Habla preso político desterrado de Cuba

Written by Germán Acero

21 de febrero de 2023

POR GERMÁN ACERO E.  

Exclusiva para LIBRE

José Díaz Silva fue liberado finalmente el 24 de diciembre de una cárcel llamada Combinado del Este, donde ya había purgado más de dos años de prisión luego de que lo condenaron acusándolo de rebelión interna y de participar con grupos opositores en la isla contra la dictadura cubana.

En el pasado, Díaz Silva fue torturado en la cárcel y, como si fuera poco, golpeado salvajemente tras estar contra las ideas de la dictadura  comunista que tiene el poder en Cuba y que últimamente ha arremetido contra los opositores a la fuerza y brutalmente por exigir libertad.

Pero Silva tampoco olvida las golpizas que tuvo que sufrir su mujer, quien integra el grupo de las Damas de Blanco, luego de participar ésta en las protestas contra la dictadura castrista y defendiendo a los presos políticos actualmente tras las rejas en las inhumanas prisiones castristas.

Desde su llegada a Miami, Díaz Silva se ha dedicado, a través de las tareas de la Casa del Preso, a denunciar toda la política de represión que hay en Cuba, contra los opositores que protestan en las calles de las distintas provincias cubanas.

Este preso político admitió que, en los últimos meses, ha crecido la represión de los agentes de la policía de Cuba que golpean salvajemente a los opositores, luego de llevarlos a los tribunales donde los condenan por delitos que nunca han cometido.

“Muchos, ahora mismo, están en las celdas de castigo, donde tienen que sufrir miles de vejámenes de los carceleros de turno, que sienten enorme satisfacción de saciarse golpeando a los indefensos prisioneros”, afirmo Díaz Silva.

Díaz Silva, precisamente, es uno de los firmantes de la carta de cientos de presos políticos que fue enviada a la Unión Europea, luego de hacerse público el apoyo que esta entidad mundial está dando al régimen de La Habana.

“Pero lo más increíble es que ese dinero está siendo utilizado por la tiranía castrista para renovar sus equipos antimotines cuando suceden protestas en las calles de la isla, donde ha crecido el descontento ante la miseria, en que ha colocado el régimen a la población indefensa”, denunció. 

“Y es triste ver que ante esta situación lo único moderno que hay en Cuba, en estos momentos, son las tanquetas de la policía oficial, en lugar, de renovar el régimen los cientos de miles de ambulancias deterioradas que hay en los parqueos de los hospitales inservibles”, expresó.

Díaz Silva, igualmente, denunció el espectáculo tan deplorable que hoy se ve en las calles de La Habana, donde salen los domingos a marchar las Damas de Blanco, y aparecen, de pronto, los esbirros de la policía del régimen golpeando a las indefensas mujeres que lo único que reclaman es libertad.

“Lo único que el régimen cumple con el pueblo es aumentarle la represión y las golpizas durante las protestas, mientras crece la falta de alimentos y ayuda del gobierno comunista, que castiga a los opositores negándoles la ración de la libreta”, sostuvo.

“La situación del pueblo, en estos momentos, es muy crítica. Hombres y mujeres, enfermos, visitan los hospitales a diario, pero sin obtener la ayuda necesaria, porque falta equipo humano de médicos y desde luego medicinas. La miseria y el abandono es total en estos centros sanitarios”, agregó.

“La represión también está afectando a la población juvenil ya que hay en las cárceles ahora cientos de jóvenes que han sido arrestados y condenados, más de 200, por el simple hecho de protestar en las calles cubanas”, aseguró.

“Hoy es un día en que el Frente Nacional de Resistencia se reúne en distintas provincias para adelantar tareas de oposición en las calles de la isla.  Mario Alberto Hernández, un ejemplo de la represión, fue subido a una patrulla y le quitaron el teléfono en medio de una golpiza”, denunció también Silva.

“Es tanta la brutalidad policial que también hay cientos de miles de mujeres en las cárceles de Cuba, simplemente, por el hecho de participar en protestas para exigir libertad. Y, lo peor, la mayoría son madres cabeza de familias con más de cinco hijos”, enfatizó.

“Los presos políticos mayores se han envejecido en las inhumanas prisiones esperando un juicio que, quizás, nunca llegará. Este es el castigo que reciben. Y, lo peor, es no poder ver a su familia por el resto de sus vidas”, concluyó.

“Hay 1,300 presos políticos actualmente en las cárceles de Cuba. La represión es total. Por eso vamos a protestar contra entidades,  como la Unión Europea, que financian y apoyan a la dictadura cubana que no hace otra cosa que castigar y golpear el pueblo”, sintetizó.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario