EL BANCO DEL COMERCIO

Written by Alvaro J. Alvarez

4 de agosto de 2021

El Banco del Comercio era un banco comercial, nacional, con oficina central en La Habana y depósitos por $20,800,000. El 30 de julio de 1952 fue vendido por $2,433,000 a The Trust Company of Cuba con quien se fusionó el 17 de marzo de 1954 para convertir a éste, en el banco más importante de Cuba. Su sede principal estaba en la calle Aguilar #402 esq. a Obrapía.

Tenía un capital ascendente a $1,000,000 distribuido en 50,000 acciones. Sus principales suscriptores eran los hermanos Humberto, Guillermo y Serafín Solís Alió; propietarios de la gran tienda por departamentos El Encanto, quienes controlaban $205,520. Humberto Solís, su vicepresidente era el principal tenedor individual de acciones con $124,380.

José Ignacio de la Cámara O’Reilly (1894-1982 el VIII Marqués de San Felipe y Santiago) su presidente y el segundo accionista con $59,000, que tras la fusión ocupó el cargo de presidente de The Trust Company of Cuba; era presidente también de la Compañía de Jarcia de Matanzas y tenía intereses en la Compañía de Productos Alimenticios Canímar SA., en Residencial Alamar y en la Petrolera Transcuba SA. Le seguía en importancia César Rodríguez González, propietario de Almacenes Ultra.

Todos los mencionados suscribieron acciones del comprador y pasaron a formar parte de su directiva. Otros accionistas importantes eran Segundo Casteleiro Colmenares y Francisco Saralegui.

Después de 1919, El Banco del Comercio fue sucesor de la banca Hijos de R. Argüelles, fundada por Ramón Argüelles Alonso, (I Marqués de Argüelles), quien había establecido en 1849 Argüelles y Hermano, una firma dedicada a tabaco torcido y en rama; propietaria de vegas de tabaco en Vueltabajo, habiéndose diversificado, más tarde, hacia el negocio bancario, convirtiéndose en uno de los principales accionistas de Ferrocarriles Unidos y Almacenes de Regla LTD, del que sería su presidente, y quien, a finales del siglo XIX, constituía el capital de mayor cuantía entre los de origen indiano establecidos en España, a pesar de tener en el país sólo un tercio de su caudal, en especial en Barcelona.

Los Hijos de R. Argüelles era dirigida a principios del siglo XX por Eliseo Argüelles Pozo y Juan Francisco Argüelles Ramos, ambos hijos del fundador, así como por Federico Bernaldo de Quirós, casado con su otra hija, María Josefa Argüelles Díaz Pimienta, II Marquesa de Argüelles, quien residía en España. A partir del 5 de diciembre de 1919 se transformaría en el Banco del Comercio, entrando como socios, Bernardo Solís, el padre los Solís Alió y José Gómez-Mena y Vila (1882-1980), quienes fueron, durante 20 años, respectivamente, su presidente y vicepresidente.

Tras casarse con María Josefa Argüelles Claussó, hija de Juan Francisco Argüelles Ramos, José Ignacio de la Cámara O´Reilly se convertiría en su vicepresidente en 1929, poco antes del fallecimiento de su suegro, y desde 1935 sería su presidente y el segundo mayor accionista.

Aquilino Entrialgo Álvarez, uno de los socios propietarios de El Encanto, sería su vicepresidente hasta su fallecimiento en 1948.

Tenía una gran concentración de créditos, pues 15 clientes del comercio minorista, en especial tiendas por departamentos, almacenes de tejidos, ferreterías y otros comercios importantes, en su mayoría firmas afiliadas del banco, disfrutaban del 54 % de la cartera.

Su principal cliente era “Solís, Entrialgo y Compañía”, propietaria de El Encanto ($9,651,000), Línea de Vapores García SA, Los Precios Fijos SA y otras. Al fusionarse con The Trust Company of Cuba estas cuentas se trasladaron a ese banco.

Su posición financiera, su política de crédito y la dirección era sólida. Tenía buenas utilidades que oscilaban entre $100,000 y $200,000, pagando dividendos. Su administración se consideraba segura y eficiente.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish