DEPORTES DE MI MIAMI. Figuras deportivas de la Cuba de ayer

Written by Libre Online

27 de diciembre de 2022

José «Chamby» Campos

Hoy sus pasos son más lentos y su cabellera es totalmente blanca; sin embargo, su memoria y su manera de expresarse, incluyendo sus gestos, están intactos. Es más, son asombrosas.

Verlo montarse en su carro o escuchar sus anécdotas es una prueba de que la vida nos da buenos ratos. 

A sus 94 años nos lleva desde su lugar de nacimiento en El Vedado, al Colegio La Salle, La Academia Baldor y Los Escolapios de La Habana, los cuales fueron las escuelas donde cursó sus estudios. Finalmente nos transporta a la pasión de su vida; los circuitos automovilísticos de la Cuba que brillaba antes de la llegada del castro comunismo. 

Cuando nos relata estas historias se enorgullece y las cuenta con gran lujo de detalle.

Rafael Cabrera nació el 15 de agosto de 1928 en el seno de un hogar militar, donde su padre e ídolo era el Sargento Ruperto Cabrera; quien más tarde llegó a ser Mayor General del gobierno. Sus hermanos fueron ocho, seis varones y dos mujeres. En la actualidad todos yacen en la presencia del Señor.

Ahora bien, amigo lector, probablemente usted no esté familiarizado con este nombre; pero si yo le digo que me refiero al “Gallego Cabrera” entonces ya le viene una sonrisa a la cara porque probablemente lo conoce o ha escuchado de él.

Al igual que el resto de los deportes profesionales que eran orgullos de Cuba, el automovilismo también fue prohibido por el castro comunismo. Lo que en otros tiempos fue una de las cinco plazas más importantes de Latinoamérica es hoy, solamente un recuerdo.

El Gallego participó en 16 carreras, de las cuales salió victorioso en 9 de ellas. En todas concursó en su Chevrolet ’56.

Marchó hacia el exilio vía España y arribó a Miami en 1968. Inmediatamente consiguió trabajo en la industria automovilística como mecánico; a través de su amigo Felipe Gutiérrez Castaño quien era dueño de una estación de gasolina.

Más tarde con sus esfuerzos abrió su propio taller. Conocido como El “Garaje del Gallego Cabrera”, era centro de reunión del mundo automovilístico. La lista de clientes y amigos iba desde el presidente Carlos Prío Socarrás hasta el genial comediante Leopoldo Fernández, “Tres Patínes”.

Cuando Ralph Sánchez originó El Grand Prix de Miami en 1983, incluyó al Gallego como puente entre las dos generaciones y de ahí surgió la idea de recrear la asociación que en un tiempo existió en Cuba; en el 1987 organizó un almuerzo y fundó “La Agrupación de Corredores de Cuba en el Exilio” del cual fue su primer director.

Dicha organización llegó a contar con 80 miembros que constantemente aportaban a la comunidad. La presencia de sus miembros se hacía notar en los diferentes eventos del año, “La Parada de Los Reyes Magos”, “El Festival de La Calle”, “Cuba Nostalgia”, “Carreras de Autos” y otros más. El propio Gallego aportaba su Chevrolet ’56 Súper Sport.

En la actualidad sigue activo entre sus amigos con los cuales comparte desayunos y almuerzos semanales. En su agenda no faltan las llamadas diarias que le extiende para saber cómo se encuentran, contarles una historia o comentar los eventos del momento.

Enamorado de la vida es un ejemplo de optimismo a seguir.

Conversar con el Gallego de cualquier tópico es recibir una cátedra sin que se le escapen los pormenores. En mi caso que lo que busco en él son las historias del automovilismo es como abrir una enciclopedia parlante.

¡Gracias Gallego! y que, en estas Navidades, Dios te de mucha salud y te conceda muchos años de vida y fuerza.

Temas similares…

La Temporada Perfecta

La Temporada Perfecta

Por José “Chamby” Campos Ahora que ya las dos escuadras que se van a enfrentar en el Super Bowl #57, Las Águilas de...

El hijo de la planchadora

El hijo de la planchadora

Por José "Chamby" Campos La lista de triunfos del exilio cubano es bien larga y extensa; una prueba contundente de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish