DATOS CURIOSOS. La Ouija o tablero parlante

Written by Libre Online

13 de diciembre de 2022

Por María C. Rodríguez

Corría el año 1948, en un tranquilo pueblo llamado Hydesville, condado de Nueva York. Dos hermanas, Kate y Margaret Fox, entraron en contacto con el espíritu de un vendedor ambulante muerto en extrañas circunstancias años atrás. Pronto la noticia se expandió por toda América y parte de Europa. Era el nacimiento del Espiritismo moderno.

Todos deseaban establecer comunicación con los muertos. Las organizaciones espiritistas salían a la luz, y los mediums, puerta viviente de comunicación con el otro lado, eran solicitados para realizar sesiones espiritistas. Estos individuos, que actuaban como intermediarios entre los espíritus y los seres humanos, inventaban gran variedad de maneras interesantes para contactar con el mundo de los muertos. La mesa que se movía era uno de éstos. El medium y los partícipes de la sesión, posaban sus dedos ligeramente sobre la mesa y esperaban el contacto espiritual. De repente la mesa se inclinaba y movía, dando golpes en el suelo tantas veces como letra del alfabeto quisiera comunicar. De esta manera la misteriosa fuerza que movía la mesa iba deletreando las palabras una a una.

Otra técnica más silenciosa sería la escritura automática. El medium se concentraba para mantener contacto con el más allá y cuando se producía, este empezaba a escribir en papel de forma descontrolada, mostrando mensajes. Una variante más ingeniosa, pero con el tiempo menos utilizada, constaba de colocar en la base de una pequeña plancha de madera en forma de corazón, dos suaves rotadores en la parte más ancha, y un lápiz en la punta, que sería la tercera pata, permitiendo rotar la plancheta y escribir el mensaje sobre una hoja de papel. 

Y así fueron surgiendo diferentes instrumentos, para el contacto espiritista, aunque la mayoría carecían de eficacia, y por el contrario sobraba imaginación. A pesar de ello, las empresas del juguete aprovecharon su oportunidad para lanzarlos al mercado, alcanzando gran popularidad en América y Europa, hasta tal punto, que en 1886 un nuevo tablero con letras del alfabeto y números dejó a todos los demás en segundo plano, invadiendo todos los kioskos. Se hablaba de «el tablero parlante».

Un diario de California publicó un artículo que decía algo así: «Nuevas Tablas…Un tablero que habla misteriosamente… No hay ningún nombre para definirla. Pero he visto y oído algunas cosas sorprendentes, cosas que se escapan a la comprensión humana. ¿Pero qué es el tablero?

El tablero puede ser rectangular, de unos 18×20 pulgadas. En él, está inscrito esto: Un «si» y un «no» para iniciar la conversación. Unos saludos para la cortesía. Puede hacerlo cualquiera. Tome el tablero sobre su regazo, otra persona del mismo modo se sienta delante de usted y ambos colocan sobre el indicador el pulgar y el índice de sus manos en cada una de las esquinas. Entonces se realiza la primera pregunta, ¿alguien quiere hablar con nosotros?, de pronto usted piensa que la otra persona está empujando el indicador. El piensa que es usted. Pero mientras el indicador se mueve titubeante hacia el sí o hacía el no. Entonces usted va decidido a hacer preguntas y las respuestas van mostrándose letra por letra una detrás de la otra.»

Fue Charles Kennard quien la llamó Ouija. El origen de su nombre no se sabe muy bien, se ha dicho que posiblemente venga de una antigua palabra egipcia que significa buena suerte. Pero es más probable que el nombre venga del nombre de la ciudad marroquí Oujda.

Aunque Guillermo Fuld sería quien pasaría a la historia como el padre del tablero Ouija. Las empresas de Fuld, emplearon trucos de marketing, para reinventar la historia de la ouija, incluso llegó a afirmar que él mismo fue el inventor y que su nombre era una fusión entre la palabra francesa «oui» que significa sí, y la palabra alemana «ja» con el mismo significado. Durante 25 años Fuld dirigió la compañía, en febrero de 1965, subió a la azotea de su fábrica de la calle de Harford en Baltimore para supervisar el cargamento de unas mercancías. Una barra de apoyo cedió y Fuld cayó tras ella encontrando la muerte.

A partir de entonces del tablero se han hecho muchas variaciones y diseños, incluso se realizaban, tableros de coleccionismo y ediciones especiales de gran calidad.

Las imitaciones de la tabla ouija, han adoptado nombres muy variados, como «el mensajero sin hilos», «el tablero parlante», todos ellos inundaron las tiendas y comercios. Los más valorados y hermosos eran los de estilo egipcio de Haskelite, tableros místicos. Hoy, como en el pasado, hay compañías que producen variantes interesantes del tablero parlante. Con diseños alegres, que intentan esconder realmente el gran cuidado que se debe tener con este tipo de cosas de las que aún, hoy, no sabemos demasiado, y que, en ningún caso, este tablero ni nada que se le parezca, es un juego. Ya que no queremos recordar, lo que los hermanos Parker, decían. «No se preocupen, es simplemente un juego.»

Temas similares…

Tribuna LIBRE

Tribuna LIBRE

Dr. Luis Conte Agüero Demetrio: ¡Asombro! Recientemente compré un viejo libro mío, “Primeras memorias Cuba y...

SI PERDEMOS EN UCRANIA…

SI PERDEMOS EN UCRANIA…

(I de III) Muy apreciado señor Pérez: Desde hace numerosos años soy asiduo lector de su valioso periódico, uno de los...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish