien porque celebró una buena jugada o porque perdió el balón. Inclusive se le ha criticado por la forma en que saluda a su familia antes del comienzo del encuentro. 

Desde su llegada al profesionalismo, siendo la primera jugadora seleccionada en el recién efectuado draft colegial, las entradas para presenciar sus juegos han roto marcas. Arenas y coliseos que solamente albergaban de 2,000 a 6,000 espectadores se ven hoy día abarrotadas. Sin embargo, los ataques continúan diariamente.

Como una liga deportiva profesional totalmente irrelevante, que se gasta millones de dólares cada temporada y casi no tiene audiencia, puede castigar tan severamente a la figura que la puede ayudar a crecer.

Con estos dos escenarios, me pregunto si la envidia y el odio es la nueva guía en los deportes.

Temas similares…

Miami y sus celebraciones

Miami y sus celebraciones

Por José “Chamby” Campos Mis intenciones cuando escribí esta columna era poder festejar la victoria de “Las Panteras...

Feliz Día de los Padres

Feliz Día de los Padres

Por José “Chamby” Campos “La manzana no cae lejos de su árbol” es un refrán estadounidense que se expresa cuando los...

0 comentarios

Enviar un comentario