Documentos raros

Written by Libre Online

19 de mayo de 2021

El Cónsul de los Estados Unidos en Santiago de Cuba informa a su gobierno la muerte de Martí

Este importante documento histórico fue encontrado en el Archivo Nacional de Washington. El documento es todo un informe del Cónsul de los Estados Unidos en Santiago de Cuba, fechado en el 23 de mayo de 1895, dando cuenta a su Gobierno de la muerte de José Marti. Por su extraordinario interés, y por tratarse, además, de un documento poco conocido, insertamos a continuación una traducción del mismo, dejando, al mismo tiempo, constancia de que en el informe hay inexactitudes, producto de las noticias de la época.

He aquí el texto traducido:

CONSULADO DE LOS
ESTADOS UNIDOS,

Santiago de Cuba
Mayo 23, 1895.

Honorable Edwin F. Uhl.
Secretario Asistente de Eatado.
Washington, D. C.

Señor:

Tengo el honor muy respetuosamente de reportar que el miércoles de esta semana los periódicos de esta ciudad publicaron la muerte de José Marti, Presidente del Partido Revolucionario Cubano. Su muerte se dice ocurrida mientras trataba de cruzar la «Trocha» hacia Puerto Principe.

En el propio día un Cubano Americano, de posición alta en el mundo de los negocios, visitó el Consulado, y me dijo que los restos de Marti debían ser traídos a este lugar durante el siguiente día, y me pidió que reclamase el cuerpo del gobierno, “y como Cónsul Americano, le diera un honorable entierro americano”. El caballero dijo además que «el objeto del gobierno era realizar una parada con los restos ante el pueblo y entonces lanzarlos en un hueco como a un perro”.
Se me dio a entender que para tal servido mi cuenta sería pagada, y que no debía hacer preguntas. Yo contesté que a despecho de cuales pudieran ser mis sentimientos de humanidad, Martí tenía amigos suficientes en Santiago que se ocupasen de que sus restos fueran decentemente enterrados, en el caso de traérseles aquí, si el gobierno se negaba a esa ceremonia, y que las instrucciones de mi gobierno me ordenaban el evitar todas las cuestiones de naturaleza política, y para eludir lo que pudiera ser tergiversado por los oficiales españoles como un acto de contemporización y solidaridad con la revolución, y para evitar cualquier situación embarazosa a mi propio gobierno, muy respetuosamente decliné dar a la cuestión ninguna atención.

Posteriores acontecimientos arrojan algunas dudas sobre la muerte de Martí, ya que aquellos que debían traer el cadáver a Santiago regresaron diciendo que «el cuerpo estaba demasiado descompuesto para su transporte”.

Con la más alta consideración.
Su obediente servidor
Pulaski F. Hyatt
Consul de E.U.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish