El adiós al presidente de la JPC. “Esquivel, fue un profundo obsesionado por la libertad de Cuba desde el exilio de Miami”

Written by Germán Acero

11 de agosto de 2021

La última gran batalla de Antonio Esquivel, el presidente de la Junta Patriótica Cubana, fue revivir la tribuna de la Peña de Rosell, en Miami, donde destacados oradores venían empujando duro para ganar la lucha por lograr la libertad en Cuba.

Precisamente Esquivel había nombrado al “Hombre de las Mil Guerras”, Rafael Morales, como el presidente de esta organización poderosa del exilio de Miami, que por muchos años ha reunido a conferencistas de todas las nacionalidades, para analizar la situación política de la isla y de América.

Por eso Morales, al abrir la sesión del pasado viernes de la Peña de Rosell para darle el adiós a Esquivel,  fue enfático en afirmar que “Antonio  fue un obsesionado profundo por la libertad de Cuba, desde que  inició su lucha desde Venezuela, tras salir de Cuba por amenazas del comunismo”.

“Desde su gran trinchera, como fue la presidencia de la Junta Patriótica Cubana, Esquivel (quien murió en Miami)  estuvo siempre en los grandes acontecimientos del exilio cubano, con el fin de apoyar toda iniciativa, que condujera a sellar la libertad por la isla”, resaltó Morales.

“Fue un hombre que le dedicó su vida a Cuba. Trabajaba las 24 horas del día en programar y participar en todo acontecimiento que tuviera que ver con la isla. Siempre fue optimista que la guerra política tenía que ganarse. Pero la vida le negó esa posibilidad de ver libre a la isla”, destacó.

Tony  Calatayud, quien fue otro de los oradores, resaltó “la energía que siempre tuvo Esquivel para estar en los principales acontecimientos de la lucha por la libertad de Cuba, donde reunía a oradores y conferencistas para que ayudaran a sellar este propósito político en la isla”.

Calatayud recordó que, hace pocas semanas, había hablado con Esquivel, para iniciar los preparativos de la primera marcha cubanovenezolana en Miami, la cual tendría como objetivo principal propiciar también la apertura de la libertad en este último país, actualmente, en garras de la dictadura de Maduro.

Frank De Varona, por su parte, recordó que con Esquivel siempre tuvo una entrañable amistad, que estuvo en todo momento ligada a la libertad de Cuba, tanto en marchas, como en conferencias y actos públicos en el exilio de Miami.

Pedro Ladislao Guerra Bueno, finalmente dijo que “Hoy estamos aquí en la Peña de Rossell reunidos, para recordar a ese gran hombre que fue Esquivel, quien nos enseñó a amar a Cuba y a luchar  por su libertad”.

Benjamín de Yurre, al cerrar el acto de los oradores, precisó que Esquivel fue “Un guerrero a toda prueba desde las trincheras de Cuba, Venezuela y Miami, donde fundó inclusive empresas de carga, que apoyaron a los cubanos que venían a los Estados Unidos huyendo de la tiranía castrista”.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish