EL CELULAR: ¡UN ARMA DE DOBLE FILO!

Written by Roberto Cazorla

7 de julio de 2021

Algunos se llevarán las manos a la cabeza exclamando lo peor de mí por la forma de pensar

respecto a dicho pequeño “monstruo”, inventado precisamente para deshumanizarnos más.

Hace unos días, tuve que atravesar Madrid capital para acudir a una cita con mi editor, el poeta cubano Felipe Lázaro, con el fin de puntualizar algunas cosas relacionadas con mi nuevo libro“Las Entrañas de la Duda” (La Pandemia que nos asola), que está a punto de ver la luz. Habíamos quedado a la una del mediodía, pero como soy de los que prefieren esperar a que le esperen, a las once y media me encontraba sentado en la terraza de la cafetería que está en una esquina de la calle Enrique Larreta (Plaza de Castilla), cita a la que también acudió mi amiga-hermana la fotógrafa Lucía del Pozo.

Tanto Lázaro como Del Pozo, llegaron diez minutos antes de la una. Yo llevaba en dicha terraza el tiempo suficiente como para asimilar y convencerme de que estamos viviendo en un mundo de cadáveres vivientes, en una época en la que la inmensa mayoría de los que componen nuestra “extraña” raza, ha perdido la individualidad, dedicando el tiempo que permanecí solo, en contar las “¿personas?”, que cruzaba por delante de la mesa en la que me encontraba.

El 99% de los transeúntes iba hablando por el “móvil” (celular), absorbidos por la conversación que, estoy seguro, era banal, y sí la medicina que los que controlan el mundo, nos la recetaron obligándonos a ingerirla: el laxante que nos obliga a que vomitemos nuestra propia personalidad y nos pasemos la mayor parte del tiempo pensando en las “musarañas”, y no en cómo nos están transformando en marionetas.

No dudo que el celular es uno de los inventos más “milagrosos” que se han inventado, también el más “nocivo”que se dedica a reventar la personalidad propia de la mayoría floja de piernas. Aceptemos que resulta un arma de doble filo.

El celular, ha provocado que los ciudadanos, a nivel mundial, se conviertan en los robots que, la “mano que mueve la cuna”, se ha propuesto: anularnos como persona, transformarnos en un rebaño de muñecos más pasivos que las marmotas.

Semejante y “diminuto”instrumento tiene la capacidad de dominar a los humanos hasta convertirlos en inquilinos de la indiferencia, en pasotas que pasan hasta de sí mismos.

UNA AUTOPISTA

Lo más escalofriante, es cómo tan “esquizofrénico” aparato ha llegado a las manos de niños y adolescentes con la edad de creer en los reyes magos.

He presenciado escenas patéticas en un restaurante de la esquina de mi casa, en la en dos mesas unidas, una familia degustaba los platos del día y, al extremo de dicha mesa, 3 criaturas que no pasaban de 8 0 10 años, estaban embelesados con sus celulares. Le habían servido su comida, pero les era indiferente.

La mayoría de ellos tienen acceso a la pornografía y a todo lo terrorífico que el hombre es capaz de crear. He visto infinidades de parejas de supuestos novios en una terraza, en un parque o en un autobús, absorbidos por tan diabólico “aparejo”, demostrando que se han transformado en indiferentes al amor, a la pasión, al deseo de rosar las manos o las mejillas de su pareja.

Cuando a alguien se le estropea el carro en una autopista o en cualquier sitio alejado de la civilización, el celular es tremendamente útil. Pero como la bebida, que podemos bebernos un día un “Mentirita” (“Cuba Libre”), pero no significa que tenemos que convertirnos en alcohólicos.

La bebida alcohólica, una de las drogas que más muertes causan en el planeta, no se prohíbe porque es otra de las formas de matar más rentables para los que controlan el negocio.

Así es esta “¿humanidad?” en la que nos encontramos nadando desnudos de buenas intenciones, huérfanos de piedad y rodeados de un planeta de odio que compite con el globo terráqueo.

Sé que algunos de los que lean este artículo, se llevará las manos a la cabeza exclamando lo peor de mí por la forma de pensar respecto a dicho pequeño “monstruo”. Mucho más en Estados Unidos donde creo que la mayoría duerme con uno introducido en los oídos.

Sé que me llamarán ridículo, primitivo, bizantino, etc. Pero tengo el placer de haber leído suculentos e instructivos artículos de psicólogos, psiquiatras y sociólogo, relacionados con el daño que puede ocasionar el celular si no se usa debidamente. Es tanto su dominio que también es especialista en matarnos las neuronas.

Tengo uno, pero para comunicarme con dos amigas y dos amigos que son mis “ángeles de la guarda” y, recurro a él cuando la necesidad me obliga.

Jamás soportaría mantener horas hablando por esa diminuta “bomba de relojería”. Lo detesto; me altera los nervios cuando me asomo a la calle y hasta los ladrillos llevan un celular conectado. Me irrita.

Me resisto a caer en el jamo de los que creen que no existe otra forma de invertir el tiempo. ¡Con tantos libros que nos quedan por leer! ¿Qué también en los celulares pueden leer? Resulta antipoético, y nos devora la vista. ¡Negativo!

EN UNA LETRINA

Otro de los fenómenos que resulta feroz, es la televisión, que se transmite en España. Hace muchos años que en ningún canal emite un programa musical, de entretenimiento, ni cultural.

La televisión que vemos en España, son el fiel retrato de la que se emite en países ensangrentados como Cuba, Venezuela, Nicaragua, etc. Donde la única voz es la de los dictadores comunistas e H. de la G. P. Como la mayoría de los canales están controlados por grupos mafiosos, comenzando por el“Canal 5”, propiedad del pandillero y corrupto italiano Silvio Berlusconi. La mayoría de la población española si no tiene cerebro de mosquito, la televisión la ha embobecido como ha hecho el celular.

En el citado “Canal 5”, se ha transmitido un documental contado por Rocío Carrasco, hija de la cantante Rocío Jurado, en el que narra (la mayoría no la cree) que hace 25 años fue maltratada por el que fuera su esposo, el tertuliano televisivo Antonio David Flores, de cuyo matrimonio nacieron 2 hijos que, desde muy niños, prefirieron vivir con su padre, no con la madre y su nuevo marido.

Hasta la ministra de Igualdad, Irene Montero, pareja del despreciable Pablo Iglesias, alias “El Coleta”, llamó a dicho canal para apoyar a la Carrasco, cuando ella no tiene ni “puta” idea de lo que ocurrió hace tanto tiempo.

La Montero, que fue nombrada ministra, cuenta con el currículo más pobre del mundo: ¡Solo fue cajera en un supermercado! Las “feminazis” encabezadas por la presentadora Carlota Corredera, se han encargado de apoyar las mentiras de la Carrasco y desde hace 4 meses, no se habla de otra cosa en la mayoría de los canales.

El pueblo, drogado por un tsunami de calumnias contra un hombre que jamás fue condenado por maltratador, se vanagloria demostrando cuán mediocre y perverso son los millones de españoles que se dejan arrastrar por el último que llega. España se está ahogando, no el mar, sino en una letrina de heces fecales en la que la lanzaron sus propios hijos.

¿Dónde están la personalidad y sana arrogancia ibérica?

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish