CUBA: TAMBIÉN ABANDONADA POR CHANGÓ, “YEMAYÁ” Y “OCHÚN”

Written by Roberto Cazorla

20 de abril de 2022

¿Dónde están los poderes de aquellos santeros que presumían de dioses? ¿Por qué no se han reunido los más poderosos y preparan una brujería capaz de destruir a cada miembro de la familia sanguinaria de los Castro? ¿Dónde los milagros?  “Yemayá”, tú también, estás actuando como la “ONU”, la “OEA” y la “Comunidad Europea”. Y sabes, “Yemayá”, que el pueblo cubano no merece la desdicha de que lo hayan transformado en una isla de zombis.

Desde este lejano rincón del viejo mundo, desde este el fragmento de tierra que el escritor italiano Curzio Malaparte siempre llamó “La Europa marchita”, pregunto: ¿Dónde están los poderes de los mitos de nuestra religión yoruba, “Changó”, “Ochún”, “Yemayá”, etc., que no han movido sus cazuelas para que ese pueblo que desde su descubrimiento le ha sido fiel, ¿deje de sangrar por culpa de una banda de asesinos comunistas desde hace casi 7 décadas?

¿Dónde están aquellos santeros que presumían de dioses? ¿Por qué existiendo un alto número de santeros que creen fervorosamente en ustedes, no le preparan un “bilongo” a la “dinastía” de los Castro, llevándose por delante a sus cómplices que les han ayudado a hundir a Cuba en la más desesperada de las miserias?

Entiendo que las organizaciones como la “ONU”, “OEA” y “La Unión Europea” que, supuestamente, fueron creadas para ayudar a los pueblos cuando estuvieran padeciendo opresión por algún dictador comunista (representan la peor desdicha), salieran en su defensa y ayudaran a no morir aplastados por botas rusas.

Recientemente, en los Cayos, Florida fueron rescatados seis balseros cubanos, uno fallecido y, durante varios días la Guardia Costera estuvo haciendo lo posible por recuperar algunos de los desaparecidos porque, según declaración de los que se salvaron, viajaba un número desconocido. Indica que varias familias en la isla estarán halándose de los pelos por la desesperación que produce la desgracia de no saber si sus hijos están en el fondo del mar, si fueron postre de los tiburones, o si fueron abandonados, por “Yemayá”. Esto último es indudable. También “Yemayá”, está afiliada al sanguinario partido comunistas. No cabe otra explicación.

“Yemayá”, (perdóname por tutearte), que, según la definición de tus seguidores, eres “la madre de todos los hijos en la tierra”, o sea fuente de la vida…. Que simbolizas las olas, hasta en los bailes de tus ceremonias tus devotas provocan con sus vestidos el perpetuo movimiento del mar, por lo que te denominan “La Diosa del Mar”; incluso en la santería las mujeres te representan vestidas de azul, el azul intenso que luce el mar que separa a Cuba de La Florida. Tus seguidores afirman que: “Cuando castigas eres inflexible”. Lo estás demostrando arrebatándole la vida a miles de inocentes que posiblemente fueran devotos tuyos iniciando la travesía pidiéndote ayuda, rezando en tu nombre y, sin embargo, tú, “Yemayá”, actúas como los mayores enemigos de los cubanos: los comunistas. ¿Dónde está la “potencia” de los santeros que se han pasado la vida promocionando tus virtudes, “Yemayá”, así como las de “Ochún” y “Changó”?

UN TURISTA ESPAÑOL

¿Dónde están los poderes de aquellos santeros que presumían de dioses en la tierra? ¿Por qué no se han reunido los más poderosos y juntos han preparado una brujería capaz de destruir a cada miembro de la familia sanguinaria de los Castro? ¿Dónde lo milagros? Desde mi punto de vista, “Yemayá”, tú también, estás actuando como la “ONU”, la “OEA” y la “Comunidad Europea”. Y sabes, “Yemayá”, que el pueblo cubano no merece tanta desdicha, que lo hayan transformado en una isla de zombis.

Que al cabo de casi 7 décadas de comunismo todavía la gente (mayoría muy joven), arriesgue la vida subiéndose a una lancha con la duda de “si llegarán con vida” a las costas de la Florida, es algo que ni en un cuento surrealista se podría utilizar. ¿Cómo es posible que, viendo semejante desgracia, exista gente (gente no, bestias), que insistan en imponer el comunismo? Aún no puedo asimilar cómo los venezolanos, nicaragüenses, peruanos, bolivarianos, etc., se la han dejado colar teniendo tan cerca el cáncer que devora a la isla que fuera ejemplo de adelanto en la década de los 50. Enrique Díaz, turista español dijo durante uno de sus viajes a la isla: “Me encantaría participar alguna vez en una de sus ceremonias, y que considero que es un mundo esotérico que quiero explorar. Me parece misterioso, pero a la vez atractivo. He notado, en mis estancias en Cuba, que la Santería tiene muchos valores humanos”. ¡Una M. para ti, Enrique Díaz! ¿Dónde están esos valores humanos, que permiten que, al cabo de casi 70 años de comunismo, los inocentes sean devorados por los tiburones? ¿Dónde los milagros de “Yemayá” y sus “colegas”?

 ¿Dónde las ventajas del comunismo? ¿Qué tenemos que hacer los anticomunistas para hacerles ver que ello significa miseria moral y material? ¿En qué país donde ha echado raíces tan desquiciada ideología, ha habido progreso? ¿De qué país, aunque lo gobierne un “dictablando” militar, la gente huye como el “diablo a la cruz”? ¿No bastan los 100 millones de muertos por el comunismo solamente en la ex Unión Soviética?

LA MISMA “GANGARREA”

¿Saben las diosas de la santería cubana, que en estos momentos en la isla agonizan 1,167 prisioneros políticos, así como centenares de reportes de torturas? “Prisioner Defenders” denunció en la “ONU” torturas a más de 200 presos políticos en la isla. ¿Saben una cosa? Yo me parto de la risa respecto a la organización “Prisoners Defenders”. ¿Cuántos años hace que está con la misma “gangarrea”? En cuanto a presentar documentos que delaten los crímenes de la dictadura cubana ante la “ONU”, me orino de la risa. Cuba, al igualo que cualquier país que en Latinoamérica está agonizando por el comunismo, se tira tres ventosas.

Los disidentes reciben agresiones físicas, incomunicación y tortura psicológica que forman parte del terror que padecen los que no piensan como ellos. “Denunciamos ante la “ONU” usos sistemáticos de tortura contra más de 200 presos políticos actualmente procesados”. Lo sostiene el Comité Contra la Tortura y el relator especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, el dosier no solo recoge el testimonio de familiares y presos políticos para denunciar las violaciones de los derechos humanos en Cuba, sino que “es además un informe analítico completo sobre las torturas infringidas (sobre prisioneros y familiares) de forma sistemática”.

Los presos políticos le tienen prohibido la atención médica, los condenan a trabajos y tareas forzados no propios de su condición de procesado o condenado penal. O los “patrones posturales altamente incómodos, dañinos, degradantes y prologando, son algunos de los 15 patrones de torturas, maltratos o penas crueles, inhumanas o degradantes analizados y denunciados en el informe ante la prostituida “ONU”.

El 77% de los prisioneros de conciencia cubanos “han sido sometidos a 5 o más tipos distintos de tortura” el 75,91% ha recibido amenazas a su integridad, seguridad y a la de sus seres queridos”.

Esta es la Cuba actual, este es el resultado de casi 7 décadas de haberse implantado las virtudes del “paraíso” comunista. Esta es la isla que “Yemayá”, la “Diosa del mar”, seguramente que está de vacaciones nadando desde las playas de “Buey Vaquita” a Varadero, compartiendo con sirenas y mentiras de los santeros que, ante tanta desgracia, han demostrado ser verdaderos payasos que superan al considerado el mejor del mundo, el ruso Oleg Popov.

Yo, si fuera santero, renunciaría a la velocidad de un relámpago. ¡Y que Dios me perdone!

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish