EN LA BAHÍA DE MATANZAS

25 de agosto de 2021

El 6 de julio de 1980 por orden directa del Partido Comunista, fue hundida a tiros en la Bahía de Matanzas, Cuba, frente al Río Canímar, una nave que llevaba niños  muchos de los cuales murieron. No hubo protestas internacionales por la masacre.

EL ETERNO SUFRIMIENTO DE NUESTRA PATRIA LOS NIÑOS DEL RÍO CANÍMAR

Notas ofrecidas por Lionel Rodríguez de la Torre.

La embarcación turística «XX Aniversario», de dos pisos y construida de ferrocemento, salió desde el muelle bajo el puente de la Vía Blanca para su recorrido por el Río Canímar en Matanzas, Cuba, con unos 50 pasajeros, muchos de ellos niños que, con sus padres y familiares, festejaban el fin de clases.

La nave, custodiada por un miliciano, navegaba por entre los bosques que siglos antes habitaban indios al mando del cacique «Caneymar». Sobre una colina, un sencillo monumento recuerda el sitio de un encuentro a tiros en que murieron el líder nacionalista Antonio Guiteras y uno de los soldados que lo perseguían. El final de la ruta, conocida como «la estrechura», lo marca un frondoso e improvisado parquecito donde subieron al barco dos miembros del Servicio Militar Obligatorio (SMO), los hermanos Sergio y Silvio Aguila Yanes, de 19 y 18 años de edad respectivamente, quienes portaban sendas «jabas» o bolsas dentro de las cuales ocultaban fusiles automáticos soviéticos AKM a los que habían quitado las culatas para hacerlos más cortos, dos bayonetas, once cargadores de bala, una brújula y cuatro luces de bengala. Aparentemente contaban con el apoyo de tres pasajeros, dos hombres y una mujer. El buque inició su retorno y los dos jóvenes precipitaron la acción que habían planeado, sacaron de las bolsas sus AKM y conminaron al timonel a salir a la bahía y poner proa al mar, rumbo a Estados Unidos. El miliciano resistió y recibió un balazo mortal en el pecho. Los ingenuos asaltantes permitieron que el guardia fuese llevado a la orilla en un bote auxiliar de la nave y eso sirvió para dar la alarma prematura a los milicianos del muelle que pidieron refuerzos y comenzaron a disparar. En ese momento el Partido Comunista de Matanzas celebraba una reunión de la que participaban su Secretario General, Julián Rizo Alvarez y el Jefe del Ministerio del Interior, Mayor Romelio Pérez León quienes al ser informados fueron a la desembocadura del río y aún sabiendo que la nave llevaba una carga inocente de muchos escolares.

HABÍAN ORDENADO «HAGAN TODO LO NECESARIO

PARA QUE NO PUEDAN SALIR DE LA BAHÍA»

Lanchas patrulleras y un pequeño avión se unieron a la cacería agregando sus disparos a los que se hacían desde tierra, ante los azorados ojos de bañistas y transeúntes.  Rizo ordenó que una nave dragadora de casco de acero que por allí trabajaba fuera lanzada contra la endeble ferrocemento. Dentro de la «XX Aniversario» todo era pánico, los padres trataban de proteger a sus hijos que lloraban, algunos viajeros querían que la fuga se consumara, otros clamaban por piedad, varios se lanzaron al mar o intentaban bajar al fondo del buque que finalmente fue embestido y partido en dos por la arenera. ¿Cuántos murieron?

Tal vez se sepa cuando Cuba sea libre.

Un acta oficial  cita como muertos a: Sergio Aguila Yanes, uno de los secuestradores. Mirta de Armas Naranjo, Onelia Quintana, Delio Gómez González, Juan Domínguez Alfonso, Vicente Fleitas Cabrera, José San Juan y su hija Marisel San Juan, de 11 años de edad, Osmani Rosales, de 9 años; Marisol Martínez, 17; Lilian González López, de solo tres años.

Los testigos hablan de muchos desaparecidos y once supervivientes. Los cadáveres recuperados fueron entregados a sus familiares con órdenes severas de «velorio discreto» en las únicas dos funerarias de la ciudad y entierro rápido. El féretro con el miliciano muerto, por el contrario, fue paseado por la ciudad como «un héroe». El libelo local solo habló del «combatiente» y no se refirió a la matanza. Un parte oficial daba cuenta del arresto «de los secuestradores», que fueron acusados de «piratería» y otros cargos. La sentencia si fue ampliamente divulgada. Fueron condenados los jovencitos Silvio Aguila Llanes y Roberto Calbeiro León a 30 años de prisión, Humberto Martínez Rosabal a 15, Rey Angel Lorenzo a tres y Mercedes de la Caridad Cervera Llanes a dos años. Mercedes logró después llegar a la Florida. El destino de Rey Angel Lorenzo siempre ha estado envuelto en especulaciones. Julián Rizo fue ascendido a la Secretaría Nacional y a miembro «alterno» del Buró Político del Partido Comunista de Cuba.

La matanza del Río Canímar fue como un horrible anticipo de lo que vendría después, la espantosa masacre del remolcador «13 de marzo».

Nunca la dictadura comunista fue condenada por aquello ni en la gran prensa ni en los organismos internacionales ni por los gobiernos y políticos que hacen negocios con el régimen castrista y tratan de prolongarlo y taparlo.

¡Descansen en paz las víctimas del comunismo!.

EL RÍO CANÍMAR

Un atractivo sitio pero  de tristes recuerdos.

El Río Canímar nace en la región de Santa Ana, recibiendo aguas de numerosos afluentes en su curso hacia el norte.  Se dice es el más caudaloso de todos los ríos que desembocan en la Bahía de Matanzas y es navegable con lanchas por unos 12 kilómetros.

La ciudad fue fundada en 1693 con el nombre inicial de San Severino y San Carlos de Matanzas. 

Es conocida como la Atenas de Cuba e incluso llamada la Venecia de América por sus ríos, puentes y canales.  Además  se le otorgó el apodo de Ciudad de los Puentes.

Temas similares…

El ayer que vive

El ayer que vive

Por  Rafael Soto Paz (1953) La alcaldía de Banes en 1911. Esta fotografía es del año 1911. En ella aparece...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish