¡Cuba por encima de todo!

Written by Libre Online

11 de agosto de 2021

Este 12 de agosto, a 88 años de la caída de Machado

Parecía imposible que en nuestra heroica isla de oro y de libertad volviera, después del cese de la soberanía española, a echar hondas raíces, en la tierra que amasaron con sangre nuestros héroes y nuestros mártires, la planta venenosa y maldita de la tiranía. Y sin embargo, es cierto, absolutamente cierto que el pasado, como un monstruo de sombras, quiso ahogar entre sus garras el presente, que es águila de luz.

Cuatro años de fuerza infecunda y tres de esos mismos años de propaganda disolvente, de alarde innecesario, de actitudes iracundas, de sangre y de lágrimas fecundaron en el invencible corazón cubano la resolucijón del heroísmo para recobrar sus derechos y libertad.

Nuestros errores durante el período republicano, errores hasta cierto punto naturales en un pueblo nuevo, colmaron el vaso de nuestros sufrimientos bajo la dictadura que acaba de caer.

El proceso está vivo en todo los pensamientos para que tenga que traerlo a colación. El Ejército, sabedor ya de los peligros inminentes de la intervención extranjera, recordando en momento oportuno que fue organizado y subsiste con el objeto principal de que él sea fiel mantenedor de la independencia de Cuba, se decidió, interpretando los sentimientos y las cóleras de su pueblo, a realizar un gesto, y ese solo gesto valió para que se desplomara, sin lucha y sin sangre, la satrapía lúgubre que ha sido nuestra pesadilla en los últimos tres años, dolor de nuestra América y espanto y mengua de la civilización.

Pero lo pasado ya pertenece a la historia, y los cubanos, muy cuerda y serenamente, debemos comenzar a escribir con hechos, en el libro de la República, el primer capítulo de la era indispensablemente rectificadora y regeneradora que abre ante nuestros ojos los horizontes claros del porvenir.

Creo que el supremo bien que estamos obligados a devolverle a la patria, después de haberle restituido la pérdida de libertad, es el de la paz de la ciudad sitiada, impuesta por las bayonetas, sino la paz sincera y cordial que brindan los pueblos libres y civilizados de la Tierra a sus hijos todos y a cuantos tienen la dicha de vivir en su regazo.

Que en esta hora de responsabilidades en que estamos jugándonos las esperanzas del futuro, sea divisa del nuevo escudo la palabra ¡¡firmes!! dada en la centinela con energía cívica y espíritu cordial de hermanos.

Cuba por encima de todo sea nuestro lema, pero dignificada por el honor y ennoblecida por la justicia.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish