FELIPE DE LAS POZAS, el olímpico y uno de los grandes del baloncesto cubano

Written by Alvaro J. Alvarez

12 de marzo de 2024

Por Álvaro J. Álvarez. Exclusivo para LIBRE

Las primeras Olimpíadas se celebraron en Atenas en 1896, sin cubanos. Luego en París 1900, Ramón Fonst fue el único cubano y ganó Oro y Plata, en esgrima. En San Luis 1904 fueron 4 cubanos más 2 americanos que compitieron como cubanos y ganaron 4 medallas de Oro, 2 de Plata y 3 Bronce esas 9 medallas lograron que Cuba quedara en tercer lugar.

En Londres 1908, Estocolmo 1912, Amberes 1920 no hubo participación de Cuba. En París 1924 hubo 10 cubanos, pero sin medallas. En la IX Olimpiada en Ámsterdam 1928, un solo cubano sin medalla. En Los Ángeles 1932 y Berlín 1935 tampoco hubo cubanos. La XIV fue en Londres 1948 aunque realmente era la XI porque no hubo Olimpiadas en 1916, 1940 y 1944, fue la primera en participación masiva de cubanos, con 55 y solamente los dos Carlos de Cárdenas lograron llevarse la Plata en yatismo.

Cuando se estaba por escoger el equipo olímpico cubano de basquetbol para ir a Finlandia 1952 Manín Guzmán, el reportero del Diario de La Marina propuso su team estelar: Mario Quintero (Biltmore), Fabio Ruiz (VTC), Fico López (Biltmore), Miguel Llaneras (Atlético de Cuba) y Felipe de las Pozas (Cubanaleco). Acertó en 4 porque Llaneras no fue. Según escribió sus planteamientos estaban basados en las estadísticas de estos jugadores durante los meses anteriores. Los puntos anotados por estos cinco fueron: M. Quintero=94, F. Ruiz=76, Felipe=76, M. Llaneras=81 y Fico López=65.

Además Manín se atrevió a proponer este segundo team: Carlos García (VTC)=68, Juan García (Biltmore)=58, Casimiro García (Atlético de Cuba)=73, Alberto Escoto (Biltmore)=38 y Alfredo Faget (Biltmore)=28. El prestigio y los conocimientos de Manín debieron servir de mucho, porque de diez, nueve hicieron el equipo de doce.

El viernes 23 de mayo de 1952 llegaron a La Habana dos equipos de baloncesto mexicanos, el masculino RAC de Puebla y otro femenino. El lunes 26 el RAC jugó contra el Cubanaleco. Estos juegos fueron como preparatorios antes de la XV Olimpiada. 

El 4 de julio de 1952 la Dirección General de Deportes (DGD) nombró asesor auxiliar de básquetbol a Horacio Manín Guzmán, el del seudónimo “Dribling” del Diario y coach de Los Maristas y del Cubanaleco.

Ese mismo día partió la delegación cubana hacia Finlandia con escalas en Miami, Nueva York, Gander, Londres Estocolmo, Oso y Helsinki. Su boleto de viaje en Pan American dice $788 le sirvió para la ida y el regreso.

Se supo que el primer juego de los basquetbolistas cubanos fue el lunes 14 de julio de 1952 a las 12 M, contra Bélgica.

La villa Olímpica Kapyla con sus 14 edificios ya estaba lista para recibir a los atletas.

Cada país tiene sus costumbres y esta sorpresa le sucedió a los atletas cubanos cuando al entrar en el salón donde están las taquillas y baños se encontraron que todos los empleados-sirvientes eran mujeres, algo que no estaban acostumbrados. Muchos salieron a toda prisa, pero luego les aclararon que allí eso era normal, regresaron diciendo: “Sí ellas no tienen objeción que hacer, nosotros tampoco”.

Una anécdota que me contó Felipe, en la Villa había muchos muchachos limpiando zapatos, pero él se dio cuenta que no tenían clientes porque ensuciaban las medias, Felipe fue y trajo unos cartones y les enseñó cómo colocarlos en los zapatos para protegerlos de la tinta. Allí se ganó la medalla que no pudo lograr con la pelota de basquetbol, fue el héroe de los fiñes finlandeses. 

La XV Olimpíada en Helsinki, Finlandia se inauguró oficialmente el sábado 19 de julio de 1952 a las 12 del mediodía, pero los cubanos desde el lunes 14 habían comenzado sus juegos eliminatorios de baloncesto. El abanderado de la delegación cubana fue el foward de baloncesto Federico (Fico) López Garviso (1918-2001)

Desfilaron 5,297 atletas de 69 países. Los atletas cubanos fueron 30 (machos todos) que compitieron en 8 deportes: 12 en baloncesto, 5 en atletismo, 4 en yatismo, 3 en gimnasia, 2 en tiro, 2 en natación, 1 en pesas y 1 en esgrima. 

El equipo de baloncesto estuvo dirigido por Livio Morales y los 12 jugadores eran: Juan García García, Alberto Escoto Valdés, Fabio Ruiz Vinajeras, Carlos Bea Blanes, Casimiro García Artime, Ramón Wiltz Bucelo, Mario Quintero Padrón, Armando Estrada Rivero, Felipe de las Pozas Piad, Carlos García Ordóñez, Federico López Garviso y Alfredo Faget Otazo, todos menos Felipe han fallecido hoy día. Carlos Tiburcio Bea Blanes siendo juez en San Francisco fue designado juez de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito desde 2003 hasta 2019.

En el Palacio de Tenis se efectuaron los juegos de baloncesto y Cuba que estaba en el Grupo A le tocó debutar frente a Bélgica el lunes 14 de julio y ganaron 59 a 51, Fico López fue el más destacado con 7 canastas y 3 fauls para 17 puntos. Felipe solamente 1 punto. 

Luego el jueves 17 perdieron ante Bulgaria 56 x 62 siendo Mario Quintero el mejor con 8 canastas y 2 fauls para 18 puntos. Felipe 2 fauls, 2 puntos en total. 

El viernes 18 volvieron a jugar contra Bélgica. Al terminar el primer tiempo Cuba ganaba 42 x 34. En el segundo período los cubanos se confiaron y estando arriba por 17 puntos los belgas se le acercaron a un punto solamente, entonces fue cuando Felipe, el joven foward de 6’ 3’ se acordó de sus buenos tiempos con Los Maristas y el Cubanaleco y en los últimos 8 minutos de juego anotó una serie de canastas para darle el 

triunfo a su equipo 71 x 63. Felipe que en los dos juegos anteriores solamente había encestado para 3 puntos, desarrolló un brillante juego para terminar con 5 canastas y 3 faul para un total de 13 puntos y convertirse en el héroe del juego y de la clasificación de Cuba para la semifinal. Carlos “Churri” García Ordóñez lo cargó sobre sus hombros y lo paseó por todo el tabloncillo. 

Ya en semifinales el viernes 25 de julio perdieron por un punto contra Chile, 52 x 53. El más destacado fue Fico López, con 4 canastas y 4 fauls para 12 puntos. Felipe 2 fauls para 2 puntos.

El sábado 26 Francia los derrotó 42 x 58, Fico volvió a destacarse con 4 canastas y 1 faul para 9 puntos. Felipe una canasta y 2 fauls para 4 puntos.

El domingo 27, Egipto los derrotó 55 x 66, Mario Quintero con 4 canastas y 4 fauls para 12 puntos. Felipe 1 faul para 1 punto.

La puntuación de Felipe en los 6 juegos fue: 6 canastas y 11 fauls para un total de 23 puntos.

El viaje de regreso fue coordinado por Juanito García que tenía una agencia de viajes en Cuba y como cinco de ellos estuvieron tres días en París, luego Nueva York hasta llegar a La Habana.

Felipe de las Pozas Piad nació el 28 de agosto de 1933 (hoy con 90 años) en Santos Suárez. Su padre Felipe y su madre Ofelia. Sus dos hermanas, Miriam y Agneris. Sus abuelos paternos Andrés de las Pozas y Nena, los maternos Juan José Piad y Carmen García. Como su madre comenzó a trabajar de maestra en Rancho Boyeros y Felipe estudiaba en esa misma escuela, tuvieron que mudarse para allá por la dificultad de los viajes diarios.

Luego vivieron en la calle Cortina # 558 entre Avenida Acosta y O’Farril en La Víbora. Felipe recuerda a sus amigos del barrio: Raúl Rodríguez, Manuel Quintana y Antonio Sansón.  

Comenzó a estudiar en el Instituto Edison y jugaba solamente béisbol a nivel de los placeres de la zona.

Cerca del Instituto de La Víbora estaba el Club Atlético de Cuba y Felipe pasaba caminando y un señor estaba tirando pelotas al aro, eso pasó durante varios días, hasta que el señor le preguntó:

“Oye muchacho tú quieres aprender a jugar básquetbol, Felipe le dijo que sí, pero que él no era socio, entonces lo hizo socio deportivo para que le recogiera las pelotas. Así fue enseñándolo poco a poco” El señor resultó ser Miguel Llaneras Rodríguez, nacido en 1926 y participó con el equipo Cuba en las Olimpiadas de Londres 1948, y 8 de ellos hicieron el equipo Helsinki 1952.

Estando en el Instituto de la Víbora se entusiasmó con sus compañeros y comenzó a jugar el basquetbol bajo las órdenes de Héctor Muñoz quien fue su instructor y lo enseñó a jugar y sus lecciones jamás las ha podido olvidar.

Creo debe haber sido en 1945 cuando Eduardo González conocido por Pegaso quien estaba en el equipo de basquetbol del Instituto de la Víbora fue a hablar con su padre para pedirle permiso de dejar ir con ellos a Felipe a una excursión a las lomas del Escambray. Felipe recuerda eran unos 8 ó 9, entre ellos su hermano Oscar González, Sergio Padrón y Manuel Cavada. Salieron en tren hacia Trinidad luego a pie hasta Topes de Collantes, durmiendo en casas de campaña y bañándose en los ríos.

Gratos recuerdos de las arias de mulos cargados de sacos de café con sus campanas colgando al pescuezo. Con un telescopio miraban el cielo lleno de estrellas. Fueron muchas las cuevas que encontraron y que 

recorrieron durante las dos semanas de aquella aventura inolvidable. Regresaron a pie a Trinidad y de nuevo en tren hacia La Habana.

Compitiendo en el quinteto del Instituto contra otro Instituto sintió por primera vez esa presión ante un público que gritaba y gritaba, a veces las piernas le flaqueaban en el mismo momento de tirar al aro.

Durante las vacaciones conoció a Carlos “Pluto” Hernández el center del Club Atlético de Cuba donde el mentor Miguelito Llaneras le enseñó a tirar el “set shot” (con dos manos y a nivel del pecho) y numerosas cosas más. Luego conoció a Manín Guzmán un veterano de los Anaranjados y coach de Los Maristas y se fue con ellos para integrar el equipo de menores de 18 y de 15. En la categoría de 15 años los Maristas quedaron en segundo lugar, pero Felipe obtuvo el campeonato de mejor anotador con 22 canastas y 12 fauls para 56 puntos. Ya en esa época tenía ganadas 4 medallas, 2 con Los Maristas y 2 con la Federación Atlética Intercolegial. 

El 18 de noviembre, 1948, los Maristas jugaron contra La Salle en el tabloncillo del Cubanaleco. Por los muchachos del hermano Pedro (director de deportes): J. Rodríguez (3-2=8 puntos), Jorge Livermore (1= 2puntos), Felipe de las Pozas (6-2=14 puntos), Gabriel Álvarez (1=2 puntos), Emilio Torres (2-1=5 puntos), B. Vega (0) fueron derrotados 34 x 31. El Center de las Pozas jugó muy bien para los Maristas, teniendo una crecida anotación. Aunque hay que destacar que pasó más de lo que tiró, cuando lo prudente era tirar en jugadas de pivot-men donde el muchachón debió aprovechar su estatura de 6’2½” y siendo el mejor del torneo.

En otro encuentro también contra La Salle salieron victoriosos 33 x 24 y Felipe jugando Center y con su #13 en la camiseta logró 8 canastas y 5 fauls para 21 puntos, siendo el héroe del partido.

El jueves 17 de noviembre de 1949 los Maristas vencieron al Baldor de Fico López 35×24. El dúo Felipe y Nelson de Vega se hizo dueño del aro, Felipe con 4 canastas y 6 tiros libres para 14 tantos y Nelson con 11 puntos. Esta vez la defensiva de los viboreños no flaqueó y Camacho, Torres y Álvarez se lucieron de lo lindo.

Felipe en 1949 ganó el campeonado con Los Maristas y logró encestar 50 canastas y 31 tiradas libres para 131 puntos, llevándose todos los honores por ser quien les dio a los Maristas el título de campeones de la división superior de la Federación Atlética Intercolegial de Cuba después de una espera de 12 años.

Entre el 31 de julio y el 7 de agosto de 1950 se efectuó el Torneo de Básquetbol Internacional en México con el equipo Maristas, los campeones juveniles de La Habana, en la categoría de 18 años. Volaron hasta Veracruz y de allí en guagua hasta la capital.

Los Maristas perdieron el lunes 31 de julio contra el Centro Universitario México, el miércoles 2 de agosto, segunda derrota contra Frances Morelos 37 x 50, Felipe anotó 2 canastas y 5 fauls para 9 puntos. El viernes 4 de agosto cayeron ante el Cristóbal Colón y el lunes 7 de agosto lograron vencer a una Selección de los tres equipos, 45 x 44, donde Felipe encestó 2 canastas y 3 fauls para lograr 7 puntos. Resultado final una victoria y tres derrotas. Sin duda la altura les afectó porque el oxígeno no les llegaba normalmente.

Felipe pasó al Instituto de La Víbora para tratar de terminar su bachillerato y fue allí donde conoció a Bertha Gómez Muñoz (nació en el Cerro) la gran mujer que ha estado a su lado desde entonces.

Con 18 años y jugando en su primer año de Senior con el Cubanaleco fue escogido para hacer el equipo de baloncesto para participar en las XV Olimpiadas de 1952 en Helsinki, Finlandia.

Felipe con vistas a obtener algunos dólares compró varias obras de artesanías cubanas, estando en el hotel en Oslo, Noruega se encontró que el pianista que amenizaba las noches era el cubano Bebo Valdés, le planteó su idea y Bebo le dijo ponlas sobre el piano y las pudo vender todas, gracias a ese dinero luego, en el viaje de regreso, pudo disfrutar de las bondades de París.

El lunes 24 de marzo de 1952, el Cubanaleco le ganó al Miramar 41×33. En ese juego Felipe fue el mejor anotador de la noche con 7 canastas y 5 fauls para 19 puntos. Octavio “el chino” Fernández con 12 puntos. 

El viernes 28 de marzo jugando mucho los eléctricos le rompieron el invicto al Vedado.

Cubanaleco 44 y los marqueses 36 gracias a las 8 canastas y 3 fauls de Felipe el alma y guía, que logró 19 puntos que representaron un 44% del total del equipo. El otro mejor fue Octavio Fernández con 9 puntos. Por el Vedado, Armando Estrada con 14 puntos fue el de más tantos.

El lunes 7 de abril de 1952, el Cubanaleco que había volado hasta Santiago de Cuba se enfrentó con el Amateurs de Pesca quien le derrotó 36 x 43. Felipe y Machado fueron los dos Seniors que acompañaron a los juniors eléctricos. Felipe con 5 canastas y 3 fauls, para 13 puntos y Gerardo Machado con 11 puntos, fueron los más destacados. Felipe fue gardeado durante todo el encuentro por dos contrarios y Machado parece estar repuesto de su rodilla lesionada. El resto eran: Torres, Fuentes, Wilricx, Fernández, Álvarez y Santiso.

El domingo 6 los eléctricos del Cubanaleco fueron agasajados con un desayuno en el Club Vista Alegre por el Sr. Ruiz.  El arbitraje de Otero y Hadad fue muy bueno y están en la cima.

El 9 de abril de 1952, Manín Guzmán escribió en su sección del Diario que Los Caribes de la Universidad no iban a participar en el próximo torneo de la Unión Atlética Amateur, quedando los cuatro: Vedado Tennis, Havana Biltmore, Cubanaleco y Atletico de Cuba.

El miércoles 23 de abril comenzaron los doble juegos, Cubanaleco le ganó al Atlético 41×33 con la brillante labor del tremendo Felipe de las Pozas quien fue el mejor de la noche con sus 7 canastas y 3 fauls para 17 puntos y una destacada actuación bajo el aro. El otro mejor por los eléctricos fue Rogelio Andino con 6 puntos.

El segundo juego fue el viernes 25 de abril y el Biltmore le ganó a los eléctricos del Cubanaleco 47×33 pero Felipe volvió a lucirse con sus 4 canastas y 2 fauls para 10 puntos. El mejor de los contrarios fue Mario Risita Quintero con 13 puntos.

Llegó el domingo 27 de abril y los marqueses del Vedado Tennis superaron a los eléctricos 46×33. Felipe una vez más fue el mejor con 4 canastas y 2 fauls para 10 puntos. Gabino Alonso con 6 puntos. Por el Vedado, el mejor Churri García Ordoñez con 12 puntos.

El jueves 1° de mayo de 1952 el Biltmore le ganó al Vedado y el Atlético de Cuba al Cubanaleco por 5 puntos. Los mejores eléctricos fueron: Felipe, R. Andino, R. García, G. Alonso y G. Machado.

El viernes 2 de mayo, el Vedado 50, Atlético de Cuba 46. En el otro choque el Biltmore 58 y el Cubanaleco 37. Felipe logró 2 canastas y 5 fauls para 9 puntos y Gabino Alonso 10 puntos.

El lunes 5 de mayo se jugó la final también en los terrenos de los eléctricos en 17 y M donde el Biltmore logró vencer ampliamente al Atlético, 71×53 para quedar Campeón. El héroe fue Risita Quintero con 31 puntos. El Vedado Tennis que se enfrentó al Cubanaleco pudo lograr la victoria por 4 puntos, 46×42. Felipe como siempre fue el mejor anotador con 7 canastas y 6 fauls para 20 puntos seguido por Rogelio Andino con 12. 

Quedando el Biltmore en Primer Lugar, Vedado Tennis en Segundo, Atlético de Cuba en Tercero y el Cubanaleco en Cuarto.

Me atrevería a plantear que, entre las cosas a destacar en Cuba durante el año 1952, por supuesto está el golpe de estado de Batista el 10 de marzo, pero tenemos que incluir el tremendo juego de Felipe de las Pozas con el Cubanaleco.

En el Diario de la Marina del sábado 10 de enero de 1953, en la página 19, Manín Guzmán está planteando que hasta ese momento no se había escogido el mejor basquetbolista de 1952, en forma jocosa habla que el premio Oscar tiene que estar entre estos cinco: Felipe de las Pozas, Fabio Ruiz, Mario Quintero, Fico López y Armando Estrada.

En agosto de 1953 hubo un torneo internacional de básquetbol en Guatemala, Cuba llevó su equipo masculino y femenino. Felipe a pesar de haber anotado 21 puntos no pudo encestar su último tiro libre que hubiera empatado el partido y lograr un tiempo extra. El equipo dirigido por Horacio “Manín” Guzmán perdió por un punto 52 x 53 contra el quinteto de Guatemala. 

Las muchachas cubanas sufrieron un acoso de varios espectadores, deslumbrados por la belleza de las antillanas que se tiraban al terreno de juego para tocarlas. Hubo que poner hasta una malla protectora que ni siguiera logró su objetivo. Finalmente se formó un altercado con los jugadores cubanos en defensa de sus compañeras y dos cubanos exiliados que tuvieron que tirar tiros al aire las muchachas tuvieron que salir por la puerta de atrás y escoltadas. Al otro día llegó de Cuba un avión para llevárselas. A partir de ese momento la gira se suspendió.

Felipe jugó contra el equipo Nacional de China y contra el equipo Nacional de Filipinas en 1954.

En los II Juegos Panamericanos de México 1955, Cuba llevó 67 atletas, 62 hombres y 5 mujeres.

En el baloncesto ganaron 1 y perdieron 4. El lunes 14 de marzo perdieron contra México 74 x 89.

El miércoles 16 le ganaron a Venezuela 86 x 69, aquí Felipe logró 6 canastas y 3 fauls para 15 puntos. Eduardo “Eddy” Camejo con 12 canastas y 24 puntos. El viernes 18 de marzo, perdieron contra Brasil 69 x 95, Felipe encestó 4 y 6 fauls para 14 puntos. José Ramón Reyes 8 canastas, 5 fauls para 21 puntos. El lunes 21 de marzo derrotados por los EE.UU. 56 x 84 y Felipe 3 canastas y 4 fauls para 10 puntos, Eduardo Camejo 4 y 5 para 13 puntos. El quinto y último fue contra Argentina el jueves 24 de marzo y perdieron 50 x 66.

La corredora cubana Bertha Díaz logró una medalla de Oro y una nueva marca Panamericana al correr los 60 metros planos en 7.5 segundos. Cuba logró 19 medallas (1 Oro, 10 Plata, 8 Bronce) para quedar en el 9° lugar por países.

Felipe y Berta se casaron el domingo 25 de agosto de 1957, ya casi están llegando a los 67 años de feliz unión. Su hijo Felipe trabaja desde 1986 para el U.S. Coast Guard como un ingeniero civil experimentado con un historial demostrado de trabajo en la industria militar. Graduado de The Citadel, en Charleston en Carolina del Sur donde también jugó baloncesto de 1979 a 1983 con los Bulldogs, siendo 1982-83 su mejor temporada.

Su hija Zuleika también ingeniera, pero industrial y graduada en la Universidad de Miami. Los nietos de Felipe y Bertha se llaman Virginia y Felipe M. 

Los III Panamericanos de Chicago 1959, se celebraron entre el 27 de agosto y el 7 de septiembre. Participaron 24 países, 2,263 atletas en 18 deportes. La delegación cubana estuvo conformada por 143 atletas, de ellos 135 hombres y 8 mujeres, logrando un saldo de 10 medallas en total, 2 de Oro, 4 de Plata y 4 de Bronce, obteniendo el 8 lugar por países. Bertha Díaz volvió a ganar Oro e implantar nueva marca de 11.2 segundos en los 80 metros con vallas. El otro Oro fue del pesista en 67.5 Kg, Juan Torres.

El equipo de básquetbol estuvo formado por: Guido Aguilera, “Filete” Alfonso, R. Andino, Nelson Benedico, Eduardo Camejo, Felipe de las Pozas, Rafael de los Reyes, Javier Ferrer, Casimiro García, Alfredo Latour y William Mosley.

El primer juego el viernes 28 de agosto, Puerto Rico 103, Cuba 58, Felipe 2 Fauls= 2 puntos. 

El sábado 29 Brasil les ganó 87 x 48 en este juego Felipe 1 canasta=2 puntos, Rafael de los Reyes 10 canastas y 3 fauls para 23 puntos.

El lunes 31, EE.UU. ganaron 114 x 46, Rafael de los Reyes 8 canastas y 2 fauls para 18 puntos.

El martes 1 de septiembre México ganó 79 x 54 y Felipe 3 canastas y 3 fauls para 9 puntos, Rafael de los Reyes 6 canastas y 4 fauls para 16 puntos.

El viernes 4 de septiembre Canadá 74 y Cuba 51 y el sábado 5 se jugó el último juego y por fin Cuba pudo ganarle a El Salvador 76 x 75. Resultado final 1 Ganado y 5 Perdidos.

El arquitecto José Canavés Ugalde (1924-2012) constructor y codueño del Hotel Capri, casado con su prima, fue quien le consiguió su primer trabajo como Jefe de Almacén en Industrias Hormigón Cubano S.A. Una planta de Concreto u Hormigones Pre-Mezclados situada en Avenida Rancho Boyeros Km 2, que también fabricaban tubería de concreto para desagües o aguas negras. Luego lo trasladaron para ayudar a montar una nueva planta con una nueva tecnología que el ingeniero Ricardo Morales Zaldo había traído de los EE.UU. para fabricar tubos de hormigón y acero para conducir agua potable o regadíos. También situada en la Avenida Rancho Boyeros Km. 4. 

La producción estaba siendo vendida para el municipio de Marianao y para los nuevos Repartos en La Habana del Este. Allí Felipe era el superintendente, ocupándose de los trabajadores y del producto elaborado.

Durante todos estos años de estudio y luego de trabajo, Felipe siempre siguió jugando baloncesto primero en la Federación Atlética Intercolegial (presidida por el Dr. Julio Sanguily) con Los Maristas de la Víbora, luego con el Club Cubanaleco de La Unión Atlética de Amateur de Cuba, fundada el 22 de marzo de 1922 y era la encargada de organizar la práctica del deporte, promoviéndolo mediante las convocatorias a celebrar competencias y campeonatos entre las Ligas, Asociaciones y Clubes inscritos en la misma.

Finalmente, con el Atlético de Cuba hasta que fue disuelta la Unión Atlética Amateur al llegar la tormenta de 1959 y comenzó la DGD de Felipe Guerra Matos.

Desde un principio Felipe y Berta quisieron salir del país, cuando Felipe se lo comunicó a José Llanusa Gobel (1925-2007) el director del INDER, este le dijo que se olvidara que él no se iría. Lo enviaron a trabajar en un Plan Porcino en Bauta, aunque gracias a su amigo desde niño, el comandante Carlos Hernández pudo ir todos los días a dormir a su casa. 

Por fin, reclamados por unos primos ciudadanos americanos pudieron salir ellos cuatro junto a Julia Muñoz, la madre de Bertha y su hermana Miriam Gómez, hacia Miami por los Vuelos de La Libertad en 1971.

Al principio Felipe trabajó en la compañía Delant Construction, luego en Inter-American Transport Equipment Company de Diego Suárez, hasta retirarse en el año 2000.

Cuando le preguntaron a Felipe ¿a quienes considera los mejores basquetbolistas de Cuba?

Respondió así: “Tengo que aclarar que para mí hubo dos épocas, Fico López antes de entrar la modalidad del Jump-Shot y después de la misma, Eddy Camaejo, dos grandes atletas”.

¿Y tu mejor coach? “Manín Guzmán, no solo por sus enseñanzas, sino porque tenía la sicología adecuada para tratar a cada cual, y sabía sacarle el máximo de rendimiento a cada uno de sus atletas”.

Felipe de las Pozas estuvo al lado de grandes atletas del baloncesto, son muchos, pero entre ellos hay que recordar a Frank Lavernia, Fico López, Casimiro García, Bebo Faget, Ramón Wiltz, Eddy Camejo, Curri García Ordoñez, Mario Quintero, Alberto Escoto, los hermanos Agüero y Félix Guardiola. Entre los coaches, Raúl Canosa, René Oti, el Perro Sarasa, Livio Morales, Perico Cardoso, Pepe Rodríguez Knight, Emilio Arrechaderra y Manín Guzmán, el mejor de todos según Felipe reconoce. 

El día que Felipe de las Pozas fue exaltado al Salón de la Fama del Baloncesto Cubano estuvo acompañado por su esposa, hijo, hija y nietos, todos ellos muy orgullosos de ser familia de un inmortal del deporte cubano.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario