Dimos nuestras vidas y todo por la libertad de Cuba

Written by Germán Acero

16 de abril de 2024



“Dimos nuestras vidas y todo por la libertad de Cuba”, dijo con orgullo Santiago Jont, quien ahora es voluntario en el museo que temporalmente se instaló en la Pequeña Habana, mientras se termina la sede principal que será toda una maravilla digital en la historia de esta sagrada institución.

Jont quien ha vivido intensamente la historia de este museo militar recalcó que, para él, como para los otros cientos de brigadistas, fue un gran honor participar en la operación de Bahía de Cochinos que estuvo a punto de devolverle la libertad a Cuba.

“Por eso, lo que yo siempre sostengo, que hay que hacer algo grande. Algo poderoso. Algo increíble. Que le pueda devolver la libertad a la isla. Es una esperanza inmensa del mundo libre. Es una esperanza grande de los cubanos que están allá y los cubanos que están acá”, emocionado repitió Jont.

“Uno de los hechos más sublimes en esta operación es que, todos nosotros fuimos a reclutarnos en las filas de la Brigada 2506, de forma voluntaria. Sin cobrar un solo dólar. Sin tener otro interés que la libertad de la patria”, expresó.

“Hoy las tácticas han cambiado, totalmente, y la lucha es pacífica a través de las protestas en las calles y con la ayuda de la solidaridad mundial”, admitió.

“Seguimos, sin embargo, luchando hasta que ya no estemos en este mundo. Seguimos apoyando a todos esos heroicos opositores que tienen el valor de salir a las calles cubanas a gritar contra el sistema comunista para exigir libertad y democracia”, reiteró.

“Nunca nos daremos por vencidos hasta tanto no concretemos la libertad en Cuba. Es una meta. Es una esperanza. Es un blanco que hay en nuestras mentes para descansar en paz. Y ver que ya no hay más comunismo en la isla”, sostuvo.

“Es el anhelo de esas madres que quieren ver a sus hijos con un futuro promisorio. Entonando el Himno Nacional con verdadero sentido patriótico y ver nuestra bandera ondear en un cielo libre del comunismo. Es ver un mundo nuevo lleno de esperanza y paz. Como cualquier otro país sobre la faz de la tierra”, agregó. 

“Hoy más que nunca estamos conscientes que tenemos que aferrarnos a esa idea de que Cuba tiene que ser libre. Por el bien de todos los hermanos y compatriotas que dejamos en la isla. Y que siguen viviendo, soportando a un régimen que los persigue y los encarcela por clamar libertad”, afirmó Jont.

 “Tal vez estamos en un momento ideal de la historia para saber que pronto llegará la libertad a Cuba, ya que el régimen está tambaleándose, no tiene presupuesto para seguir soportando esa estructura comunista que amenaza con derrumbarse de la noche a la mañana”, expresó.

“Estamos confiados que así será. Porque hombres y mujeres, siguen poniéndose de pie contra esa muralla comunista para exigir libertad. Es un momento decisivo y único de la historia de Cuba”, afirmó.

“Estoy feliz ahora mismo. Por haber participado en esa misión. No fue inútil. Ya estamos viendo los frutos de un nuevo amanecer democrático para Cuba. Hoy recordamos con sentimiento a nuestros compañeros de lucha. A aquellos que murieron teniendo en sus corazones la ilusión de ver libre a la isla”, dijo.

“Ha llegado un nuevo aniversario de nuestra sagrada brigada. Y quizás en un futuro no muy lejano ya no tendremos que hacer el pase de lista, sino con respeto y alegría, festejar que en Cuba ya no hay comunismo”, expresó.

“Estamos esperando este momento. Sabemos que el mundo libre estará con nosotros acompañándonos en esta gran fiesta por la libertad. Es justo que llegue la democracia para la isla. Son muchos muertos y heridos que quedaron tendidos en la tierra cubana buscando la libertad”, concluyó.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario