El Dr. Gustavo León y el Grito de Yara. ¡La tiranía se está quedando sola…!

Written by Germán Acero

13 de octubre de 2021

El Dr Gustavo León, eminente médico e historiador, aseguró que “la tiranía de Cuba se está quedando sola”, luego de los batazos políticos de los gobiernos de Paraguay y Uruguay, en la asamblea del CELAC en México, contra el presidente cubano Miguel Díaz Canel quien hizo una ridícula intervención allí.

León, durante una intervención en una conferencia sobre el Grito de Yara (10 de octubre de 1868) en la sede de la Junta Patriótica Cubana, dijo que, en realidad desde el comienzo de 1809, empezando por diez conspiraciones, se montó todo aquel enclave de lucha libertadora.

“Ya que allí iba a resurgir todo, finalmente, con la presencia de Carlos Manuel de Céspedes. El 10 de octubre de 1868 fue quizás la labor más importante de éste mediante el entendimiento y la compresión de que el pueblo de Cuba iba a poder recuperar su dignidad y su vergüenza”, dijo.

GUÁIMARO

“Eso fue puesto de la mano de él dentro del mismo marco de la conspiración, ya que participó  después, siendo presidente de la Constitución de Guáimaro, que se hizo en abril del 69”, de otros actos que sentaron todo un gran precedente histórico “, agregó León.

“Pero caminando el 10 de abril y la Constitución de Guáimaro, entiendo ahora cuántos años han pasado para que haya sucedido todo esto, porque ha sido como un abrir de ojos, para comprender el sufrimiento y el trabajo que esto tuvo”, insistió.

“Y tuvo que pasar hasta que él murió. Y sucedió cuando estaba solo  y abandonado. Se le cerraron todas las puertas. Y, como si fuera poco, no lo dejaron ver a su familia. Y él hizo todo esto amando y venerando a su patria”, reiteró.

“Y de los últimos disparos que hizo, fue no para para salvar su vida, sino su reputación de aquella lucha que nació en Yara en 1868. Proceso que sin Martí y sin Céspedes, no hubiéramos tenido una historia”, afirmo.

“Porque aquellos que no tienen historia, prácticamente, no tiene nombre y sin nombre son ajenos a la sociedad.  Por eso nosotros nos sentimos orgullosos del legado histórico de cada uno de ellos”, apuntó.

“Sin tener un ejército, Céspedes abrió esa lucha basada en su capacidad de líder. Y de su libre autodeterminación  dentro del marco de la lucha por la libertad de Cuba. Y de todas sus formas y de todas sus vidas e historias que se vayan a desarrollar para el bien de Cuba”, añadió.

“Y, que claro está, tengan como punto final la libertad de Cuba.Todas ellas serán buenas. Algunas personas creen que la lucha pacífica es correcta. Otros piensan que la lucha reconciliable y vertical es la más adecuada. Pero pienso que todos los caminos llevan a un final”, insistió.

TODOS LOS CAMINOS

“Todos los caminos, como reza el adagio popular, conducen a Roma. Todos estos esfuerzos y aunandando voluntades, se podrá lograr la libertad.  Yo espero que sea así. Pero no quiero echar mis huesos en tierra ajena”, sostuvo.

“Yo creo que es una posibilidad y, créamelo, que lo van a lograr. Haciendo paros. Y ayunos. Y protestas. La libertad viene en camino. Y creo que es muy bueno. Y lo único que tenemos que estar pensando es que, si hace falta, hay que dar un apoyo incondicional”, precisó.

 “Porque además no se debe dar cualquier camino. Aunque la lucha de Cuba ya lleva muchos años y ha sido de diferente forma y por diferentes vías. Pero por todos se ha sangrado, llorado, sufrido, se ha pagado prisión, se ha soportado persecución y muerte”, insistió.

TRAIDORES A CUBA

“Pero, obviamente, la internacional socialistas, agenda 2030 y La Unión Europea, que han sido unas traidoras a la causa cubana, son cómplices de esa tiranía ya que le han dado millones de dólares a Cuba y, como si fuera poco, le han perdonado sus deudas”, sintetizó.

“Y también como lo hizo Francia y ahora los 350 millones de dólares que le entregó a Ortega directamente el presidente de los Estados Unidos. Esto me preocupa y me pone a pensar. Pero bueno es todo parte de vivir aquí. Es parte de la lucha”, sintetizó.

“Hay que entender lo que debemos hacer y no bajar la guardia. La tiranía está mal. No tiene el petróleo de Venezuela y, por eso, son los apagones. La necesidad. La oscuridad. El hambre. La falta de medicinas. La humillación y la desesperación van a hacer seguramente su mejor trabajo”, recalcó.

“Todos estamos esperando que esto suceda. De lograr la libertad. Y, luego, regresar a Cuba a reconstruirla. Obviamente no hay amor del gobierno al pueblo. Hoy en día la mayoría de los pueblos son soberanos. Por eso cada pueblo es dueño de escoger su destino y su propia suerte”, concluyó.

“Y creo y espero que habrá un final y espero que no tarde mucho. Espero que nos vamos a arropar en esta bandera de Céspedes”, finalizó.

Temas similares…

Why Cuba Matters

Why Cuba Matters

Join the author, Néstor T. Carbonell, as he shares a critical analysis of the Castro-Communist regime and explores the...

0 comentarios

Enviar un comentario