EL PODER DE LA GRATITUD

Written by Germán Acero

21 de noviembre de 2022

El jueves 24 del mes de noviembre estaremos celebrando en Estados Unidos el Día de dar gracias a Dios. Esta histórica fecha se remonta a los días iniciales del nacimiento de nuestra amada nación, que es hoy luz y faro que iluminan al mundo. La celebramos espiritualmente arrodillados ante la santa presencia del Creador.

Hay personas que no saben qué hacer para sentir el poder de la gratitud y convierten el cuarto jueves de noviembre en un simple día feriado para disfrutar de una cena especial, alegrarse con el consumo variado de incontables copas de buenas  bebidas y escuchar música a toda voz para bailar y alegrarse sin pensar que la fecha ha sido reservada para expresar gratitud a Dios.

Una joven de manera casual se me acercó para saludarme en el restaurante en el que coincidimos y hablando de Thanksgiving me confesó que no sabía orar. Le ofrecí varias opciones y me dio emocionada las gracias. Se me ocurrió que sería una oportuna ayuda crear una lista de los motivos que nos impulsan a ser agradecidos ante Dios y en este modesto artículo expondré una lista de temas que adoptados pueden ser una orientación oportuna.

Antes de iniciar mi lista quiero ofrecer una simple explicación: “Orar es hablar con Dios”. Las personas que no visitan la iglesia, ni leen la Biblia se desorientan, y apropiado es orientarlas. Benjamín Franklin escribió en uno de sus libros estas sabias palabras: “La tragedia de la vida es que nos hacemos viejos demasiado pronto y sabios demasiado tarde”. Para los que lean esta próxima página posible será el disfrute a plenitud del Día de dar Gracias.

Lo primero es darle gracias a Dios por su amor y su permanente presencia en nuestra vida.

Agradecer la vida de nuestros padres, los que residen en el cielo bajo el amparo de Dios y los que felizmente viven entre nosotros.

Dar gracias por nosotros mismos y por nuestra vida, reconociendo los cinco sentidos que palpitan en nuestro cuerpo como seres humanos.  

Gracias porque vemos, oímos, olemos, tenemos disfrute de nuestro tacto y un agradable sentido del gusto.

Gracias por tu generosa compañía que mitiga nuestra soledad.

 Gracias por tu consuelo en nuestra enfermedad y gracias por la restauración de nuestra salud.

Gracias por la memoria que nos habilita para regresar a nuestro pasado y nos facilita el proceso actual de nuestros estudios y en nuestro proceso de aprendizaje.

Gracias, Señor, por el hogar en el que residimos con nuestra familia felices y en armonía.

Gracias por nuestro trabajo y nuestra profesión.

Gracias, Padre amado, por nuestra esposa o nuestro esposo. Concédenos mantenernos siempre en paz y disfrutando del amor que juramos el inolvidable día de nuestra boda. 

Gracias, Señor, por los hijos todos, los que se han establecido criando a su familia y los pequeños que queden entre nosotros.

Señor, gracias por la amable y bella presencia de los atributos naturales que nos rodean, el sol que nos premia con su luz y calor y por la luna y las estrellas que embellecen las alturas del cielo.

Gracias por los amigos con los que compartimos agradable tiempo y con quienes intercambiamos nuestras impresiones y nos entrenemos en gratas y agradable compañía.

Gracias Padre celestial, por poner en tus piadosas manos el bendito control de nuestra vida. Haz que vivamos sin miedo a lo desconocido, sin preocupaciones por el mañana y por el mantenimiento de nuestro sentido de seguridad y valor ante las pruebas que se nos presenten.

Señor te ruego que ampares a las personas de avanzada edad que  aprendan a aceptar tu voluntad.

Al desear a nuestros queridos y respetados lectores de LIBRE un bendecido y feliz día de dar gracias a  Dios, queremos publicar un  modelo de oración que puede ser usado antes de comenzar el disfrute de un espléndida mesa bien servida: 

“Amado Padre celestial, en este día nos postramos ante tu Divina presencia para agradecerte por todas y cada una de las  bendiciones que recibimos de tus manos, por todos los retos que tu nos ayudas a superar, por nuestra familia, por nuestros amigos, por esta hermosa nación que nos acogió y donde hemos podido establecer nuestro hogar. ¡Gracias por todo Señor!. Amén.

Temas similares…

LA GRATITUD

El jueves 28, estuvimos celebrando el Día de Acción de Gracias, 233 años después que el primer mandatario en la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish