DATOS CURIOSOS. Bastet, la “felina” diosa de Egipto

Written by Libre Online

16 de abril de 2024

Por María C. Rodríguez

Bastet, la “felina” diosa de Egipto

Bastet o Bast es una diosa del antiguo Egipto, adorada desde la Segunda Dinastía (2890 a. C.). Representa la protección, el amor y la armonía. Protectora de los hogares y templos. Fue la diosa de la guerra en el Bajo Egipto, región del Delta del Nilo, antes de la unificación de las culturas del antiguo Egipto.

Originalmente Bastet era representada como una leona feroz; pero su imagen evolucionó hacia la de una mujer con cabeza de gato, reflejando un cambio en la percepción de sus dominios que pasaron de la guerra a la protección del hogar y la fertilidad.

La conexión de Bastet con la música y la alegría, así como con la protección contra enfermedades y espíritus malignos, demuestra la complejidad de su figura divina. Los gatos, considerados sus manifestaciones terrenales, eran vistos como guardianes del hogar, capaces de ver en la oscuridad y de mantener a raya a serpientes y roedores, protegiendo así a las familias y sus graneros.

En el arte, Bastet se representaba de diversas maneras: como una leona, una mujer con cabeza de gato, o incluso completamente como gato, pero siempre con un collar o un sistro (instrumento musical asociado a la danza y al culto de la diosa). Estas representaciones no solo son testimonio de la reverencia hacia Bastet, sino que también ofrecen una ventana a la cosmovisión egipcia, donde lo divino y lo terrenal se entrelazan en el día a día de sus habitantes.

El culto a Bastet, lejos de ser una mera adoración a una deidad, era un reflejo de la importancia de la armonía en la sociedad egipcia. La protección del hogar, la celebración de la vida a través de la música y la danza, y la veneración de los animales, son aspectos que destacan el valor de la convivencia pacífica y el respeto mutuo.

Bubastis, la ciudad dedicada a Bastet se convirtió en uno de los centros religiosos más importantes de Egipto. También conocida como Per-Bastet en el antiguo Egipto, era una ciudad importante dedicada al culto de Bastet, la diosa con cabeza de gato. Se encuentra en el Delta del Nilo, dentro del moderno Egipto. Esta ciudad fue uno de los principales centros religiosos del país durante la antigüedad, atrayendo a peregrinos de todas partes debido a su gran templo dedicado a Bastet.

El templo de Bastet en Bubastis era famoso por su gran belleza y esplendor arquitectónico. Según los relatos de historiadores antiguos, como Heródoto, el templo estaba rodeado de agua y tenía una entrada que solo se podía alcanzar a través de un canal, lo que le daba una apariencia majestuosa y única. Las festividades que se celebraban en honor a Bastet eran conocidas por su alegría y exuberancia, incluyendo música, danzas y banquetes, reflejando la asociación de Bastet con la felicidad, la armonía del hogar y la protección.

Con el paso del tiempo, Bubastis y su templo sufrieron el declive común a muchas otras ciudades del antiguo Egipto, especialmente después de la difusión del cristianismo y, más tarde, del islam. Sin embargo, las excavaciones arqueológicas han permitido recuperar gran parte de su historia y la importancia de Bastet en la vida religiosa y social de los antiguos egipcios.

Temas similares…

El hijo de Dios

El hijo de Dios

Cristo es la gran esperanza,  es la única verdad  que aclara la oscuridad  y te hace tener confianza....

0 comentarios

Enviar un comentario