Europa: diez países en diez castillos

Written by Libre Online

8 de agosto de 2023

Por: Rubén D. Álvarez

Contemplar un castillo, un palacio o una fortaleza antigua, cuando están bien conservados, siempre es un auténtico placer que traslada nuestra imaginación a épocas pasadas con caballeros, princesas y sus congéneres negativos. 

Existe una parte del mundo que tiene cientos de construcciones de este tipo—“lugares fuertes, cercados de murallas, baluartes, fosos y otras fortificaciones”, según los describen las enciclopedias— y esa parte del mundo es el Viejo Continente. 

A continuación, describimos los aspectos más llamativos de una decena de castillos europeos, cada uno localizado en un país diferente, entre los seleccionados como “castillos más deslumbrantes de Europa”, por los usuarios del buscador en línea de vuelos y hoteles Jetcost (www.jetcost.es). 

1.- ESLOVAQUIA Y SU CASTILLO DE BOJNICE

Situado en plena Europa Central, Eslovaquia forma parte de la Unión Europea y linda al norte con Polonia, al este con Ucrania, al sur con Hungría, al oeste con Austria y al noroeste con la República Checa. 

Pequeño país de poco más de cinco millones de habitantes posee muchas bellezas naturales y otras debidas a la mano humana, como su impresionante castillo de Bojnice, que está ubicado encima de un enorme montículo de mármol travertino, donde varias familias poderosas de Hungría lo tuvieron como su mansión.

Desde el siglo XI, que son sus orígenes, hasta ahora, ha pasado por varias remodelaciones, las últimas en el siglo XIX. Con un paisaje alrededor bellísimo, cuenta hasta con una cueva con goteo de agua que corre por debajo del castillo. 

2.- ESPAÑA Y EL PALACIO-CASTILLO DE LA ALHAMBRA.  EN GRANADA

En el caso del conjunto histórico monumental de la Alhambra, en la ciudad española de Granada, en Andalucía, al sur del país, es difícil definir si se trata de un castillo o un palacio. 

Fue concebido entre los siglos IX-XII como una zona militar, pero también fue un fortín, un palacio nazarí y una medina, todo a la vez, hasta que los Reyes Católicos lo reconquistaron a los árabes en 1492. 

Algunos de sus elementos más destacados y que no hay que perderse en una visita, son la Alcazaba, los Palacios Reales, los jardines del Generalife, el Cuarto Dorado, la Sala de Comares, el palacio renacentista de Carlos V y el Patio de los Leones.

3.- REINO UNIDO Y SU CASTILLO ESCOCÉS DE EDIMBURGO

Galardonado con los máximos honores en los premios British Travel Awards y clasificado como la atracción turística de pago Nº 1 en Escocia (Reino Unido), el castillo de la ciudad de Edimburgo, a más de 600 kilómetros al norte de Londres, tiene una historia tan compleja como macabra. 

Citado en ocasiones como el lugar en que se inspiró Shakespeare para imaginar la historia de Macbeth, la fortificación alberga el mayor número de avistamientos de fantasmas hasta la fecha, que componen una atracción en sí misma. 

Sus piedras originales se remontan a la Edad del Hierro y se conoce que fue erigido como bastión defensivo para los celtas ya en el año 638. Varios cientos de años después, fue reconstruida como residencia de María, Reina de Escocia, hasta su exilio en Inglaterra.

4.- FRANCIA, EL CASTILLO DE CHAMBORD Y “LA BELLA Y LA BESTIA”

Uno de los castillos más afamados en la ribera del río Loira de Francia es una monumental construcción que está rodeada de zonas boscosas que albergan muchas clases de aves, además de jabalíes y ciervos: un lugar que nos rememora otras épocas pasadas.

Fue mandado construir en el siglo XVI por el rey Francisco I pero sigue siendo un misterio a día de hoy quien fue el arquitecto que lo diseñó, aunque permanece la idea de que está inspirado en bocetos realizados por el gran Leonardo Da Vinci, que era un protegido de ese monarca. 

“En él se mezclan las estructuras clásicas renacentistas con las formas tradicionales medievales francesas”.

También indican que su diseño se embellece con las numerosas obras de arte que alberga y que “todo ello lo llevó a convertirse en la inspiración del castillo para la película “La Bella y la Bestia” de los Estudios Disney. 

5.- EL CONOCIDO COMO ‘CASTILLO DE DRÁCULA’ EN RUMANÍA

Situado cerca de la ciudad de Braşov, a unos 180 kilómetros al norte de la capital de Rumanía, Bucarest, en la región de Transilvania, el castillo de Bran es un monumento nacional y uno de los puntos turísticos de este país europeo.

Aunque se lo conoce popularmente como el castillo donde vivió Drácula, el mandatario rumano Vlad Țepeș, parece demostrado que el príncipe de Valaquia no vivió jamás en este lugar, sino que lo hizo en el castillo de Poenari, que está prácticamente en ruinas.

“Construido entre 1377 y 1388, el castillo es un importante monumento nacional rumano que sirvió como inspiración al afamado escritor Bram Stoker para la creación de una de las novelas más populares de todos los tiempos, ‘Drácula’”, aclaran desde bucarest.es.

Está cerca también de la región de Valaquia y parece que, en origen fue un baluarte de los Caballeros Teutónicos que lo erigieron en madera, destinado a detener el tráfico en la entrada del paso de montaña, que en ese momento era muy utilizado por los comerciantes.

6.- ALEMANIA Y EL CASTILLO “DE DISNEY”, NEUSCHWANSTEIN 

“Nuevo Cisne de Piedra”, este es el significado en alemán del nombre de este imponente castillo de Neuschwanstein, ubicado en la zona sur de Alemania, en el Estado de Baviera, que fue construido hace “poco”, en el año 1869. 

La historia del castillo la contaba el propio Luis II, rey de Baviera, quien lo habitó hasta su muerte en 1886, en una misiva al músico Richard Wagner: “Tengo la intención de hacer reconstruir la vieja ruina del castillo de Hohenschwangau en el desfiladero del Pöllat al estilo auténtico de los antiguos castillos alemanes, y tengo que confesarle que me alegra mucho poder llegar a habitar allí algún día”, según indican desde neuschwanstein.de.

Está equipado con electricidad y fontanería (plomería) de última generación, así como calefacción central a vapor y tuvo entre sus paredes el primer teléfono móvil de la historia, que solo tenía una distancia de contacto de seis metros. 

7.- ESLOVENIA Y SU JOYA, EL CASTILLO DE PREDJAMA

La República de Eslovenia, también perteneciente a la Comunidad Europea, en pleno centro de Europa, tiene fronteras con Croacia, Hungría, Austria e Italia, teniendo salida al mar Adriático, y una población de poco más de dos millones de habitantes 

Su capital y ciudad más poblada es Liubliana, que está a poco más de 60 kilómetros al noreste del castillo de Predjama, que está encaramado en lo alto de un acantilado imponente y ha sido incluido en el Libro Guinness de los Récords, como el castillo-cueva más grande del mundo. 

“La combinación entre lo natural y lo artificial, el trabajo del ser humano y de la creatividad de la naturaleza crean la joya de la ingeniosidad medieval. Este castillo es el testigo de la época en la que la comodidad fue sustituida por la seguridad y en la que el sonido de las armas muchas veces sonó más fuerte que las canciones de los trovadores”, señalan desde postojnska-jama.eu.

8.- MIRAMARE, EL CASTILLO DE ITALIA QUE MIRA AL MAR 

La construcción del castillo de Miramare, en Italia, fue encargada por el archiduque Fernando Maximiliano de Habsburgo en la segunda mitad del siglo XIX como residencia para él y su esposa, Charlotte de Bélgica. 

Rodeado por un parque botánico, con impresionantes vistas panorámicas gracias a su posición sobre un acantilado con vistas al Golfo de Trieste, el castillo es una deliciosa combinación de estilos medieval, renacentista y gótico.

Una de las anécdotas que guarda este castillo es que hasta aquí llegó una delegación de México para solicitar al archiduque de la Casa de los Habsburgo que se convirtiera en el monarca de este país, quien así lo hizo declarando, el 10 de abril de 1864, que aceptaba la corona imperial, convirtiéndose en Emperador de México, según rezan las crónicas políticas.

9.- LITUANIA Y SU GEMA, EL CASTILLO DE TRAKAI

Ubicado en un idílico paisaje en la isla de Trakai, el castillo de Trakai conforma una pintoresca estructura del siglo XIV perteneciente a los mandatarios del Gran Ducado de Lituania y que se disfrutó como residencia de verano. 

En la actualidad, el baluarte consta de dos partes: el castillo original, muy pequeño, situado a un lado del lago, y el segundo, erigido en siglos posteriores, ubicado en medio de las aguas.

Citado por los entusiastas de la arquitectura como una verdadera encarnación del estilo gótico, esta construcción ofrecía una serie de galerías de madera, paneles de vidrieras, murales y pasadizos secretos, que los visitantes pueden ver en el museo oficial del castillo.

10.- EL CASTILLO KRONBORG, “HOGAR” DE `HAMLET´ EN DINAMARCA.

Ubicado en la ciudad de Elsinor, a tan solo 40 kilómetros al norte de la capital de Dinamarca, Copenhague, el castillo y su localización es el punto de referencia de la región del norte de la isla de Zelanda.

“El edificio, que domina toda la línea de costa alrededor de la ciudad, es uno de los castillos renacentistas más importantes del norte de Europa al que William Shakespeare le dio fama mundial cuando decidió utilizarlo como escenario de su obra `Hamlet´”, precisan desde copenhague.info. 

En 1429, el entonces rey Erik de Dinamarca, Suecia y Noruega, estableció un impuesto marítimo para los barcos que quisieran pasar a través del estrecho entre Suecia y Dinamarca a otras zonas del Báltico y desde aquí dominaron la zona.

Con el paso de los años, Kronborg se convirtió en un punto defensivo importantísimo y ha jugado un papel muy importante en algunas de las guerras que Dinamarca ha mantenido a lo largo de su historia y además está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Temas similares…

UN MILAGRO SOBRE EL MAR

UN MILAGRO SOBRE EL MAR

Por José D. Cablí (1937) Key West se vistió de júbilo para conmemorar la realización de uno de los acontecimientos...

0 comentarios

Enviar un comentario