Fallece Olga Morgan, viuda del  ex comandante William Alexander Morgan

Written by Libre Online

23 de abril de 2024

Recientemente tuvimos la triste noticia del fallecimiento de una de las grandes luchadoras del II Frente Nacional del Escambray, Olga Morgan, viuda del ex comandante William Alexander Morgan, a quien en 1961 el régimen castrista le arrancó vilmente la vida en el paredón de fusilamiento de la tristemente célebre prisión de La Cabaña.

Luego del arresto de William, Olga no tardó en ser detenida y condenada a largos años de prisión en las tenebrosas ergástulas del régimen comunista de Cuba. 

A pesar del ensañamiento y los inhumanos tratos a que fue sometida, gracias a la fortaleza de espíritu Olga se consideró en todo momento libre, libre entre rejas, mucho más libre que sus carceleros. 

Su determinación a no aceptar imposiciones humillantes, ni disciplina alguna que atentara contra sus principios ideológicos y su dignidad, la llevaron a integrar el grupo de valerosas mujeres conocidas como Plantadas, donde permaneció durante todo el tiempo que duró su cautiverio.

Tras su liberación, luego de vencer irracionales obstáculos e inútiles condicionamientos de la tiranía, viajó al exilio. Ya en los Estados Unidos, Olga fijó su residencia en la ciudad de Toledo, Ohio. Pero ni los sufrimientos ni las adversidades durante su prolongado encierro lograron vencerla en su disposición de continuar luchando contra la tiranía impuesta por Fidel Castro. Y ese anhelo de entrega a la causa de la libertad de Cuba la llevó en breve tiempo a incorporarse a las filas de Alpha 66, donde militó hasta su lamentable muerte.

El fallecimiento de esta valiosa luchadora nos deja en Alpha 66 un vació irreparable y un profundo dolor, inevitable por la magnitud de tan sensible pérdida, no sólo por la grandeza de su sacrificio y lo hermoso de su historia, sino también por el entrañable cariño que por sus nobles acciones supo ganar entre sus amigos, sus hermanos de lucha y sus compañeras del Presidio Político Cubano.

Llegue a sus hijas Loreta y Olguita, al resto de su familia y a todos los que mucho la admiramos y quisimos nuestros más sentido pésame en estos duros momentos de su inevitable partida.

¡Descansa en paz, hermana del alma! ¡Dios le ofrezca una eternidad de maravillosos sueños a tu invencible espíritu!

Ernesto Díaz Rodríguez

Secretario General de Alpha 66

Temas similares…

Poemas de José Martí

Poemas de José Martí

El alma trémula y sola El alma trémula y sola  Padece al anochecer:  Hay baile; vamos a ver  La...

0 comentarios

Enviar un comentario