En Memoria. Dulce María de la Caridad Iglesias Vda. de MartÍnez

Written by Libre Online

5 de enero de 2022

  12 de septiembre de 1925, Sagua la Grande, Las Villas, Cuba

16 de octubre de 2021, Los Ángeles, California

Desde Los Angeles / Ca. Mario U. Tápanes

Misa conmemorativa

11 a.m., 27 de diciembre de 2021

 Padre Marcos González

St. Andrew Catholic Church

Pasadena, California

Dulce María, amada señora de nuestra comunidad cubana, falleció a los 96 años luego de una larga vida de dedicación a la enseñanza y a mantener viva la memoria y la historia de su lugar de nacimiento, Cuba.

Dulce fue la segunda de seis hijos: tres niñas y tres niños. Sus padres María de la Caridad Romero y Ramón Iglesias eran padres amorosos y muy trabajadores. 

Ellos decidieron dejar Sagua La Grande para que los niños continuaran sus estudios en La Habana. Dulce ingresó a la Universidad de La Habana y se doctoró en Pedagogía. Durante este tiempo, conoció a su futuro esposo, José Manuel Martínez Pinet. Se casaron y tuvieron dos hijas, Gladys y Yolanda. Tanto Gladys, la hija mayor (m. 2003), como Manolo (m. 2011), fallecieron antes que Dulce.

Dulce y Manolo fueron entre los primeros cubanos inmigrantes que se establecieron en California a principios de la década de 1960 después de fugarse de La Habana y del régimen de Fidel Castro y una breve estancia en la Florida. 

Sus dos hijas habían emigrado previamente, ellas formaron parte de la Operación Pedro Pan y estaban internadas en un colegio católico en San Antonio. Al final del año escolar en Texas se unieron a sus padres en Los Ángeles, así comenzaron su nueva vida en libertad.

Dulce y Manolo, al igual que tantos otros exiliados cubanos, trabajaron muy duro al llegar de la isla; de día como obreros de fábricas, y de noche ofreciendo tutorías, y a la vez aprendiendo inglés. Finalmente, surgió una oportunidad para formarse como maestros en este país.

En 1965 el Distrito Escolar de Los Ángeles inició, con Mount Saint Mary’s College, un programa especial de ESL (inglés como segundo idioma) con el fin de preparar a maestros y otros profesionales cubanos para recibir su credencial bilingüe. Esta oportunidad abrió las puertas a muchos cubanos, no solo en Los Ángeles, para aprender inglés y seguir estudiando y eventualmente obtener títulos superiores.

Dulce María fue una profesora dedicada. Con el tiempo, se convirtió en directora del programa de ESL en Berendo Middle School, donde tanto los estudiantes como los colegas la recuerdan con mucho amor. Se convirtió en una inspiración para muchos de sus alumnos, quienes reconocieron su fuerte deseo de que mejoraran sus calificaciones y tuvieran una mejor oportunidad en la vida. Su determinación era real, así como el amor que reflejaba en todos ellos. Algunos de sus estudiantes continuaron visitándola a lo largo de los años. Su gratitud fue palpable.

Dulce María fue una de las fundadoras de CATA, “Asociación de Maestros Cubano Americanos”, que continúa hoy ofreciendo becas a estudiantes de ascendencia cubana que planean continuar su educación a nivel universitario.  Dulce María también participó muy activamente en la Fundación Nacional Cubano Americanana (CANF), donde junto a su esposo Manolo, fueron    Directores, Coordinadores y Profesores del proyecto Misión Martí, en Los Angeles.

Dulce María Martínez es un ejemplo de una gran mujer.  Fue una mujer íntegra capaz de tomar decisiones con firmeza y valor, de tratar con todo tipo de personas mostrando simpatía, inteligencia y humanidad en cada conversación, y de ser fiel amiga, segunda madre y otra hermana a tantos como la conocieron. Sobre todo, se destacan su dedicación a su familia, a la educación, a su patria y a ayudar a que cada individuo se lograra plenamente.

¡Qué descanse en paz!.

Yolanda Robinson

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish