FRENTE AL CONSTANTE BATIR DE LA TORMENTA SE FORJA EL CARÁCTER NACIONAL

Written by Libre Online

27 de julio de 2022

Por Luis Conte Agüero

Frente a la marejada de negaciones y conjuras, el carácter nacional ensancha la vastedad de sus puertos.

 La tormenta constante despierta al gigante dormido en el alma común. Nuestros huracanes no vienen en temporada; son historia permanente. Ante sus ráfaga vivimos a saltos y nos refugiamos en los albergues del carácter personal y colectivo de individuos y de nación, de triunfadores humanos y de nacionalidad que incluso en diáspora se desarrolla y fortalece.

Cada prueba es desafío e invitación a crecer. El embate nos bate, no nos abate.

La Iglesia va tomando la postura de confrontación que le

corresponde para honrar ante los feligreses humillados y perseguidos el Jesús enérgico del látigo que fustiga mercaderes y miedos, vacilaciones y complicidades.

Yérguese la fe dentro y fuera del templo y hace templo del hogar que se llena con vecinos y amigos que llegan a creer, a crecer, a fundar, retando el vendabal de represiones.

Dirigentes obreros se coordinan y divulgan sus nombres y piden divulgación para que el mundo sepa de su pensamiento y le sirva de escudo a su coraje.

Estudiantes y profesionales jóvenes tienden puentes para que pasen por ellos recuerdos, nostalgias, esperanzas, promesas, y para unir a todas las edades en identidad nacional.

En años de frustración y pesar donde numerosos elementos parecen conjurarse para destruirnos, sustituimos ingenuidad con madurez y candor con experiencia; y aprendemos a leer entre líneas,y a interpretar correctamente para no dejarnos embutir ni confundir.

No proclamamos la virtud de la suspicacia ni la desconfianza como tesoro; sí exaltamos la prudencia y la sensatez ante la promesa y la lisonja.

Ya no es fácil mentirnos, desorientarnos, extraviarnos por caminos raros. Vemos más allá de paredes y paredones, de túneles y pozos. Leemos en español, releemos en inglés, meditamos en universo, trascendemos en verdad.

Rendimos tributo a la ética alta de la alta jerarquía; más que al trono o a la poltrona, a la forma en que la ocupa quien la ocupa.

Conforman y tejen la conducta ciudadana que es igual en paisajes distintos, el sentir y actuar uniformemente en cualquier salón o tierra, las lealtades al recuerdo con decisiones de reencuentro.

Nuestra fórmula de crecimiento es transformar el veneno en alimento, la infección en vacuna, la herida en vitamina, la golpiza en vigor.

Crecidos en la pena. ¡Hace el dolor gigantes! ¡Vocación inatajable de identidad.!¡Pulpa esencial de nación!¡Pasión perpetua de perpetuidad!

Nuestros propios defectos los genera el exceso de atributos. Abundancias de personalidad y talento causan esta reproducción crítica de organizaciones y tareas. Que el propósito único armonice esta diversidad. Que una fuerza no neutralice a otras sino que las fortalezca combatiendo al enemigo común.

Síntesis de glándulas y ensueños. Músculos místicos de persona y patria. Forja individual del idealismo y poder colectivo que se procura forjar. Superación personal que integre la superación nacional. Hermosura de partes que hermosea al todo.

Exito personal que se incorpora al colectivo; éxito colectivo que cubre y protege a todos. El dulce fruto es esta terquedad triunfal; este avanzar sin tregua; este decir sin miedo; este sentir virtuoso; este pensar alado.

 ¿Qué vicio puede doblegar a un pueblo así templado?¿Qué tirano?¿Qué sistema?¿Qué

doctrina, por endiablada que sea?

Derrotamos a la derrota para que no nos domine y desanime. Vencemos a la victoria para que no nos envanezca y acomode. Somos seres en acción de ser; de ser nuestras propias laderas y ascender por ellas.

Así perfumamos la pureza patria; así templamos la lira del talento, así endurecemos los metales del carácter público; así encendemos las estrellas de la personalidad; así no damos reposo al reposo y asombramos con una dinámica fascinante y creadora; así nadie nos divide, ni nos degenera, ni nos derrota; así somos el pueblo inmortal que rompe cadenas y forja su destino.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish