El cubano Miguel (Mike) Bezos, padre de uno de los hombres más ricos del mundo

Written by Alvaro J. Alvarez

22 de diciembre de 2021

Por Álvaro J. Álvarez, Exclusivo para LIBRE

Miguel Ángel Bezos Pérez nació en 1946, en Santiago de Cuba. Su padre Salvador Bezos era natural de Villafrechós (Valladolid) 250 km al norte de Madrid y su madre Elena C. Pérez Cortés de Santander (Cantabria, España). Miguel estudió en el Colegio Dolores de Santiago de Cuba. El era el pequeñín de la familia porque tenía un hermano ingeniero y una hermana maestra. Emigró como un adolescente durante la Operación Pedro Pan, cuando muchas familias sacaron a sus hijos de Cuba castrocomunista por el temor a perderlos de acuerdo a la Patria Potestad.

Miguel Ángel pasó años separado de sus padres. Estudió con becas para refugiados. Trabajó 32 años en Exxon.

Se casó con Jacklyn Gise, la hija de Lawrence y de Mattie. En ese tiempo ya era la madre de Jeff Bezos, al cual Mike adoptó. Hoy preside junto con ella su fundación dedicada a la educación de otros niños con vidas difíciles.

“Mi papá es mi papá verdadero, no mi papá biológico. Su nombre es Mike Bezos. Es un inmigrante cubano. Llegó aquí como parte de la Operación Pedro Pan, así presentó Jeff Bezos a su padre, Miguel Angel Bezos, durante su diálogo con el multimillonario (+$3,200 millones), abogado, filántropo y analista financiero judío-norteamericano, David Rubenstein en el encuentro anual del Club Económico de Washington DC. En el público, Mike y Jackie Bezos lo escucharon contar ante 1,400 personas, más las decenas de miles que vieron los videos de la charla, que siempre se supo un hijo amado incondicionalmente.

Lo cual tuvo valor extra dadas las circunstancias en las que el fundador y CEO de Amazon comenzó su vida en 1964, fue bastante duro para ellos. Jeff narró, brevemente, que su madre era una estudiante de secundaria de 16 años, en Nuevo Méjico, cuando quedó embarazada. Jeff no habló de su padre biológico, Ted Jorgensen, quien tenía 18 años, trabajaba en una tienda y bebía mucho. Aunque se casaron, los jóvenes nunca formaron un hogar.

Ted Jorgensen se marchó y Jacklyn obtuvo su divorcio cuando su hijo Jeffrey tenía 17 meses.

OPERACIÓN PETER PAN

Mientras tanto, en la costa este de los Estados Unidos, Miguel Bezos, el 21 de julio de 1962 había llegado desde Cuba a Miami como parte de la Operación Pedro Pan, que entre el 26 de diciembre de 1960 y el 23 de octubre de 1962 sacó a 14,048 niños de la Isla de Cuba que ante la inclinación comunista de Castro, muchas familias prefirieron sacar a sus hijos, para salvarlos del totalitarismo.

Con la intervención de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), la Iglesia Católica de Miami, representada por monseñor Bryan O. Walsh y algunos exiliados cubanos, la Operación facilitó visas para que los menores salieran solos de la Isla. La inmensa mayoría de ellos, como Miguel Ángel Bezos, no conocían a nadie en su nuevo destino y ni siquiera hablaban inglés.

Todos salieron de Cuba con la esperanza de poder reunirse pronto con su familia. Sin embargo Castro tenía muy bien pensado otra cosa, rápidamente acabó con el derecho de los cubanos de poder salir libremente de Cuba. Muchos chicos pasaron años separados de su familia. Entre ellos, Mike, el padre de quién hoy es uno de los hombres más ricos del mundo.

 MENTE EMPRENDEDORA

Salvador, el padre de Mike, solamente había tenido una educación formal, pero con una mente tremendamente emprendedora. Era dueño de un aserradero llamado Victoria donde Miguel Ángel lo ayudaba en las labores necesarias. Su madre Elena tenía una tienda donde vendía ropa para bebés y telas.

CAMINO AL  AEROPUERTO

Un día del mes de julio de 1962, Los Bezos, salieron de Santiago de Cuba hacia La Habana, para acompañar al menor (16 años) de sus tres hijos durante sus últimas horas en Cuba. La madrugada del 17 de julio llegaron todos hasta la entrada del aeropuerto José Martí en Rancho Boyeros, pero no pudieron entrar, solamente hasta ahí les permitieron llegar los soldados armados que custodiaban la entrada. Sus padres y sus dos hermanos mayores tuvieron que conformarse con seguirlo con la vista hasta que se les perdió entre los otros futuros viajeros. ¡No lo volverían a ver en mucho tiempo!

 “Tuve que entrar solo al aeropuerto, caminé hacia la pesera, hice el chequeo de inmigración, luego subí al avión que cuando levantó vuelo, todos empezamos a aplaudir y 45 minutos después aterricé en Miami……solo” recordó Mike Bezos en 2015, en conversación con Walter Isaacson (Nueva Orleans, 20 de mayo de 1952, periodista, escritor y biógrafo estadounidense), durante la celebración del Día de la Libertad en el National Constitution Center, en Filadelfia.

“Poco pudo llevarse consigo de su tierra: tres camisetas, tres pantalones, un par de zapatos y una de las posesiones más valiosas que actualmente sigue conservando, la chaqueta que le hizo su madre, pensando que en EE.UU pasaría frío”, rememora el fundador de Amazon,” la madre de Miguel Ángel le hizo una chaqueta para que su hijo fuera abrigado: fue fabricada con paños de limpieza”, dice Jeff Bezos en el video donde se muestra una imagen de la prenda, una chaqueta de algodón.

 Miguel no pudo regresar a Cuba y sus padres no pudieron salir enseguida. No se pudieron reencontrar hasta muchos años después.

Al llegar al aeropuerto de Miami los estaba esperando Monseñor Walsh y en una guagua los llevaron hasta un campamento situado en la Avenida 138 y la Calle 120 del Suroeste de Miami.

TRES CAMPAMENTOS

El volumen de niños fue tal que hubo que habilitar tres campamentos de refugiados: 

Florida City para las niñas de todas las edades y los varones hasta los 12 años

Kendall para los varones de 12 a 14 años de edad.

El Campamento Matecumbe para los varones de 15 hasta los 18 años. A este fue el que llegó Miguel Bezos. 

Luego de tres semanas en el Campamento Matecumbe, el recién llegado fue convocado por las autoridades de la Operación Pedro Pan.“Estoy en problemas”, pensó al ver su maleta y un boleto de avión. Iba hacia Delaware, con una beca para la Escuela Secundaria Salesiana de 1801 N. Broom St. en Wilmington. Allí también fueron acogidos como becados otros 23 jóvenes Pedro Pan.

Uno de sus amigos era el único cubano en el equipo de fútbol de la escuela, y tenía un montón de amigos estadounidenses, era su infiltrado y así aprendió mucho sobre el estilo de vida americano.

EN DELAWARE

El Padre James Byrne, de los Oblatos de San Francisco de Sales, era el responsable de la escuela: “Había un sacerdote a cargo de nosotros y fue una experiencia tremenda para mí. Estoy seguro de que ha escuchado historias tristes sobre las terribles experiencias que tuvieron algunos de los niños del programa Pedro Pan, pero nosotros en Wilmington nos teníamos el uno al otro y nos hicimos muy cercanos”, declaró Bezos en una entrevista de 2016. Y añadió: “Hasta el día de hoy, muchos de nosotros todavía nos hablamos y nos visitamos de vez en cuando. También visitamos al sacerdote que estaba a cargo de nosotros. En medio de todo el caos, fue una experiencia maravillosa”.

 A WASHINGTON

Cuando se graduó y embullado por su primo Ángel y por otro primo, pasaron a compartir un pequeño apartamento en Washington D.C. y empezó a trabajar. Creía que eso era todo lo que necesitaba; pero un par de años de trabajos duros le hicieron reconsiderar el valor de la educación. Viajó, entonces, con otra beca para refugiados cubanos, a Albuquerque, Nuevo Méjico, donde lo esperaba mucho más de lo que creía.

Mike Bezos es, desde entonces, un defensor de la enseñanza. La educación es el objetivo principal de la Fundación Familia Bezos, que desde 2000 dirige junto con su esposa, y apunta a niños “entre 0 y 18 años, con gran énfasis en 0 a 5”, dijo. «La educación es algo que, una vez que se posee, nadie nos puede quitar. Nos pueden quitar la propiedad, nos pueden quitar el auto, nos pueden quitar un negocio, pero la educación es nuestra, para que hagamos lo que queramos y para utilizarla”. Mike cree, la educación fue la clave de su vida.

Su familia simpatizó al principio con el triunfo de la revolución en 1959, Castro dijo que habría elecciones y restauraría La Constitución de 1940, pero todo fue una mentira y el gobierno primeramente se robó las empresas extranjeras, luego le llegó el turno a las empresas locales, como el aserradero. “Yo estaba en la oficina con mi padre cuando llegó el ejército con los documentos que decían que ellos se harían cargo del negocio”, agregó Miguel.

EN ALBURQUERQUE

En la Universidad de Albuquerque cursó ingeniería mecánica, con mucha Matemática y Física. En 1968 cuando llevaba cuatro años en la universidad se casó con Jackie y adoptó a Jeff, nacido el 12 de enero de 1964 que cambió su nombre de Jeffrey Preston Jorgensen para Bezos, Mike comprendió que le faltaría un año más para terminar ingeniería. En cambio, había completado la carrera de Ciencias de Computación y esto le ayudó para conseguir empleo.

Exceptuando esos primeros años, ni Jacklyn ni Jeff tuvieron relación alguna con Ted Jorgensen, a quien perdieron de vista. Solo volvieron a saber de él en 2013, cuando el periodista Brad Stone hizo una investigación exhaustiva para su libro The Everything Store: Jeff Bezos and the Age of Amazon. En efecto, Stone dio con el paradero de Jorgensen en Glendale, Arizona.

Entonces tenía 69 años, había dejado la bebida, se había casado y tenía una tienda de bicicletas.

Increíblemente, Jorgensen no sabía quién era Jeff Bezos, ni mucho menos que era su hijo. Por eso, “estaba aterrado ante la sugerencia de que él fuera el padre del más famoso CEO del mundo”, relata el autor.

Miguel Bezos empezó en 1968 a trabajar para Exxon (Esso-Standard Oil de Rockefeller) en Houston, Texas y para la empresa petrolera estuvo trabajando 32 años o sea hasta el 2000.

SU MATRIMONIO

El matrimonio de Mike con Jackie fue muy afortunado desde el principio, esa felicidad se amplió al nacer su hija Christina en 1969 y mucho más aun con el nacimiento de Mark en 1970 cuando completaron la familia y comenzaron una vida nómada. Con Exxon se mudaban de un lugar a otro. Trabajó en Pensacola, Florida de 1975 a 1977. En Miami estuvieron viviendo de 1977 a 1982. Jeff estaba estudiando en Palmetto Senior High School en 7431 SW 120 St. Pinecrest, y allí se graduó en 1982. Durante esos años en Miami, Jeff trabajó en una tienda McDonald, tenía muchos amigos y hoy día los conserva. 

Por ese trabajo, Mike y Jacklyn se encontraban en Colombia, América del Sur en 1994 cuando recibió una llamada de su hijo Jeff: “Estoy pensando en abrir una librería en internet y necesito un poco de dinero”, le dijo.

“Él tenía un trabajo muy, muy bueno en Wall Street”, recordó en 2015. La llamada lo desconcer-tó: ¿Por qué?, le preguntó a Jeff sobre su iniciativa. ¿Y qué es internet?. A su lado, su esposa también se preocupó: ¿Puedes hacer esto los fines de semana y en la noche? “No renuncies a tu empleo”, le dijo a su hijo, que no le hizo caso y hoy es también fundador de Blue Origin y dueño del diario The Washington Post.

En 1995, Jackie y Mike Bezos invirtieron $245,573 en el incipiente sitio Web de comercio electrónico de su hijo, según un documento de dos años después. “Fue una jugada fuerte”, recordó Mike Bezos durante un evento que tuvo lugar en 2015 en el National Constitution Center de Filadelfia.

Así se convirtieron en Inversores Ángeles de Amazon. En 1995 Mike compró 582,528 acciones y Jacklyn, 847,716 acciones. Esa decisión les dio un rendimiento del 12.000.000%, aproximada-mente. “Las acciones no han sido divulgadas públicamente desde finales de 1999”, según Bloomberg. “Si bien no está claro cuánto aún poseen, el hecho de continuar con las donaciones de acciones de Amazon a sus fundaciones benéficas sugiere que todavía controlan una porción saludable de la segunda compañía más valiosa del mundo”.

“Con mi mamá, me saqué la lotería”: Jeff Bezos, al publicar su foto junto a su mamá en Twiter.

Mike Bezos nunca ha regresado a su país natal. Se convirtió en estadounidense, sin perder nunca el orgullo de ser cubano. Aunque la lengua del hogar fue el inglés, Jacklyn aprendió a hablar castellano “ella quería saber qué decía mi madre sobre ella, y descubrió que la adoraba” y los tres hijos lo practicaron en las reuniones con la familia de Cuba.

En la isla les quedó muy poca familia. Mike Bezos miró con escepticismo el deshielo en las relaciones entre Washington y La Habana en diciembre 2014.

 El 16 de junio de 2021 la Escuela Secundaria Salesiana de Wilmington, anunció lo siguiente:

“Con gratitud y emoción anunciamos una extraordinaria donación de $12 millones de Jacklyn y Mike Bezos en honor a un extraordinario legado fundado en la esperanza, el amor y la fuerza gentil”, anunció el centro educativo en sus redes sociales.

El Colegio dijo que utilizará $10 millones de la donación para establecer de forma inmediata una Beca en memoria del Padre James P. Byrne (1933-2020) quien se encargó de la atención de los 23 niños cubanos que ingresaron al centro en la década del 60, la cual financiará la educación de 24 estudiantes con necesidades completas.

“Además de recibir una beca de matrícula completa, los becarios del P. Byrne también recibirán financiación para los gastos imprevistos que a menudo suponen un obstáculo para los estudiantes desfavorecidos, como libros, retiros, viajes de servicio, tasas de exámenes, entradas para el baile de graduación, etc.”, explicó la Escuela en un comunicado.

Este es el donativo más grande realizado a una escuela católica en EE.UU.

Mike Bezos dijo esto cuando fue entrevistado debido a su donación:

“Hemos sido bendecidos de manera significativa. Uno de ellos, muy temprano en mi vida de refugiado, era haber llegado a la Escuela Salesiana y ser parte de la Casa de Sales donde estaba rodeado de otros jóvenes refugiados pasando por la misma experiencia aterradora”.

“El impacto que el Padre Byrne tuvo en mí, así como en el resto de nosotros en Casa, ha durado toda la vida. Poder reconocer su compromiso como sacerdote, maestro, mentor y misionero, es una gran alegría para nosotros. Esperamos que aquellos que conocieron al Padre Byrne y aquellos que se identifican con la misión Salesiana se unan a nosotros para crear oportunidades para que más estudiantes con una variedad de orígenes asistan a esta escuela y enriquezcan aún más la experiencia estudiantil”.

“Estoy seguro de que han escuchado historias tristes sobre las terribles experiencias que tuvieron algunos de los niños del programa Pedro Pan, pero nosotros en Wilmington nos teníamos el uno al otro y nos hicimos muy cercanos”, declaró Bezos en una entrevista de 2016. Y añadió: “Hasta el día de hoy, muchos de nosotros todavía nos hablamos y nos visitamos de vez en cuando. También visitamos al sacerdote que estaba a cargo de nosotros. En medio de todo el caos, fue una experiencia maravillosa”.

Además del P. Byrne Scholarship, Miguel y su esposa, Jacklyn, igualarán los compromisos de $100,000 o más con la donación durante los próximos tres años, hasta $ 2 millones, con el objetivo de inspirar a otros a brindar acceso a una educación mediante el establecimiento de sus propias becas.

ASÍ NACIÓ AMAZON

Amazon de Jeff Bezos nació en el garaje de la casa de sus padres en 1994. Jeff inició la empresa como una librería en línea y en un año se expandió a una casa de dos habitaciones. El sitio web se lanzó en julio de 1995 y la compañía estaba enviando libros a todo el país, así como a 45 países de todo el mundo, dentro de los 30 días posteriores a su lanzamiento. Pero Jeff no podría haberlo hecho solo. Siempre le ha dado crédito a sus padres por lo mismo, quienes le dieron un cheque por varios miles de dólares para iniciar la empresa. Jeff Bezos parece estar muy cerca de su padre Mike, quien lo adoptó a los 4 años y saca toda la inspiración de su padre.

Cincuenta y nueve años después que el Pedro Pan, Miguel Bezos llegó al Aeropuerto de Miami, su hijo el multimillonario y fundador de Amazon, Jeff Bezos, voló el martes 20 de julio de 2021 al espacio en un exitoso vuelo a bordo de su nave New Shepard, construída por su empresa Blue Origen.

Jeff de 57 años, estuvo acompañado por su hermano Mark, de 51; la pionera de la carrera espacial Wally Funk, de 82 y el estudiante Oliver Daemen, de 18, estos dos últimos son respectivamente la persona de más edad y la más joven en viajar al espacio.

Lo hicieron a bordo de una cápsula con amplias ventanas, lo que les brindó espectaculares vistas de La Tierra al elevarse 96 km durante los 11 minutos de vuelo (subida y bajada).

Jeff Bezos vendió acciones de Amazon.com Inc. por un valor de $1,300 millones el viernes 5 de noviembre de 2021 lo que se sumó a otra venta de alrededor de $2,000 millones a principios de noviembre 2021.

Bezos vendió un total de 391,550 acciones bajo un plan de negociación preestablecido, según documentos de la Comisión de Bolsa y Valores. La última venta eleva el valor de las acciones de Amazon.com que ha vendido en 2021 a $9,900 millones

Bezos, que tiene un patrimonio de $202,400 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, ha financiado su empresa privada de cohetes Blue Origin y, más recientemente, su filantropía, utilizando parte de su fortuna en Amazon. Actualmente posee aproximadamente el 10% del gigante minorista en línea.

Temas similares…

El grito de Yara

El grito de Yara

Para conmemorar la efeméride del 10 de octubre de 1868 vamos a publicar este relato poco conocido del coronel José...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish