Exposiciones inmersivas: una nueva forma de educar

Written by Libre Online

23 de marzo de 2022

Las exposiciones temáticas que ofrecen experiencias interactivas y de inmersión en un ámbito generado por tecnologías digitales, son un vehículo de enseñanza y de desarrollo de las habilidades del siglo XXI, sumándose a la educación que reciben los niños en la escuela y el hogar, según los especialistas en este formato.

Por Pablo Gutman

Las experiencias inmersivas, aquellas que permiten sentirse inmerso o introducirse plenamente en un ambiente o una situación determinados, percibiéndolos con todos o la mayoría de los sentidos, son utilizadas cada vez más con fines educativos.

Este nuevo enfoque en la manera de trasmitir conocimientos a los niños y jóvenes y de desarrollar y perfeccionar sus facultades intelectuales, se está expandiendo gracias a las nuevas tecnologías digitales, capaces de generar una realidad virtual, cada vez más envolvente y cercana a la realidad física.

“Los más pequeños del hogar aprenden en la escuela y en casa, pero también pueden aprender en otros lugares, por ejemplo, mediante experiencias inmersivas y educativas que fomenten el aprendizaje y el desarrollo de las habilidades del siglo XXI”, señalan desde la firma especializada en espectáculos de gran formato Proactiv (https://proactiv.es).

Esta compañía es pionera en aplicar el enfoque inmersivo con fines didácticos, en las exposiciones que organiza y produce, como la muestra ‘Meet Vincent van  Gogh’ (MVvG) del Museo Van Gogh de Ámsterdam (Países Bajos) que está efectuando un recorrido por ciudades de todo el mundo.

Durante 2021 MVvG (https://meetvincent.com) se presentó en España, y está previsto que a lo largo de 2022 y 2023 distintas unidades de esta exposición internacional recorran ciudades de diferentes países de América y de Asia, según ha adelantado a EFE el equipo de comunicación de Proactiv.

UN APRENDIZAJE

ENRIQUECIDO DIGITALMENTE

“Los niños aprenden a absorber y procesar la información de diferentes modos. Y la tecnología digital desempeña un papel importante en su educación, aportando habilidades que van más allá de un programa formativo tradicional”, señalan.

En este contexto, los padres tienen la importante tarea de elegir las actividades extraescolares que fomenten en sus hijos aquellas habilidades fundamentales para impulsar el éxito personal y profesional, y que serán muy valoradas para el desarrollo de tecnologías y nuevos medios, y desenvolverse en un entorno con recursos más limitados, apuntan.

Señala que mediante estas tecnologías digitales se consigue crear un entorno en el que el visitante se sumerge por ejemplo en la vida, la obra y los ambientes de un determinado personaje que ha destacado en un área del arte o del conocimiento.

Hoy en día los niños y adultos tienen muchas fuentes de información, y el contenido educativo tiene que presentarse de una manera entretenida y aportar un valor añadido a la educación infantil en diferentes edades, y esto es lo que se busca conseguir en una exposición interactiva e inmersiva, según Renna.

Añade que una experiencia de este tipo puede fomentar valores fundamentales en la educación como la identidad, el desarrollo del talento, la amistad y la perseverancia.

EL ARTE Y EL ARTISTA VISTOS

DESDE DENTRO

El experto de Proactiv pone como ejemplo de esta tendencia educativa a Meet Vincent van Gogh (MvvG), en la que los estudiantes de ocho años en adelante descubren la historia de uno de los pintores más famosos de la historia y se embarcan en un viaje por la vida y obra del artista, utilizando la interacción práctica y digital, la investigación y el juego como métodos de aprendizaje.

En MvvG, los visitantes pueden investigar algunas pinturas de Van Gogh por medio de una pantalla digital interactiva y explorar cómo los rayos X ofrecen una visión única de su proceso pictórico, escaneando imágenes de los cuadros que revelan otras obras del pintor bajo las capas de pintura.

Además, pueden descubrir pistas sobre los tipos de herramientas y técnicas que utilizaba este artista excepcional al explorar la experimentación que efectuaba Van Gogh con la teoría del color mediante el uso de colores contrastados y complementarios.

También aprenden sobre la perspectiva de la misma forma que lo hizo el pintor en su día mediante una actividad con reproducciones de marcos, donde se invita a los visitantes a sentarse unos minutos y aprender a colocar los distintos elementos de un cuadro sobre el lienzo, según Renna.

Otras experiencias educativas disponibles para los visitantes consisten en el uso de un microscopio para ver de cerca los trazos de las pinceladas de algunos de los cuadros más conocidos de Van Gogh. Incluso se puede tener la sensación de tocar los cuadros, ya que en la muestra se exponen reproducciones en 3D de las obras originales.

A lo largo de la experiencia inmersiva, una serie de estaciones y exposiciones relacionan la historia, la vida y la obra de Vincent van Gogh, con principios científicos o naturales, al posibilitar que los visitantes exploren e investiguen la práctica artística del pintor mediante técnicas científicas.

En la exposición el visitante se sumerge en la mente del artista, a través de la recreación de los lugares más impactantes de su carrera creativa y de la narración en primera persona del propio Vincent, mediante reproducciones físicas, video mappings, proyecciones y pantallas interactivas, que «crean un ambiente y ofrecen información y contenido educativo”, según Renna.

MVvG es una experiencia educativa que combina lo vivencial y lo formativo, y es un complemento perfecto de aquellos programas educativos que contemplan la enseñanza a los alumnos de conocimientos tecnológicos y el desarrollo de habilidades interpersonales y socioemocionales, los cuales están impulsando cada vez más países, según Proactiv.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish