Datos Curiosos. El Café… más que aroma y sabor… (II de II)

Written by Libre Online

23 de febrero de 2022

Por María C. Rodríguez

El lado “oscuro” del café

Aproximadamente 4 tazas de café o de un bebida con la equivalente cantidad de cafeína puede elevar la presión sanguínea por muchas horas. Los niveles elevados de presión sanguínea están asociados con el aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El consumo de cafeína en la mañana afecta al cuerpo hasta la hora de dormir, amplificando los niveles de estrés a lo largo del día. La cafeína aumenta las hormonas de estrés y eleva la autopercepción del mismo.

Disminuyendo el consumo de café y de bebidas con cafeína ayudará a reducir las frecuentemente exageradas reacciones de estrés.

Cuando más de 2 gramos de cafeína entran en el cuerpo, el corazón se estimula y los vasos sanguíneos se dilatan. Poco tiempo después, aumenta la presión arterial, causando una relajación bronquial en los pulmones y aumento en la respiración. Estas reacciones psicológicas tienden a causar irritabilidad, inquietud, insomnio y agitación.

Las personas con diabetes tipo 2 deberían estar alertas al hecho de que la cafeína puede perjudicar potencialmente la acción de la insulina, causando un aumento notable en los niveles de azúcar en la sangre.

 Aproximadamente 2 a 2,5 tazas al día podría causar este efecto.

Debido a que es un estimulante, la cafeína puede causar contracciones alteradas de los músculos estomacales y posible dolor abdominal, diarrea y movimientos intestinales. Aquellas personas que padecen del síndrome de intestino irritable, la enfermedad de Crohn o colitis, es posible que quieran ser más cuidadosos antes de consumir bebidas con cafeína.

La cafeína inhibe la absorción de algunos nutrientes y causa excreción urinaria de calcio, magnesio, potasio, hierro y minerales.

Investigaciones muestran que los hombres pueden reducir significativamente el riesgo de problemas urinarios y de próstata haciendo cambios en sus dietas, que incluye eliminar el café y la cafeína.

Enfermedad fibroquística de mama, síndrome pre-menstrual, osteoporosis, infertilidad, aborto involuntario, bajo peso en el recién nacido y problemas de menopausia como los sofocos, son todos exacerbados con el consumo de cafeína. Las mujeres que tomas píldoras anticonceptivas están particularmente en riesgo debido a que tienden a tener poca habilidad para desintoxicarse de la cafeína.

La tolerancia a la cafeína disminuye con la edad. La producción de DHEA, melatonina y otras hormonas vitales declina con la edad. La cafeína ayuda a acelerar este proceso. La cafeína también deshidrata el cuerpo, contribuye al envejecimiento de la piel y los riñones, inhibe la reparación del ADN, y retarda la habilidad del hígado para desintoxicar toxinas externas.

La cafeína es un estimulante que se une a receptores de adenosina en el cerebro. Esto conduce a una serie de reacciones complejas que provoca un aumento en la estimulación de las glándulas suprarrenales. Esto puede aumentar la vulnerabilidad a una variedad de trastornos de la salud relacionados con inflamación y la fatiga.

Por tanto, si es amante del café, sepa que el consume de este codiciado producto, le aporta tanto beneficios como perjuicios a su salud.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish