El “SUCIALISMO”

Written by Rev. Martin Añorga

28 de julio de 2021

Desde el año 1961 la añorada Isla de Cuba se halla atrapada en las redes opresivas del comunismo. La revolución, que así la llamaron, se impuso como socialismo, sistema político cuyo nombre aparenta ser menos temible y más generalizado y que es adoptado por decenas de países que se lucen con la hoz y el martillo. Nosotros preferimos usar el nombre “sucialismo” porque todo en el comunismo son tácticas sucias, engañosas, despreciables y abusivas.

Desde los inicios de la perversa revolución bajo el traidor liderazgo de Fidel Castro, Cuba empezó a ser entregada a la voracidad de los rusos, una manera cobarde de tratar de protegerse de oposiciones y conflictos. Se produjo la llamada “crisis de los mísiles”. Los Estados Unidos consideraron, con plena razón que el establecimiento de armas nucleares a menos de un centenar de kilómetros de sus costas no era tolerable. En medio del turbulento antagonismo, los estadounidenses y los americanos tomaron un acuerdo, que al correr de los años se ha convertido en una traidora espada que cercena los derechos de los patriotas cubanos a entablar una guerra finalmente libertadora.

Desde 1959, no obstante, no han cesado los intentos cubanos en insistir bélicamente en justificados intentos redentores. Han pasado 62 años, las generaciones han transcurrido, los cubanos que fuimos víctimas directas de la avasalladora revolución “sucialista” ya no estamos y los que quedamos estamos profundamente impresionados, agradecidos, y bendecidos nos inclinamos ante los miles y miles de jóvenes enfrentados a un feroz enemigo que caducará herido por las hazañas del tiempo y hoy se hallan permanentemente heridos ante los valientes cuyas fuerzas no se diluyen.

No es posible cubrirlo todo, pero queremos como exordio mencionar, para refrescar nuestra memoria, algunos serios incidentes de nuestra historia que demuestran que el exilio no ha estado nunca de reposo y que frente a riesgosas situaciones ha desempeñado su función heroica.

Lo que más resalta en los meses iniciales del atropello “sucialista” de Cuba fue la guerra complicada de playa Girón. El 17 de abril de 1961 tropas invasoras, con más coraje que armamentos invadieron la tranquila costa de la hoy famosa playa Girón, vecina de la ciénega de Zapata, al sur de la hoy sufrida provincia de Matanzas. Los planes previos a esta acción fueron cancelados por autoridades norteamericanas y la ayuda acuática que se esperaba jamás apareció. Los resultados fueron 200 muertes de invasores, cerca de mil presos y decenas que se perdieron entre los campos aledaños. Esta guerra fue ganancia de millones de dólares para el castrismo, muertos indefensos en un camión herméticamente cerrado en el que murieron asfixiados más de 100 prisioneros y varios indignamente fusilados. Hasta hoy existe una sólida asociación que recuerda la odisea de Playa Girón y venera la memoria de los héroes privados de sus vidas. Los nombres de estos dignísimos cubanos no serán jamás borrados de la historia. Girón es la señal primera de que la llamada revolución cubana se enfrentaría a una oposición que durante más de medio siglo se ha visto inspirada por la valentía.

Casi olvidada por la rapidez con la que sucedió recordamos hoy el llamado “maleconazo,” en el que varios centenares de luchadores se dieron cita opositora. Sucedió el 5 de agosto de 1994 y en persona se les apareció Fidel Castro.

Probablemente uno de los sucesos anticastristas más recordado en la historia de las rebeldías anti “sucialistas” es el de la embajada de Perú, enclavada en la esquina de la calle tercera y la avenida cuatro en la barriada del Vedado. El 4 de abril de 1980 dos intrépidos cubanos entraron ilegalmente en la embajada de Perú como vehículo para lograr salir de Cuba. De alguna manera la voz se corrió y en pocas horas lo jardines de la misión diplomática se vieron invadidos por centenares de cubanos que a fuerza penetraron en sus predios. Para los oficiales de la Embajada la situación que se les presentaba era inesperadamente insostenible. Este inusual incidente produjo la multitudinaria salida de miles de cubanos por el puerto de Mariel el 15 de abril.

La escapatoria permitida por la bahía de Mariel se extendió por varias semanas, oportunidad que aprovecharon los castristas para deshacerse de locos, enfermos, homosexuales y delincuentes sacados de la cárcel. Al principio, en el exilio, se les asignó el nombre de “marielitos” y no eran vistos con actitud positiva, pero pronto fueron integrándose a la sociedad y se ganaron el respeto y la amistad por los logros alcanzados. Probablemente una presencia casi total de ellos participó en las marchas recientes del exilio militantes. Ofreciendo mis excusas por mencionar un dato personal quiero decir que mis padres, ya ancianos, Martín y Lidia vinieron por el puente de Mariel y pasaron entre nosotros los mejores días de sus vidas.

Un inolvidable incidente provocado por el impune y miserable asesinato de cuatro jóvenes aviadores de Hermanos al Rescate cometido el 24 de febrero de 1996 por artilleros atravesó de tristeza el corazón del exilio. Los Hermanos al Rescate se dedicaban a prestar asistencia a los cubanos que se atrevían a cruzar el estrecho de Florida en imperfectas y débiles embarcaciones.

No puedo detener mi larga hilera de recuerdos sin mencionar a Elián González, un niño de apenas 5 años que fue hallado solo, en el mar, atado con sus bracitos a una goma salvavidas. Su mamá y un grupo de desesperados que planeaban, huyendo de Cuba, llegar a Estados Unidos sufrieron una avería en el viejo barquito que tripulaban y terminaron muriendo ahogados. Milagrosamente en un mar plagado de tiburones dos pescadores vieron al niño, lo rescataron y fue entregado sano y salvo a sus familiares en Miami. Elián fue reclamado por su padre, un comunista que se puso un uniforme de miliciano y empezó, respaldado por autoridades cubanas, y especialmente por el tirano superior Fidel Castro a gestionar el regreso del niño a Cuba. El 28 de junio 2000 es una fecha que no olvidaremos. Después de luchas legales, polémicas administrativas y arrraigados sentimientos. Elián, cubriéndose de lágrimas fue enviado por la fuerza a Cuba.

Probablemente nos quedarán por consultar centenares de incidentes que nos hablarían de los esfuerzos, sacrificios y actos de valentía en los que se incluyen la entrega de la vida. Sin embargo, la fecha más vibrante y espectacular de nuestra historia de exiliados es y será por tiempo indefinido el domingo 11 de julio de 2021. Ese día vimos a un exilio renovado, vacío de divisiones, responsable y militante. Me sentí orgullosamente feliz al ver a casi un millón de cubanos reclamando LIBERTAD.

Temas similares…

Dos décadas sin María Félix

Este año se conmemora el 20 aniversario del fallecimiento de la reconocida actriz mexicana María Félix, quien dejó una...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish