El 24 de marzo de 1882, el científico alemán Robert Koch descubrió el bacilo de la tuberculosis

Written by Libre Online

19 de marzo de 2024

Este descubrimiento reveló que la enfermedad mortal se podría tratar con medicamentos. Koch recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1905

DE LA REDACCIÓN DE LIBRE Y FUENTES ANEXAS

Historia del Día Mundial de la Tuberculosis

El 24 de marzo de 1882, el Dr. Robert Koch anunció el descubrimiento del Mycobacterium tuberculosis, la bacteria que causa la tuberculosis (TB). 

En esa época, la tuberculosis provocaba la muerte de una de cada siete personas en los Estados Unidos y Europa. El descubrimiento del Dr. Koch fue el paso más importante que se haya dado para el control y la eliminación de esta mortal enfermedad. 

Un siglo después se determinó que el 24 de marzo sería el Día Mundial de la Tuberculosis: un día para educar al público sobre el impacto que tiene la tuberculosis en todo el mundo.

Robert Heinrich Hermann Koch, nació en Clausthal, Reino de Hannover, 11 de diciembre de 1843-Baden-Baden, Gran Ducado de Baden, Imperio alemán, murió el 27 de mayo de 1910, fue un médico y microbiólogo alemán.

Se hizo famoso por descubrir el bacilo de la tuberculosis en 1882, presentando sus hallazgos el 24 de marzo de 1882 a la Sociedad Fisiológica de Berlín, así como el bacilo del cólera en 1883 (después de otros que lo descubrieron independientemente pero no lograron dar a conocer sus descubrimientos internacionalmente) y por el desarrollo de los postulados de Koch. 

Es considerado uno de los fundadores de la bacteriología. Recibió el Premio Nobel de Medicina en 1905 por sus trabajos sobre la tuberculosis. Fue el primero en demostrar definitivamente, mediante experimentos científicos, que una enfermedad específica (el carbunco o ántrax) fue causada por un microorganismo específico.

El trabajo de Koch consistió en aislar el microorganismo causante de esta enfermedad y hacerlo crecer en un cultivo puro, utilizándolo para inducir la enfermedad en animales de laboratorio, en su caso la cobaya, aislando de nuevo el germen de los animales enfermos para verificar su identidad comparándolo con el germen original.

Probablemente tan importante como su trabajo en la tuberculosis sean los llamados postulados de Koch que establecen las condiciones para que un organismo sea considerado la causa de una enfermedad. Cuatro principios médicos generalizados para determinar la relación de los patógenos con enfermedades específicas. El concepto todavía se usa en la mayoría de las situaciones e influye en los principios epidemiológicos posteriores, como los criterios de Bradford Hill. Siguió una gran controversia cuando Koch descubrió la tuberculina como un medicamento para la tuberculosis que demostró ser ineficaz, pero se desarrolló para el diagnóstico de la tuberculosis después de su muerte. 

El día en que anunció el descubrimiento de la bacteria de la tuberculosis, el 24 de marzo, ha sido observado por la Organización Mundial de la Salud como el “Día Mundial de la Tuberculosis” todos los años desde 1982.

Hasta que no se logre eliminar esta enfermedad, el Día Mundial de la Tuberculosis no podrá ser motivo de celebración. Sin embargo, es una oportunidad valiosa para enseñarle al público los efectos devastadores causados por la tuberculosis y cómo se pueden detener.

Tras graduarse en 1866, Koch trabajó brevemente como ayudante en el Hospital General de Hamburgo. En octubre de ese año se trasladó al Hospital de Langenhagen, cerca de Hannover, como médico general. 

En 1868 se trasladó a Neimegk y en 1869 a Rakwitz. Al comenzar la Guerra Franco-Prusiana en 1870, se alistó en el ejército alemán como cirujano voluntario en 1871 para apoyar el esfuerzo bélico. Fue licenciado un año después y fue nombrado médico de distrito (Kreisphysikus) en Wollstein, en la Prusian Posen (actualmente Wolsztyn, Polonia). Cuando su familia se instaló allí, su mujer le regaló un microscopio por su cumpleaños. Con el microscopio, montó un laboratorio privado y comenzó su carrera en microbiología.

Koch comenzó a realizar investigaciones sobre microorganismos en un laboratorio conectado a su sala de examen de pacientes. Sus primeras investigaciones en este laboratorio dieron lugar a una de sus principales contribuciones al campo de la microbiología, ya que desarrolló la técnica de cultivo de bacterias. Además, consiguió aislar y cultivar patógenos seleccionados en un cultivo puro de laboratorio. Su descubrimiento del bacilo del ántrax (más tarde denominado Bacillus anthracis) impresionó enormemente a Ferdinand Julius Cohn, profesor de la Universidad de Breslavia (actual Universidad de Wrocław), quien le ayudó a publicar el descubrimiento en 1876. 

Cohn había creado el Instituto de Fisiología Vegetal e invitó a Koch a demostrar allí su nueva bacteria en 1877. Koch fue trasladado a Breslau como médico de distrito en 1879. Un año después se marchó a Berlín al ser nombrado asesor gubernamental en la Oficina Imperial de Salud, donde trabajó de 1880 a 1885. Tras su descubrimiento de la bacteria de la tuberculosis, fue ascendido a Geheimer Regierungsrat, un alto cargo ejecutivo, en junio de 1882.

En 1885, Koch recibió dos nombramientos como administrador y profesor en la Universidad de Berlín. Se convirtió en Director del Instituto de Higiene y Catedrático (Profesor de Higiene) de la Facultad de Medicina. 

En 1891, renunció a su cátedra y se convirtió en director del Real Instituto Prusiano de Enfermedades Infecciosas (ahora el Instituto Robert Koch), que constaba de una división clínica y camas para la división de investigación clínica. Para ello aceptó duras condiciones. 

El Ministerio de Sanidad de Prusia insistió tras el escándalo de 1890 con la tuberculina, que Koch había descubierto y pensado como un remedio para la tuberculosis, que cualquiera de los inventos de Koch pertenecería incondicionalmente al gobierno y no sería compensado. Koch perdió el derecho a solicitar la protección de patentes. 

En 1906, se mudó al este de África para investigar una cura para la tripanosomiasis (enfermedad del sueño). Estableció el campo de investigación Bugula donde hasta 1.000 personas al día fueron tratadas con la droga experimental Atoxyl.

Después de que Casimir Davaine demostrara la transmisión directa del bacilo del carbunco (también llamado ántrax) entre las vacas, Koch estudió con profundidad esta enfermedad. Inventó métodos para extraer el bacilo de las muestras de sangre y hacerlo crecer en cultivos puros. Descubrió que, mientras que era incapaz de sobrevivir durante periodos largos en el exterior del huésped, podía crear endosporas que sí podían hacerlo. También descubrió el agente causante de la enfermedad del carbunco.

Esas endosporas, incrustadas en el suelo, eran la causa de los inexplicables brotes “espontáneos” de ántrax. Koch publicó sus descubrimientos en 1876 y fue premiado con un trabajo en la Oficina Imperial de Sanidad en Berlín en 1880. En 1881, promovió la esterilización de los instrumentos quirúrgicos mediante el calor.

En Berlín mejoró los métodos que había usado en Wollstein, incluyendo las técnicas de tinción y purificación y los medios de crecimiento bacteriano, como las placas de agar10 (gracias al consejo de Angelina y Walther Hesse) y la placa de Petri (llamada así por su inventor, su ayudante Julius Richard Petri). Estos dispositivos aún se utilizan actualmente. Con estas técnicas, fue capaz de descubrir la bacteria causante de la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) en 1882 (anunció el descubrimiento el 24 de marzo). La tuberculosis era la causa de una de cada siete muertes a mitad del siglo XIX.

En 1883, Koch trabajó en un equipo de investigación francés en Alejandría, Egipto, estudiando el cólera. También trabajó en la India, donde aisló e identificó la bacteria vibrio que causaba el cólera. 

En 1885, fue nombrado profesor de higiene en la Universidad de Berlín, y en 1891 se convirtió en Profesor Honorario de la Facultad de Medicina y director del Instituto Prusiano de Enfermedades Infecciosas (renombrado como Instituto Robert Koch en su honor), una posición a la que renunció en 1904. 

Comenzó a viajar por todo el mundo, estudiando enfermedades de Sudáfrica, India y Java. Visitó en Mukteshwar lo que ahora se llama Instituto de Investigación Veterinaria India (IVRI, Indian Veterinary Research Institute en inglés), a petición del Gobierno de la India para investigar una plaga en el ganado. El microscopio que usó durante este periodo se conserva en el museo mantenido por el IVRI.

Postulados de Koch

Probablemente tan importante como su trabajo en la tuberculosis, por el que fue galardonado con el Premio Nobel en 1905, son los postulados de Koch, que afirman que para establecer que un organismo sea la causa de una enfermedad, este debe:

• Estar presente en todos los casos en pacientes en los que se examine la enfermedad, y ausente en organismos sanos.

• Debe poder ser aislado de un individuo con la enfermedad y preparado y mantenido en un cultivo puro.

• Tener la capacidad de producir la misma infección original en individuos sanos, después de varias generaciones en un cultivo.

• Poder inocularse en animales y ser cultivado de nuevo.

Los pupilos de Koch descubrieron los organismos responsables de la difteria, el tifus, la neumonía, la gonorrea, la meningitis cerebroespinal, la lepra, la peste pulmonar, el tétanos y la sífilis, entre otros, usando sus métodos.

Murió el 27 de mayo de 1910 por un ataque al corazón en Baden-Baden, a la edad de 66 años.

Johann Schonlein inventó la palabra “tuberculosis” en 1834, si bien se estima que el Mycobacterium tuberculosis puede haber existido tanto como 3 millones de años.

 En los años 1.700, la TB era llamada “la plaga blanca” debido a la palidez de los pacientes.

En la actualidad, sabemos que la tuberculosis es una enfermedad infecciosa que se propaga a través del aire cuando una persona que la tiene tose, habla o canta. Cuando a una persona se le diagnostica la enfermedad de TB, se realiza una investigación de contactos para encontrar y hacer una prueba de detección a las personas (como familiares) que podrían haber estado expuestos a la tuberculosis. Las personas a las que se les diagnostica la enfermedad de TB o infección de TB latente luego reciben tratamiento.

La tuberculosis o TB, como se le conoce en inglés, es una enfermedad causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Estas bacterias por lo general atacan a los pulmones, pero también pueden atacar otras partes del cuerpo, como los riñones, la columna vertebral y el cerebro. Si no se trata apropiadamente, la tuberculosis puede ser mortal. En el pasado, la tuberculosis llegó a ser la causa principal de muerte en los Estados Unidos.

Temas similares…

LIBRE EN LA MESA. GALLO PINTO

LIBRE EN LA MESA. GALLO PINTO

Por María C. Rodríguez  GALLO PINTO Ingredientes ¼ taza de margarina 2 cucharadas de ajo picado ½ taza de cebolla...

0 comentarios

Enviar un comentario