El hundimiento del Remolcador 13 de marzo, un día doloroso que jamás podrán olvidar los cubanos

Written by Germán Acero

28 de julio de 2021

“Yo perdí a 14 familiares”

Está enfermo. Y lo peor es que la Seguridad del Estado, constantemente, lo vive amenazando porque es el único que tiene la verdad sobre el Hundimiento del Remolcador 13 de Marzo, cuya tragedia sucedió hace 27 años , en las costas cubanas.

 Jorge García, quien es autor del libro “The Sinking of the Tugboat 13 de marzo”, perdió a 14 familiares en la inhumana tragedia , que a no puede dejar de olvidar cuando  comenzó a la altura del Morro, donde tres remolcadores del régimen comenzaron a lanzar el agua a presión contra los ocupantes.

Desde ese 13 de julio de 1994, igualmente, la hija de Jorge llamada María Victoria, también comenzó a recibir amenazas ya que fue una de las sobrevivientes, quien en carne propia, presenció todo el horror cometido contra indefensos ocupantes, entre ellos, ancianos y niños.

Lo que nadie sabe tampoco es que a María Victoria, asimismo, trataron de envenenarla quizás para que no contara la verdad sobre todo lo que allí ocurrió, lo cual luego resumió en un video que puso a la luz pública en los Estados Unidos.

Por ahora Jorge piensa es en el homenaje que ayer martes  se celebró en El Memorial Cubano y en el que dejó una misiva relatando toda esta odisea vivida y pidiendo, además de que se haga justicia pues hasta hoy todo ha quedado en la más absoluta impunidad.

“Estoy muy enfermo. Sufro de estrés pro traumático. Me estoy poniendo ya viejo. No he podido olvidar esta tragedia. Y ahora más que nunca me afectó mucho porque estuve encerrado varios meses por la  pandemia del coronavirus”, expresó compungido. 

“Me duelen todas las articulaciones y casi no puedo caminar , Pero seguiré defendiendo esta causa para que se haga justicia contra ese régimen que provocó el hundimiento del remolcador 13 de marzo donde perdí a 14 familiares”, sostuvo.

“Y que esta administración se ponga la mano en el corazón y, como país defensor de los derechos humanos, juzgue a esos asesinos que le quitaron la vida a un grupo de soñadores cubanos que sólo pensaban en la libertad”, recalcó.

García, asimismo, relató que el acto fue presidido por Karem Alessandra, la misma joven que durante un juego de pelota, le gritó a los jugadores que lo único que pedían era la libertad y la democracia para la isla, ya que han pasado más de 60 años del sufrimiento de los cubanos ante un régimen comunista.

Por ahora García no quiere seguir recordando la fecha del  19 de julio de 1994, cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, recibió una denuncia según la cual en horas de la madrugada del 13 de julio de 1994, cuatro barcos pertenecientes al Estado cubano y equipados con mangueras de agua embistieron un viejo barco remolcador que huía de Cuba con 72 personas a bordo.

Los hechos, como lo atestiguó Jorge,  ocurrieron a siete millas de distancia de las costas cubanas, frente al puerto de la ciudad de La Habana. La mencionada denuncia señala, asimismo, que las embarcaciones del Estado cubano embistieron con sus respectivas proas al remolcador fugitivo con la intención de hundirlo, al mismo tiempo que les lanzaban agua a presión a todas las personas que se encontraban en la cubierta del mencionado barco, incluyendo mujeres y niños.

“La súplica de las mujeres y niños para que el ataque cesara fue en vano, ya que la vieja embarcación denominada «13 de Marzo» se hundió con un saldo de 41 muertos, de los cuales 10 eran menores de edad. 31 personas sobrevivieron a los sucesos del 13 de julio de 1994”, recordó Jorge.

“Pero el 28 de febrero de 1995, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos recibió otra denuncia sobre los mismos hechos, la cual se acumuló al expediente Nº 11.436, de conformidad con el artículo 53 de su Reglamento”, reveló García.

“Surtió en algo efecto ya que la  nota, mediante providencia del 7 de marzo de 1995, provoco que la comisión iniciara la tramitación del caso y solicitó al Gobierno de Cuba la información pertinente sobre los hechos materia de dicha comunicación, así como cualquier elemento de juicio que le permitiera apreciar si en el caso se habían agotado los recursos de la jurisdicción interna”, agregó.

“Se hizo algo porque también el Movimiento Cuba 21—que integran los Licenciados Sergio Ramos y Guillermo Toledo, la Dra. Belquis Rodríguez y el Sr. Jay Fernández, escucholos testimonios de dos de los sobrevivientes, Arquímedes Lebrigio y José Alberto Hernández”, insistió.

“Lo mas doloroso es que el Gobierno cubano nunca dio respuesta al Informe Confidencial Nº 16/96 aprobado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que formulara las observaciones que estimara pertinentes, en el plazo de tres meses a partir de la fecha de remisión”, acotó.

“Y, como se  sabe también, en  los días posteriores al naufragio, familiares de las víctimas que perecieron ahogadas se dirigieron a las autoridades cubanas a fin de rescatar los cuerpos que se encontraban en el fondo del mar. La respuesta oficial fue que no contaban con buzos especializados para rescatar los cadáveres”, añadió García.

García concluyó en que la mayor falsedad de todo esto está contenida en una declaración del gobierno cubano que dice que «Las investigaciones realizadas por las autoridades [cubanas] correspondientes con relación a los hechos ocurridos en la madrugada del 13 de julio [de 1994], en los cuales un barco-remolcador perteneciente a la Empresa de Servicios Marítimos del Ministerio de Transporte se hundió siete millas al norte del puerto de `La Habana’, han revelado que el naufragio tuvo lugar debido a una colisión entre dicho remolcador y otro de la misma empresa que trataba de capturarlo».

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish