ESPAÑA: ¿DEMOCRACIA, LIBERTINAJE O SODOMA Y GOMORRA?

Written by Roberto Cazorla

30 de junio de 2021

Desde que irrumpió la “democracia”, lo hizo floja de piernas; el primer presidente Adolfo Suárez, le dio luz verde al partido comunista y trajo del exilio a asesinos de lesa humanidad como Santiago Carrillo, Dolores Ibárruri (“La Pasionaria”), Rafael Alberti, etc.

El que haya conocido a España antes de 1975, y la visita hoy, seguro que sufrirá un infarto. Y es que los españoles no estaban ni están preparados para actuar bajo el cielo de una verdadera democracia. Y, por supuesto, los latinoamericanos, heredamos de ellos tan lamentable defecto.

La gente latina en general, se cree que la vida es puro relajo, bailoteo, borrachera, y el total desparpajo tan característico en nuestra “raza”. (Ojo: no hay regla sin excepción). Por eso necesitamos que nos dirijan (no que nos esclavicen); necesitamos tener una batuta que nos enseñe la bella melodía que acompaña a la verdadera democracia y, sin duda, a meternos en la “chirimoya” que tenemos que amar los signos patrióticos que nos representan.

No lo que ocurre bajo la “gangrenosa” democracia española, que están prohibido desde el himno nacional, enarbolar la bandera, quitarles todos los nombres a las calles porque los comunistas dicen que eran franquistas, y se prohíbe hablar el castellano en la mayoría de las comunidades, entre ellas Cataluña, Galicia, Mallorca, Valencia, Vascongada, etc. La obligación es expresarse en sus lenguas regionales que, cuando se les oye, tenemos que taparnos los oídos porque son tan abruptas que nos pueden romper los tímpanos.

Aparte de la década de los 50 que viví en mi Cuba pre comunista, los mejores y más felices años de mi exilio, fueron desde 1963 hasta 1975, en que falleció Francisco Franco.

La España de entonces, era un remanso de paz, de humanidad, respeto al semejante y, sobre todo, cada ciudadano presumía de ser español.

Los que sostienen que Franco era un dictador, quizá tengan razón, pero lo era contra el que fuera comunista e intentara colaborar a que España se convirtiera en otro satélite de la ex Unión Soviética.

Entonces, un comunista no podía ejercer toda la maldad y el cinismo que lleva en su interior. Y, si lo era, y se empeñaba en perturbar la paz que tantas vidas costó durante la Guerra Civil, tenía que desaparecer de la geografía española.

Tras haber vivido en mis propias carnes lo cruel y sanguinario que es el régimen comunista, yo, indiscutiblemente, habría hecho lo mismo que el generalísimo Franco, o quizás más. Repito: La gente latina, por naturaleza, necesitamos una “dictablanda”, que nos enseñe y nos civilice. Con el fin de serle útil a la sociedad.

“LA PASIONARIA”

Durante la vida de Franco, palabras como “droga”, “prostitución” en plena vía pública, insultos a los signos patrióticos, etc., ni pensarlo.

Hoy, este país, está a la cabeza de los más corruptos políticamente. Si profundizamos, se salvarían 4 o 5, entre ellos José María Aznar, Esperanza Aguirre y, actualmente, la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Paremos de contar. Desde que en España irrumpió la “democracia”, lo hizo floja de piernas, pues el primer presidente fue Adolfo Suárez que, lo menos que hizo, fue darle luz verde al partido comunista y traer del exilio a asesinos de lesa humanidad como Santiago Carrillo, Dolores Ibárruri (“La Pasionaria”), (la mujer más cruel que haya nacido en España), Rafael Alberti, etc. A todos, lo ubicó en el Congreso de los Diputados con suculentos sueldos. Hacían el ridículo, pues se pasaban el tiempo dormidos.

Eran más que octogenarios, pero quemadísimos por la mala conciencia que los había inundado toda su vida.

La “democracia” “tísica” española, nos trajo decenas de mafias de todos los colores, rusa, colombiana, rumana, etc. También las “famosas” y asesinas bandas latinas como los “Dominican Don’t Play”, “Los Trinitarios, “Los Ñetas”, etc. Éstos tienen a los principales barrios de Madrid y resto de ciudades hundidos en el pánico.

En dichas bandas hay niños asesinos hasta de 12 y 14 años. Cometen todo tipo de fechorías abusando de que son menores y, como las leyes españolas son tan “buenistas”, ¿aquí no pasa ni C.!

En la “bendita” democracia se han creado leyes tan bárbaras, que ni en el salvaje Oeste americano del siglo XVIII. Una de ellas consiste en que, si usted se va de vacaciones dejando su casa bien cerrada, al día siguiente un mal nacidos, le rompe las cerraduras y se posesiona de su hogar, que con tanto sacrificio usted ha pagado o está pagando. A los intrusos les llaman “okupas”.

Pero fijémonos hasta qué punto es de asquerosa y pérfida la democracia española, que, por ley, a esa familia que le ha invadido su casa, usted no puede echarlos, y tiene que seguir pagando la luz y el agua, así como la contribución normal. Si llega a tenerla de nuevo, ocurre a los 3, 4 o 5 años y, cuando sucede, hasta la taza del servicio se la han arrancado. La“mojonera” democracia española, ampara a esa gentuza y delincuentes que, la mayoría son inmigrantes ilegales.

“LA MILLA DE ORO”

Jamás pensé que los españoles tuvieran miedo salir a la calle.

Antes de 1975, el que se atreviera a violar o abusar de una mujer que fuera a su trabajo a cualquier hora de la madrugada, se le caía el pelo.

Hoy la gente vive con pánico, procura no lucir ninguna joya con un valor medio, pues si se encuentra en la parada de autobuses, le pasa por el lado un niñato delincuente en bicicleta y, de un tirón le arranca la cadena, o la cartera con lo que tenga.

Eso está a la orden del día. En cada ciudad española, existen bandas de mujeres rumanas dedicadas a robar en los Metros. Han sembrado el terror. Si detienen a alguna, la sueltan al día siguiente. No hay castigo, no hay vergüenza, tampoco se tiene madre.

Los asaltos a personas mayores ya es una costumbre. Lo hacen haciéndose pasar por empleados del acueducto, de la Compañía de Electricidad, etc., y cuando los ancianos les abren la puerta los golpean y les roban hasta el aliento. España ya es una “provincia” africana, pues los miles de africanos llegan diariamente en lanchas, que son manipulados por diferentes ONG mafiosas.

Un negocio que les deja muchos miles de euros. El desgobierno español, a cada africano a los pocos meses le concede la ciudadanía con el fin de obtener sus votos cuando se celebren elecciones, y una paga mensual de 800 euros.

Existen miles de ancianas viudas españolas que reciben 300 euros al mes. Es tanta la desvergüenza y la corrupción política, que no sabemos si vivimos en democracia, libertinaje o en Sodoma y Gomorra. Los atracos a los comercios ocurren varios incluso de día, preferentemente en lo que llaman “La Milla de Oro”, (Barrio de Salamanca), donde están las joyerías y tiendas de todo tipo de mercancía y más caras. Existen varias bandas que le llaman “Lucineros”, que consiste en embestir una vidriera con un carro y penetrar hasta el fondo, cargando con todo lo que les quepa en el auto.

Ese estilo de robo, incluso en pleno día, tiene a los comerciantes en un sobresalto constante, al borde de la ruina. La inseguridad se palpa y, la única esperanza que nos queda, es que, dentro de dos años que haya elecciones generales, tome el poder el único partido que, hasta ahora, tiene vergüenza y madre: “VOX”, presidido por Santiago Abascal. 

Temas similares…

LA GRATITUD

El jueves 28, estuvimos celebrando el Día de Acción de Gracias, 233 años después que el primer mandatario en la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish