El problema seguirá agravándose. “Cuba a oscuras. Ya es hora de tumbar el muro del cruel comunismo»

Written by Germán Acero

5 de octubre de 2022

 “El problema sigue agravándose y ya es hora de tumbar el cruel y prolongado muro del comunismo en Cuba”, advirtió en Miami el alto directivo de la organización “Inspire America Foundation“, Diego Suárez, tras el paso del huracán Ian por la isla que la dejó completamente a oscuras.

“Y, de cara al futuro, el problema durará tiempo en solucionarse totalmente. Porque el gobierno comunista, ni siquiera, le ha puesto atención a la solución de los tanques de petróleo que estallaron en Matanzas para superar el problema de la falta de electricidad”, denunció Suárez.

Suárez precisó que el problema social, con estos apagones, tiende a agravarse en la isla, porque las familias ya no tienen fluído eléctrico para preparar sus alimentos y, mucho menos, para soportar en sus casas el sofocante calor”. Ya se están presentando en algunos pueblos protestas.

“La propia televisión del régimen ha salido a informar que el problema eléctrico en Cuba, quizás, durará mucho tiempo en solucionarse y, esto a la larga, es entendible porque la tiranía de los Castro no tiene plata para esto ni amigos que le ayuden con el petróleo como sucedía en el pasado”, opinó.

“Y lo peor es que ni Díaz Canel, ni Raúl, pueden extenderle la mano a Maduro, porque este quebró a Venezuela llevándola al desastre petrolero, que era la mayor fuente de riqueza que le daba dinero en cantidades, además, de que lo mantenía en estrecha relación con sus amigos cubanos”, sostuvo.

“Pero, ahora, quizás como nunca, el pueblo cubano está pasando por su peor momento, porque no hay luz ni alimentos y el dinero que reciben del exterior no les permite tampoco conseguir otras cosas para vivir dignamente”, insistió.

“Por eso es el desespero de los jóvenes y sus familias por salir de Cuba, a como dé lugar, sea por mar o por tierra hacia los Estados Unidos”, agregó Suárez, quien advirtió que los éxodos de isleños continuarán en gran escala mientras se siga agravando la situación social y económica en la isla”, precisó. 

“Ya antes del huracán subsistir en Cuba era toda una proeza: Porque es un país sin alimentos, sin medicamentos, con apagones (y ahora un apagón total); un país que parece que está viviendo una posguerra”, reiteró.

“Hacerlo ahora, con los daños que ha dejado el fenómeno atmosférico, será sublime para muchos cubanos que no quieren darse por vencidos. Porque el país y su economía depauperada han recibido un mazazo fortísimo del que será un milagro que puedan salir por sí mismo”, denunció.

“El huracán transitó la provincia de Pinar del Río, al extremo occidental del país, con vientos de más de 200 kilómetros por hora, dejando un saldo de dos muertos, inundaciones costeras, 38,000 personas evacuadas y daños severos a la industria del tabaco —5,000 casas de tabaco dañadas y 220 toneladas perdidas—, uno de los pocos rubros exportables de Cuba. La situación es insostenible ahora”, recalcó.

“Yo creo que esta Cuba ya no se levanta. El pueblo, estoy seguro, no va a permitir ni a aguantar que esta situación siga así. Porque ahora es más grave. Se dañaron muchas centrales de enlace de la electricidad entre provincias. Y así a oscuras no se puede vivir en Cuba”, agregó.

“Las plantas eléctricas ya pasaron de su vida útil de 35 años. Y el gobierno comunista tiene que reemplazarlas ya. Y eso no es posible porque está en la quiebra. Por eso la protesta del pueblo en las calles, vendrá en el futuro”, enfatizó.

“El servicio eléctrico está roto. Y lo peor, ahora, se está viviendo en los hospitales una crisis, donde la falta de energía ha impedido atender a pacientes que necesitan de aparatos que funcionan con la luz. El Covid-19 y los apagones, en el fondo, acabaron con Cuba”, concluyó.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish