ESPAÑA: ¡CÓMO LOS COMUNISTAS EJERCEN DE AVES CARROÑERAS!

Written by Roberto Cazorla

18 de agosto de 2021

Aunque la pandemia se aniquile, la vida social ya no será la misma. Los comunistas siguiendo a los chinos, están logrando darle el aguijonazo a todo lo que sea religión, simbolismo, tradición, etc. Los españoles están a punto de convertirse en un rebaño, exacto al pueblo cubano.

Volver a vivir en carne propia algo tan pérfido como el comunismo, a los cubanos que fuimos testigos de la llegada de aquella manada de asesinos encabezada por el sátrapa Fidel Castro, precisamente cuando la isla en la década de los 50 estaba más adelantada que España, la mayoría del pueblo recibió al terrorista dándole la bienvenida poniendo en cada puerta un cartel que decía: “¡Fidel esta es tu casa!”. Fue ahí cuando “mi” pueblo patinó convirtiéndose en un animal analfabeto políticamente. Desde que Fidel y su banda de criminales irrumpió en Sierra Maestra, quien escribe supo que era tremendo comunista, lo mismo que la pandilla sanguinaria que lo seguían como perros falderos.

Desgraciadamente (de no existir un milagro), España, que, tras la muerte de Franco, se convirtió en la cueva de corruptos más gigantesca de Europa, ya comenzó a ser pasto del comunismo que ejerce de ave carroñera. Cubanos exiliados, recordemos cuándo y cómo el dictador Castro inició sus “comelata” con sus cómplices, introduciéndole al pueblo las prohibiciones de todo lo que representara tradicional. Uno de los festejos más populares y que con tanto respeto recuerdo, era la “Fiesta de la Candelaria”, patrona de mi pueblo natal, Ceiba Mocha. Duraba desde el 31 de enero hasta el 3 de febrero. Ello representaba una bomba de alegría y de emociones que no teníamos durante el resto del año. Dicha fiesta, igual que todas las que se celebraban en el resto de la isla, fueron desapareciendo. Las iglesias comenzaron a derruirse y la fe católica fue consumiéndose hasta que la dictadura logró que surgieran dos o tres generaciones, a las cuales el cristianismo les importaba una nimiedad. Entonces volvieron, con lentitud, a permitir algunos festejos siempre con tinte político, pero convencidos de que, a la iglesia, solamente entrarían los ancianos que, al desgobierno no le decía“ni fue ni fa”. Lo importante era que los jóvenes crecieran ateos y sin creer ni en la madre que los parió.

“LOS SANFERMINES”

En España, el desgobierno socialista-comunista, lo está haciendo igual que en Cuba. El que niegue que el “corona virus” fue creado por los chinos con el propósito de cargarse algunos millones de ellos mismos, y a la vez a Occidente, es que se chupa el dedo pulgar como los tontos del C. y de la cabeza. Pedro Sánchez, el mayor mentiroso que haya nacido en el viejo continente, se está aprovechando de la pandemia lanzada por los chinos, para hundir todo lo que representa las tradiciones. Desde el pasado-reciente 7 de julio, en toda España se ha prendido una mecha que no sabemos cuándo se va a apagar… Ese día se iniciaba una de las fiestas más grandioso y famosas en casi todo el mundo: “Los Sanfermines”, donde una de sus atracciones era que miles de personas de todas las nacionalidades, corrían delante de una manada de toros bravos hasta la entrada de la Plaza, en la que se iniciaban las corridas. Hace dos años que no se celebra. Los navarros están que se suben por las paredes, pues además de ser una fiesta milenaria, a nivel económico dejaba muchos millones de europeos en la ciudad de Pamplona.

Ya no se celebran las típicas verbenas como la de “La Paloma”, no sale a la calle una procesión, a no ser que se cargue en hombros las imágenes de Lenin, Stalin, Largo Caballero, Dolores Ibárruri, Santiago Carrillo, etc. Entonces sí habría festividades. Las aves carroñeras que son aquellas especies rapaces, y que se alimentan de los cadáveres de todo tipo de animal; los buitres forman parte de esa especie, entre ellos los conocidos como “Quebrantahuesos”. Es el más vivo retrato de un comunista; se han posado en la paz y seguridad de las que presumía España, que se ha transformado en un país triste, mohoso, viudo de aquella alegría que la destacaba en el viejo continente y al que venían turistas de todo el continente. El desgobierno de Sánchez, todos los días nos despierta con una ley nueva, cada una más absurda y maliciosa, condimentada con odio, rencor y sed de venganza. Está anunciando que, para asistir a un restaurante, hay que llevar todo tipo de documento que acredite no tener el virus, claro, obedeciendo las órdenes del dictador chino. Madrid, de ser la ciudad que nunca dormía, actualmente, a las 10 de la noche, ya sus principales avenidas son un cementerio. Todo ello nos lleva a preguntar: ¿de qué material estamos hechos? No tenemos sangre, sino amenazas flagelándose en nuestros glóbulos. Nos han encerrado en un laboratorio donde nos transformaron en marionetas, y nos han impuesto bozales sin pertenecer a la raza canina. Todo el mundo callado como prostitutas.

SINDICATO DE MÚSICOS

Lo triste es que nada de lo que sucede es casual, todo está preparado desde hace muchos años. El que niegue que hay una mano negra moviendo los hilos con los cuales nos están eliminando hasta la sonrisa, puesto que estamos amordazados por un virus que muchos aseguran es un invento a propósito. Puro negocio el cual produce muchos millones de euros. Ahora resulta que, en Cuba, isla piojosa y miserable desde aquel 1 de enero de 1959, han creado una vacuna. Vacuna que no pudieron inventar los especialistas más renombrados del planeta. ¿Hasta cuándo van a seguir manipulando a los pueblos? La sublevación pacífica iniciada en Cuba el pasado 11 de julio, ¿será el inició de una “revolución” con características humanas?

Aunque la pandemia se aniquile, la vida social ya no será la misma. Los comunistas siguiendo a los chinos, están logrando darle el aguijonazo a todo lo que sea religión, simbolismo, tradición, etc. Los españoles están a punto de convertirse en un rebaño, exacto al pueblo cubano.

Hoy he visto y oído en la televisión al presidente del Sindicato de Músicos de España, quejándose porque les han prohibido amenizar las fiestas de todos los pueblos. Son decenas de orquestas de la que no solo viven los músicos, sino otro tipo de gente, como técnicos de sonido, iluminación, etc. Y si algún país era millonario en fiestas patronales, ha sido España. Pues el desgobierno de Sánchez, tirando de la pandemia, se está cargando el país, y terminará como en Cuba, y los demás países bananeros en los que impera el menesteroso comunismo.

Por toda España se han cerrado miles de hoteles, restaurante, cafeterías, clubes, etc. El turismo “brilla por su ausencia”, cuando era una de las primeras “industrias” del país. Y eso ha sido y es el propósito de los chinos: J. a Occidente; y lo están consiguiendo. Ya en varias ciudades enarbolan la bandera Republicana (la comunista que tanta gente asesinó, culpable de que estallara la Guerra Civil) en varias ciudades y pueblos está prohibido la enseñanza en castellano, hay que hablar las jerigonzas vomitivas de los catalanes, valencianos, vascos, mallorquines, gallegos, etc. El que ponga una bandera en su balcón es apedreado; el que lleve una pulsera con los colores de la bandera, corre el riesgo de ser apaleado e incluso asesinado, como ya ocurrido varias veces. Esta es la España que comenzó a desmontar el mal nacido José Luis Rodríguez Zapatero, y a la que le dio el tiro de gracia Mariano Rajoy, alias“La Trotona de Pontevedra”.

No me canso de preguntar: ¿De qué pasta están hechos los españoles?

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish