ESPAÑA: UNA HERIDA QUE NO DEJA DE SANGRAR

Written by Roberto Cazorla

23 de febrero de 2022

Vive con miedo. De haber sido Madrid “la ciudad en la que nunca se dormía”, hoy es un cementerio por el que deambulan los dueños de la noche, bandas asesinas “Dominican Don’t Play”, “Los Ñetas”, “Loss  Trinitarios””, etc. Todas las letrinas

rebosantes de heces fecales de Latinoamérica

fueron vaciadas sobre España en la que jamás había existido

semejante fenómeno. La justicia funcionaba. El que la hacía la

pagaba. Semanalmente hay varios asesinados por dichas bandas.

La historia bélica de España es una de las más tristes de Europa. Desde que Dios la “puso” en el mundo, ha podido disfrutar de la paz que se merecía. No vamos a retroceder a los acontecimientos que tuvo que soportar siglos atrás, incluso por haber sido “el Imperio en el que nunca se ponía el sol”, sigue haciéndole cosquillas a personajillos como al borrachín presidente de México López Obrador que, teniendo apellidos netamente españoles, se llena la boca hablando M., condenando a lo que fue el “bien amado” imperio español que, lo he dicho miles de veces, “nos bajaron de la mata, nos cortaron el rabo y nos enseñaron el idioma más bello”. A pesar de los siglos siguen surgiendo piojosos como el bebedor de tequila.

La sangre derramada por los españoles durante la Guerra Civil, monstruosidad creada por los comunistas del asesino Frente Popular, II República, no ha sido suficiente. Los únicos años que desde entonces ha existido paz fue durante los 39 de “dictablanda” del Franco, y los 8 años de José María Aznar, Partido Popular, la derecha de entonces que tenía dignidad. Respetaba a la patria. Hoy, los de dicho partido son iguales que los socialistas-comunistas, tienen el mismo propósito: destruir al país, convirtiéndolo en una herida que no deja de sangrar.

Desde que irrumpió la vomitiva democracia implantada por socialistas-comunistas, desde aquel fatídico día en que el mal nacido José Luis Rodríguez Zapatero se le ocurrió lanzar la frase: “¡Papeles para todos!”, refiriéndose a que se legalizara a la chusma, a la jauría de indios putumayos y del resto de la Europa del Este, como los rumanos, considerados la raza más maligna y cruenta del viejo continente. A partir de entonces España inició su época en la que no ha dejado de “sangrar por su herida”. Primero vivió aterrada por la banda terrorista ETA, la más sanguinaria de Europa, asesinó a más de 1,500 españoles, entre ellos decenas de niños, porque ponían bombas en los colegios. Esa banda, para cesar en sus crímenes, le hizo oferta a la “pajarita” Mariano Rajoy, y éste las aceptó yéndose en los pantalones. Dejaron de matar, pero Rajoy le ofreció las ventajas, incluso de convertirse en un partido político denominado “Bildu”. Pedro Sánchez le puso una moción de censura a Rajoy saliendo triunfador con el apoyo del citado partido, y dos o tres más comunistas recalcitrantes. Todo ello ha convertido a España en una casa de prostitutas; está considerado, políticamente, el “bayú” más grande del continente. En ella se respira la corrupción, los delitos impunes, la falta de justicia, lo que ha dado paso a que la ciudadanía lleve el miedo en el cuerpo. Los comunistas han descuartizado a España de tal forma, que nunca, jamás, volverá a parecerse a la que fue.

CAMPEAN POR LA LIBRE

Desde hace dos décadas, ha sido invadida por bandas latinas asesinas de esa parte de América que debió arder el día que apareció el monstruo Fidel Castro.

La gente tiene miedo salir a la calle en determinadas horas. De haber sido Madrid “la ciudad en la que nunca se dormía”, hoy es un cementerio por el que se pasean los dueños de la noche, miembros de las bandas asesinas “Dominican Don’t Play”, “Los Ñetas”, “Los Trinitarios””, etc. Todas las letrinas rebosantes de heces fecales de Latinoamérica fueron vaciadas sobre España en la que jamás había existido semejante fenómeno, porque la justicia funcionada. El que la hacía la pagaba. El país vive aterrorizado. Todas las semanas hay varios asesinados, víctimas de dichas bandas.

La semana pasada, en plena Plaza de Atocha, corazón de la ciudad, hubo un enfrentamiento entre “Dominican…” y “Los Trinitarios” resultando muerto el joven Jaime Guerrero de 15 años. Fue rajado en dos trozos por miembros de la banda rival con un machee de 70 centímetros. Tras el accidente, se descubrió que el asesinado también llevaba un machete escondido en su ropa, como también ha salido a la luz que, con 15 años, se le había escapado a “Tamakún por debajo del turbante”, que era de armas tomar. Contaba con varias detenciones por robo con violencia. ¿De qué material está hecha esa manada de adolescentes que llevan el diablo por dentro? ¿Por qué cuando Zapatero dijo “Papeles para todos”, ¿no le cayó encima una centella y lo hizo ceniza? Ese mismo fin de semana, en el barrio de Móstoles fueron asesinado otros dos jóvenes. Ello ocurre todos los fines de semana, a través de toda la geografía española.

“Nos preocupa mucho. Están aumentando sus actuaciones, sobre todo se ha producido un crecimiento de la actividad”, explica la Policía. Esta misma fuente asegura que “ese incremento de las agresiones es bastante notable y en los últimos tiempos es mucho más frecuente el uso de armas blancas, como machetes, cuchillos o navajas. Es habitual todas las noches intervenir este tipo de efectos”.

NIÑOS ASESINOS

Como la mayoría de los asesinos son menores de edad, campean por la libre porque saben que existen leyes que les favorece y, el mayor castigo sería de 5 a 8 meses en un reformatorio, salen inmunes. También se ha puesto de “moda” entre las madres y padres asesinan a sus hijos. Hace unos días en Elche (Alicante, España) un niño de 15 años, asesinó a sus padres y a su hermano de 8 años. Los mantuvo muertos en la casa 3 días, mientras, hacía una vida normal, pero en la habitación contigua permanecían los cadáveres despidiendo el lógico olor de la muerte. Nunca había demostrado señales de desvío mental, puesto que iba al colegio proyectándose con toda normalidad. No ha demostrado arrepentimiento, y afirmó que lo había hecho porque su madre le habían regañado por haber suspendido 5 asignaturas y le habían prohibido usar la computadora. Esta vorágine de asesinatos entre bandas latina, mafias de todos los colores, y enloquecer lentamente a la población es obra de los comunistas porque, cuanto más podrida este la sociedad, serán ellos los “bien allegados” y salvadores de la patria. Puro montaje.

La violencia nocturna produce pánico. Cuando hay una reyerta, son los policías los que tienen que salir echando un pie. Aquellas pipas de agua que se usaban contra los grupos de aberrados, que los hacía desaparecer a la velocidad de un relámpago, están prohibidas. Y es que tenemos un desgobierno tan buenazo, tan humano que evita que funcionen las leyes. España es un realengo. Los atracos, secuestros, asaltos a comercios, etc., están a la orden del día. Ah…, pero cuando vivía Franco, si había uno que se le ocurriera hacer una de estas guarradas, recibía su merecido hasta el punto de que desaparecía del “mapamundi”. No hay ley más fidedigna que “La Ley del Talión”. Ojo por ojo y diente por diente. No se puede ser de otra forma porque, si el resto de mundo (creo que sí) está sufriendo lo de España “agarra y vámonos.”

Y tenemos la desdicha de que no contar con un Ejército con un par de C. que intente arrancarle a España de los cancerígenos tentáculos que son los comunistas, merecedores del peor de todos los males.

(P.D.: Cuando termino de escribir esta “Espuela”, oigo la noticia de que un niño de 12 años, apuñaleó por la espalda a su profesor de inglés, que se encuentra grave en un hospital de Murcia).

Temas similares…

JAN Y CUJE

Por Roberto Luque Escalona *En las dos últimas décadas del siglo XIX surgieron las dos primeras repúblicas en el Nuevo...

0 comentarios

Enviar un comentario