H.UPMANN EN CUBA

Written by Libre Online

2 de junio de 2021

La Fábrica de Cigarros H. Upmann o Cigarros H. Upmann SA, era el sexto mayor productor de cigarrillos de Cuba antes de 1959. Su capacidad de producción ascendía 779,040 miles de unidades anuales que representaban el 7.6 % de la producción total. Tenía 184 trabajadores y estaba ubicada en la calle 20 de Mayo, No. 520 en La Habana, Cuba.

Fundada en 1844 por el alemán Hermann Hupmann como H. Upmann, una casa manufacturera y de tabacos que poco después se extendió al negocio de la banca y se convirtió en 1868 en una de las principales.

En 1937 fue adquirida por “Menéndez y Compañía”. Ramón González Menéndez, su presidente, en sociedad con Alonso Menéndez y José García, ambos directores y destacados empresarios del sector tabacalero cubano dirigieron la empresa durante el resto de los años republicanos.

El 29 de mayo de 1955 la fábrica se trasladó desde su antiguo edificio de Virtudes 609 al nuevo construido en la calle 20 de Mayo, El Cerro, La Habana. Esta fábrica era la más moderna de América y fue la primera que produjo en Cuba cigarrillos con filtro.

“Plasmada en realidad una vieja aspiración cubana: elaborar con su famoso tabaco, el mejor cigarro que se fuma en el mundo”. Crónica de Felipe Díaz que narra la época gloriosa del la   industria cubana en los años 50.

CUBA TENÍA EN 1955 LA PLANTA CIGARRERA MÁS MODERNA DE AMÉRICA

Por Felipe Díaz, junio de 1955.

Cuba cuenta hoy con la fábrica cigarrera más moderna y mejor equipada de América Latina. Concebida con el solo propósito de elaborar con el mejor tabaco de Cuba, el mejor cigarro del mundo. Este nuevo centro de producción es todo un símbolo de progreso industrial. Al esfuerzo técnico de H. Upmann, debe Cuba el privilegio de tener una unidad funcional, que alberga la maquinaria más nueva diseñada en Norteamérica, Inglaterra y Alemania.

A cada aparato mecánico corresponde una misión científica en la producción. Basta tan sólo una visita a la moderna planta que se alza en la Avenida 20 de Mayo, del Cerro, para comprobar que se está en presencia de un coloso de la producción cigarrera. Maquinarias de incesante trepidar, manos diestras de obreros cubanos y la vigilancia celosa de los técnicos, se combinan para elaborar un cigarro de la más alta calidad y sabor siempre uniforme.

El proceso de fabricación a la par que interesante, resulta rápido en extremo con estos nuevos equipos que no dejan de funcionar un instante. Posiblemente usted, estimado lector, no se percate del cuidadoso proceso a que ese cigarro que se lleva a los labios, está sometido en la nueva planta H.Upmann. La elaboración pudiera encuadrarse en toda una docena de aspectos fundamentales.

1. Esterilización del tercio del tabaco: La nueva fábrica H Upmann, cuenta con una moderna cámara de vacio, que deja al tabaco completamente esterilizado.

2. Conductores Panda: H.Upmann cuenta con estos modernos canales de acero inoxidable —únicos en América Latina—, que movidos por vibración, permite que la hoja se separe y se abra en su marcha hacia el “Master Feed”.

3. Master Feed: Seguidamente el tabaco llega al »Master Feed» donde se completa la liga.

4. Control de humedad: El tabaco es sometido a un proceso de rotación y al mismo tiempo una atomizadora lo humedece, basta que cae en los compartimentos de almacenaje, donde se conserva para que absorba la humedad de manera uniforme.

5. Cortadora automática: Este aparato, que cuenta con cinco cuchillas rotativas, produce 980 cortes por minuto, dejando la hebra limpia y suelta.

6. Secadora: Esta máquina se compone de un cilindro rotativo de control termostático que somete la hebra a una corriente simultánea de aire seco y caliente, que la acondiciona al grado deseado.

7. Reductor de temperatura: El tabaco ya seco, es sometido a un proceso de enfriamiento y al mismo tiempo se le extrae el polvo por gravedad y por succión.

8. Cámara de aire acondicionado: Esta cámara tiene un control electrónico de humedad que posee un sistema conocido por «fibra de oro», único en Cuba, que produce el arranque del equipo al más ligero cambio de temperatura y humedad.

9. Alimentador neumático: Considerado de vital importancia en la elaboración moderna de los cigarros, es único en América Latina. El proceso se inicia en dos compartimentos distribuidores que cuentan con tubos alimentadores individuales para cada máquina, que toman la picadura en forma automática, facilitando que los cigarros tengan exactamente la misma uniformidad y completa perfección. Inmediatamente la picadura pasa a los «feedings», que conducen el tabaco a las máquinas de fabricar cigarros.

10. Despolvado de de alimentación de 218 filtros. También único de H. Upmann, esta máquina succiona mediante sus 216 filtros las últimas partículas de polvo que pueda tener la picadura antes de entrar en la máquina de fabricar cigarros. El tabaco conserva su calidad y mantiene plenamente su aroma.

11.  Máquina de hacer cigarros. Estas máquinas confeccionan los cigarros y completan el proceso de fabricación.

12.  Empaquetado. Finalmente los cigarros son empaquetados en cajetillas y ruedas, quedando en disposición de ir a los labios del fumador.

Tras explicar minuciosamente todo el proceso, un técnico comentó: “Para fumar un buen cigarro, fúmelo cubano. Pero para fumar el mejor cigarro del mundo, fume H. Upmann”.

Temas similares…

El ayer que vive

El ayer que vive

Por  Rafael Soto Paz (1953) La alcaldía de Banes en 1911. Esta fotografía es del año 1911. En ella aparece...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish