¿ES NIETO DE MARTÍ EL QUE LLEGÓ DE ESPAÑA?

Written by Libre Online

29 de diciembre de 2021

Por Raúl G. Cabrales (1958)

El doctor Alfredo Vicente Martí no tiene más documento para probar su parentesco con el Apóstol que su parecido físico. Lizaso piensa que se daña la moral de Martí. Gonzalo de Quesada opina que humaniza la figura del libertador. Emilio Roig y José L. Franco lo creen un impostor.

La polémica ha quedado abierta entre los martianos. La mayoría afirma que el doctor Alfredo Vicente Martí es un impostor. Muchos biográfos del Apóstol han recibido la noticia con indignación. Y es que entienden que la revelación de un nuevo pasaje amoroso en la vida del Libertador, empequeñece su estatura moral.

De todos modos, aquí está el supuesto descendiente del Maestro. Lo ha dicho claro y en conferencia de prensa:

-Soy nieto de José Martí. Mi madre, María de la Concepción, era hija natural de Conchita Sáez, que fue amante del libertador de Cuba.

El doctor Vicente Martí no trae prueba alguna. Se ha referido a fechas, a posibles encuentros de Conchita con Martí en Europa y América, a que su madre nació en el año 1889 y a que su abuela falleció en 1894, cuando su madre sólo tenía cinco años, motivo por el cual tiene pocos detalles en torno a sus amores con el maestro.

Desde luego, ha prometido presentar pruebas documentales, pero mientras esos papeles no lleguen, la situación del médico es embarazosa.

Sobre él se ha desatado una tormenta. De todas partes llueven las protestas y las acusaciones. Desde los predios martianos más intransigentes, las diatribas han alcanzado hasta los periodistas que ofrecieron la noticia.

Desde luego, la postura correcta es investigar lo dicho por el doctor Alfredo Vicente Martí. La única prueba que ha traído, es la de su extraordinario parecido físico con el Libertador. Por el mundo deambulan muchos pícaros, y en este caso el supuesto nieto de Martí no trae un cartelito en la frente.

Entendemos, sin embargo, que debe tenerse en cuenta el hecho, de que llegó a Cuba con una carta para el doctor Mariano Sánchez Roca, ex-ministro de justicia de la República española. Sobre este extremo, el doctor Sánchez Roca declaró:

-Soy incapaz de afirmar que se trata de un nieto de José Martí. Lo presenté a la prensa por dos razones: primera, porque me impresionó su parecido físico con el Libertador y, segunda, porque me venía recomendado por un amigo residente en París, que es incapaz de recomendarme a un impostor.

El doctor Sánchez Roca, quien ha sido atacado por algunos intransigentes martianos, dió más razones:

-El doctor Vicente Martí me dijo además, que venía a Cuba a resolver cuestiones relacionadas con la herencia de su madre y desde el primer momento insistió en que no intentaba hacer uso de su parentesco con Martí, pues no quería que lo juzgaran como un  oportunista.

El debate está en marcha. El momento llegará en que todo se aclare. No queremos juzgar por nuestra parte la conducta del doctor Vicente Martí. Eso queda para otros. Mientras tanto, dejemos a los martianos que den su opinión sobre el caso Vicente Martí.

Gonzalo de Quesada

Lo localizamos en la Fragua Martiana. Después de explicarse el motivo de nuestra visita, sin mucho preámbulo nos dice:

-Como poseedor del archivo de Martí, legado por el Apóstol a mi padre, su discípulo predilecto, y como estudioso responsable de la vida y la obra del Maestro, puedo afirmarle que no he encontrado nada hasta el momento en el citado archivo, en otros papeles que poseo relacionados con Martí y en los recuerdos de las conversaciones con mis padres y demás personas allegadas al Libertador, referente al doctor Alfredo Vicente Martí, quien afirma ser nieto del Apóstol.

“Por otra parte, no tengo el gusto de conocer al doctor Vicente Martí, por haber estado ausente de la Fragua Martiana cuando la visitó el pasado día 30 de noviembre en compañía de su esposa”.

“Tendría mucho gusto en conocer al doctor Vicente Martí y estudiar, con más calma, los antecedentes que le hacen hacer afirmaciones en torno a su parentesco con el Maestro y que creo que ha hecho de buena fe, pues es muy probable deber, demostrar con pruebas fechacientes sus afirmaciones, que dada su importancia, no deben ni pueden hacerse semejantes declaraciones sin poder después probar lo que se dice.

No quiere inmiscuirse

El doctor Félix Lizaso, Director del Archivo Nacional y conocido biógrafo de Martí se negó a hacer declaraciones. En una conversación telefónica, el doctor Lizaso nos dijo:

-No quiero inmiscuirme en ese asunto. Para mí ese hombre es un impostor. Todo el mundo sabe en Cuba que yo opino y escribo sobre los aspectos que engrandecen a Martí. Un ejemplo de lo que digo, es que siendo amigo de María Mantilla jamás he dicho una palabra sobre ella.

El doctor Lizaso no podía ocultar su indignación sobre el acontecimiento:

-Ese hombre, si en realidad es nieto de Martí, ha hecho muy mal en publicar que su abuela sostuvo amores ilícitos con el Apóstol. Por otra parte, si es cierto lo que dice, que presente documentos, que traiga una certificación de nacimiento que demuestre que Martí inscribió a su madre como hija y que tiene derecho a llevar el apellido de Martí.

Y como quería acabar la conversación tan desagradable para él, el doctor Lizaso terminó diciendo:

-Por favor, no me inmiscuya en eso, que yo me reservo para opinar y escribir sobre las cuestiones que dignifiquen el nombre del Libertador.

Emilio Roig y José L. Franco

En el Museo Municipal logramos interrogar al doctor Emilio Roig de Leuchsenring y al señor José Luciano Franco, conocí dos historiadores y devotos de la obra de Martí.

En los primeros momentos el doctor Roig opuso resistencia. Creía que el caso no merecía opiniones de los martianos. Al fin, puesto de acuerdo con José Luciano Franco, ofreció las siguientes declaraciones:

-No hemos leído todavía lo publicado por la prensa sobre el doctor Alfredo Vicente Martí pero tratándose de que opinemos sobre ese asunto, se comprenderá que poco podemos decir sobre un señor que se dice nieto de José Martí y no ha presentado documento alguno.

“Lo primero que tiene que hacer ese señor es demostrar documentalmente el parentesco con el Apóstol, pues ya tenemos antecedentes, como en el caso del supuesto hijo de antonio Maceo, que se demostró que no era más que un engaño.

“Al mismo tiempo el caso del doctor Vicente Martí es lamentable, pues lo que si descubre en ese presunto parentesco con el Libertador, es que tiene muy mal concepto de la moral de su abuela.

José Luciano Franco hace otra aclaración:

-Recuerdo ahora que en su pueblo de la república de El Salvador hay un busto del supuesto hermano del Maestro, Hildebrando Martí, quien fue maestro en Guanabacoa y emigrado revolucionario y por la similitud de apellidos se hizo pasar por el hermano de José Martí.

El hijo de Manuel Mercado

Ernesto Mercado es ya anciano que cuenta 68 años. Hijo de Don Manuel Mercado, uno de los más entrañables amigos de José Martí, trabaja en la Fragua Martiana. El tuvo el privilegio de tratar al Maestro.

Él recibió al doctor Alfredo Vicente Martí el día que éste visitó el venerado rincón donde Martí sufriera los horrores del sistema carcelario español. Don Ernesto no quiere dar opinión, pero aclara al reportero:

-Yo atendía a ese señor el día que estuvo aquí. Cuando me dijo que era nieto de Martí me sorprendió y el único comentario que le hice fue que la voz se parecía mucho a la de José Martí.

En cuanto a la polémica, Mercado entiende que el doctor Vicente Martí debe presentar pruebas.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish