EL PARTIDO QUE FUNDÓ EL APÓSTOL MARTÍ

Written by Libre Online

2 de enero de 2024

Por Rafael Soto Paz (1948)

En las Bases del Partido Revolucionario Cubano se ve ya la proyección realista que había en Martí. Por esta época, las fuerzas revolucionarias cubanas se hallaban dispersas: había entusiasmo, pero faltaba unidad organizativa, y he aquí, que el Apóstol idea su plan coordinador de las diversas agrupaciones cubanas que en la emigración trabajan por liberar la patria irredenta.

Sus primeros pasos fueron unas Resoluciones de la Liga de Instrucción que, a fines de 1891 funda con otros compatriotas en New York, y en las que se expresa la urgente “necesidad de reunir en acción común, republicana y libre, todos los elementos revolucionarios honrados”, y ha seguido, el gran líder inicia una activa campaña para tal logro.

La idea prende; las agrupaciones separatistas nombran sus delegados, se conocen y se discuten las Bases presentadas por Martí, y en la noche memorable del 5 de enero de 1892–noche de Reyes, según la tradición cristiana–, quedan aprobadas las Bases del Partido Revolucionario Cubano, que será guía y motor de la Guerra del 95.

Un espíritu nuevo habrá de presidir la patria nueva. “El Partido Revolucionario Cubano –se especifica en el citado documento–, no se propone perpetuar en la República Cubana, con formas nuevas o alteraciones más aparentes que esenciales, el espíritu autoritario y la composición burocrática de la Colonia, sin fundar en el ejercicio franco y cordial de las capacidades legítimas del hombre, un pueblo nuevo y de sincera democracia, capaz de vencer, por el orden del trabajo real y el equilibrio de las fuerzas sociales, los peligros de la libertad repentina en una sociedad compuesta para la esclavitud. El Partido Revolucionario Cubano reunirá los elementos de revolución y allegará, sin compromisos inmorales con pueblo u hombre alguno, cuantos elementos nuevos pueda, a fin de fundar en Cuba, por una guerra de espíritu y métodos republicanos, una nación capaz de asegurar la dicha durable de sus hijos y de cumplir, en la vida histórica del continente, los deberes difíciles que su situación geográfica le señala. El Partido Revolucionario Cubano se establece para fundar la patria una, cordial y sagaz, que desde sus trabajos de preparación y en cada uno de ellos, vaya disponiéndose para salvarse de los peligros internos y externos que la amenacen, y sustituir, al desorden económico en que agoniza, un sistema de hacienda pública que abra el país inmediatamente a la actividad diversa de sus habitantes…”

Este es el Evangelio de la Patria Cubana que escribió José Martí y las fuerzas revolucionarias aceptaron. Pero tal Evangelio no ha sido aún realizado. Hay que hacerlo carne y espíritu en la conciencia del pueblo cubano actual.

Temas similares…

Regalos de Boda

Regalos de Boda

Por Eladio Secades (1951) Los novios modernos han perdido aquel miedo de antes al problema de la habilitación. Que...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish