Don Quijote de La Mancha

Written by Libre Online

2 de mayo de 2023

Por José “Chamby” Campos

Al igual que la obra cumbre de Miguel Cervantes, la ciudad de Miami también tiene un personaje histórico lleno de enseñanzas.

En “Don Quijote”, Alonso Quijano es el protagonista que sale al mundo a vivir sus propias aventuras y dentro de ella deja sus interesantes experiencias. Es un hombre alto, flaco, de nariz puntiaguda con barba y bigote.

Pat Riley, con una constitución física similar a la de Quijano, es un hombre que sus propias experiencias y enseñanzas lo han llevado a ser una leyenda dentro del deporte de baloncesto.

Lo único que el exjugador ha hecho durante toda su trayectoria en el tabloncillo es ganar. Primero como jugador, más tarde como coach y en la actualidad como presidente de Los Miami Heat.

Un atleta que ha tenido el ángel de poder haber participado en encuentros que han quedado para la historia. Sin contar las grandes batallas en la NBA, su primer juego simbólico fue en diciembre 29 del 1961 cuando apenas era un estudiante de secundaria en la ciudad de Schenectady en el estado de Nueva York.

Representando a Linton High School derrotaron 74 a 68 al espectacular equipo Power Memorial de la ciudad de Nueva York que estaba clasificado número uno en la nación. Más importante contaba en su alineación con el jugador más deseado de ese momento y el cual revolucionaria el baloncesto más adelante. Su nombre Lew Alcindor, quien más tarde lo sustituyó por Kareem Abdul Jabbar.

Después de haber concluido sus estudios secundarios, la universidad de Kentucky bajo la tutela del genial coach Adolph Rupp le ofreció una beca. Allí se desarrolló como un excelente jugador que fue galardonado en múltiples ocasiones a nivel de conferencia y luego más tarde como All-American. Fue en el año 1966 cuando en otra ocasión se vio envuelto en un partido que tuvo repercusión histórica. En el juego del campeonato nacional Kentucky fue derrotado por Texas Western que por primera vez en la historia contaba con una escuadra donde los cinco abridores eran afroamericanos.

En el año 1995 cuando la franquicia de Miami atravesaba dificultades administrativas y donde la familia Arison decidió entregarle el mando del equipo; una nueva faceta apareció en su vida y para bienestar de la ciudad de Miami comenzó una era que elevó la imagen del baloncesto en el sur de los EE.UU.

Hombre de tradición y lealtad. Los coaches que ha empleado siempre han sido productos de la propia empresa incluyendo el actual director técnico, Erik Spoelstra, quien empezó como organizador de los filmes de prácticas y fue subiendo de posiciones. Muchos de sus antiguos jugadores también han recibido la oportunidad de moverse en el mundo administrativo como es el caso de Alonzo Mourning que actualmente es vicepresidente de desarrollo de los atletas.

Los trabajadores de menos escala también disfrutan de su fidelidad como es el caso del vicepresidente de operaciones, Andy Elisburg y los narradores Eric Reid en inglés y José Pañeda en español.

Lo más importante en su carrera como “manda más” de los locales ha sido la ética de trabajo y esfuerzo que ha creado alrededor del equipo. Esto se ve reflejado en el producto que noche tras noche los seguidores de Los Heat vemos en el terreno de juego.

Desde su llegada Los Heat han ganado 3 campeonatos mundiales y han participado en seis finales de la NBA. Este éxito más su presencia como una leyenda triunfadora han convertido a la ciudad de Miami en una plaza bien atractiva para los jugadores.

La prueba de lo anterior es la estela de luminarias de la cancha que han sido parte del equipo en algún momento. Shaquille O’Neal, Mourning, Gary Payton y otros más fueron los precursores que ayudaron a que Riley pudiera convencer a Lebron James y Chris Bosh que se mudaran a nuestra ciudad y juntos a Dwayne Wade formaran el famoso trio que participó en cuatro finales consecutivas de la NBA.  

La escuadra actual es una 

radiografía de lo que representa el nativo del estado de Nueva York. La figura central, Jimmy Butler, es un gran jugador, pero nunca estuvo contento en ninguno de sus previos empleos. Buscando una oportunidad de jugar a cabalidad y poder ganar un título en la NBA, decidió venir a Miami por el gran maestro. Los resultados tanto de su nivel como los del quinteto son la prueba de que tomó la decisión correcta. 

De los 14 jugadores restantes seis de ellos provienen de ligas menores; siendo Udonis Haslem el caso más sobresaliente. Riley lo puso en un estricto plan de entrenamiento gracias al tesón que Haslem tenía y lo convirtió en un gran jugador que por 21 años ha sido parte de Los Heat y se retira al final de esta campaña. 

Esperemos que estos playoffs continúen como han comenzado, eliminando al equipo con el mejor récord de la NBA, y culminen con otro anillo para nuestro “Hombre de La Mancha”.

Temas similares…

Ayrton Senna en la memoria

Ayrton Senna en la memoria

Fue 1 de mayo de 1994, hace 30 años. Aquel día los brasileños lloraron la muerte de uno de sus mayores iconos, Ayrton...

0 comentarios

Enviar un comentario