DEPORTES DE MI MIAMI

Written by Libre Online

8 de noviembre de 2022

Por Por José “Chamby” Campos

Carlos Barquín y Frankie Ruiz creadores de una dinastía

El Colegio de Belén es una institución donde la tradición es parte vital de su existencia. Su educación Jesuíta requiere una estricta disciplina y eso se aplica desde lo más alto de su jerarquía hasta el último estudiante que acaba de arribar al plantel.

Incontables han sido los logros y el aporte a la sociedad civil desde el momento que se instituyó en Cuba en el año 1854 y que después de ser clausurada por un antiguo alumno; continuó y sigue triunfando en nuestra ciudad de Miami. 

Sin embargo, perdido, ignorado o simplemente no conocido; uno de los más grandes éxitos de Belén es un programa deportivo. Es como una especie de secreto bien guardado.

El nombre de este deporte es Cross Country que en español le llaman “Campo a Través” o “Campo Traviesa”.  Esta competencia consiste de una carrera que se lleva a cabo a través de circuitos naturales y donde el participante tiene que batallar contra las condiciones del tiempo y el tosco circuito. Sus comienzos datan al siglo XIX y vio su origen y organización en Inglaterra.

El atleta que participa en esta modalidad es un individuo con una gran dedicación y fortaleza mental donde no solo compite para ganar sino que es parte de una escuadra y en ocasiones tiene que sacrificar su posición por el beneficio de este.

En el año 1970 el director atlético y coach del quinteto de baloncesto, Mariano Loret de Mola, escogió al maestro de educación física Carlos Barquín, en la actualidad es director atlético, para que organizara un equipo de corredores con la idea de mantener en buenas condiciones a los jugadores de otros deportes. 

De allí nació el primer conjunto que compitió a nivel colegial. Entre los estudiantes que participaron estaba un muchacho llamado Francisco Ruiz que desde esa fecha ha tenido un gran enlace con el programa de Cross Country.

Después de contender legalmente en torneos de la asociación de High School de la Florida, Los Belenistas clasificaron para el campeonato estatal en 1971. Aquella labor del joven maestro que nació con el propósito de mantener a atletas en buena forma dio vida al mejor programa de Cross Country del estado y uno de los mejores en todo el país.

Si bien es cierto que en 1971 los resultados fueron modestos y que no calificaron en la próxima campaña, el reto de continuar y atraer más muchachos, quedó sellado.

Barquín al igual que sus discípulos fueron mejorando con la implementación de nuevas técnicas y mejores entrenamientos. También el colegio les fue proveyendo más recursos. El resultado de toda esta combinación culminó con otra calificación al campeonato estatal en 1973.

Con el pasar del tiempo Belén continuó ganando encuentros; temporadas tras temporadas, el campeonato estatal se convirtió en un rito anual. Barquín y sus muchachos eran participantes respetados. 

En el año 1985 Eric Álvarez se convirtió en el primer campeón estatal individual y al año siguiente defendió su título. Con ese triunfo la escuela Jesuíta cementaba su posición en el mundo de Cross Country. Aun así Carlos no estaba completamente satisfecho.

Llegó la temporada de 1995 y al igual que las anteriores fue bien exitosa; con una escuadra de mucho talento y experiencia; liderada por Erik Montalvo y un elenco que incluía al corredor Frankie Ruiz y que era asistido por su padre Francisco; quien fuera miembro de aquel primer conjunto y continuaba aportando su presencia.

Cuando esa campaña llegó a su fin el equipo de Belén y Barquín levantaban la copa de campeón estatal por primera vez en su historia. 

No había dudas de que el programa había llegado a la cima y ahora el reto era mantenerse en esa élite. El dominio en el sur de la Florida fue impresionante y los logros continuaron. Eddy Acosta se coronó campeón estatal y en otras ocasiones fueron subcampeones. Frankie Ruiz se convirtió en asistente relevando a su padre.

En el año 2002 Barquín decidió ceder las riendas del programa que creó y que hasta ese momento había sido su único director. Dejaba un impresionante resumé que mostraba 31 temporadas, un campeonato estatal, 11 subcampeonatos, decenas de títulos y 30 participaciones en la competencia estatal de las cuales 29 fueron consecutivas.

Para proseguir con el programa se escogió a su asistente Frankie Ruiz y si alguien por un momento dudó la selección, Ruiz aclaró la situación inmediatamente. Los corredores continuaron dominando competencia tras competencia y una vez más calificaron para certamen estatal. Al final de esa temporada quedó comprobado que Frankie había sido la decisión correcta.

Desde el primer momento que el antiguo corredor se convirtió en coach, se dio a la tarea de llevar el programa a otra fase. Las competencias fueron escalando a nivel nacional. Los entrenamientos en terrenos locales fueron sustituidos por montañas en otros estados. Las comidas y los líquidos fueron cambiados por alimentos y suplementos de anti-deshidratación suplidos por expertos médicos. Incluso la preparación mental también fue incluida como parte de una condición óptima; todos estos esfuerzos finalmente recompensaron a Ruiz con el título estatal en el año 2006.

Lo que aparentaba ser la culminación de la carrera de Frankie, era solamente un aperitivo de los éxitos que estaban por venir.

Los equipos del 2007 y 2008 también se coronaron a nivel estatal después de arrasar con los contrincantes. Más tarde llegaron otros cuatro trofeos estatales con los conjuntos de los años 2010, 2011, 2012 y 2013. 

Después de cuatro años de sequía en el ámbito estatal, nunca sin haber fallado la clasificación para dicha competencia, Ruiz y sus muchachos han sobrepasado todos los logros anteriores. Desde el año 2017 hasta hoy 2022, el cual terminó este pasado sábado; Belén ha conquistado los últimos seis campeonatos estatales.

En total bajo la tutela de Frankie han ganado 13 trofeos estatales. En particular él ha sido parte de los 14, uno como participante, que el colegio ha obtenido. En adición hay que resaltar que durante sus 21 años al mando, siempre han calificado para dicho evento.

Hay que resaltar que detrás de estos éxitos hay decenas de jóvenes que han sacrificado miles de horas entrenando y participando. También es de mencionar a aquellos asistentes y voluntarios que han trabajado bajo las órdenes de Barquín y Ruiz.

No pienso que Mariano Loret de Mola cuando le dio las instrucciones a Carlos Barquín; ni cuando este eligió a Frankie Ruiz para que lo sustituyera; ni tampoco cuando este aceptó la posición, se hubieran imaginado la dinastía que ha perdurado por 52 años.

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish