Cuba: Mambises nacidos en otras tierras

Written by Enrique Ros*

17 de agosto de 2022

Una obra que reconoce la enorme contribución y el alto número de libertadores nacidos en otras geografías.

Combatientes de otras

nacionalidades ( III de V)

EL CONTRASTANTE DESTINO DE LOS OFICIALES RUBALCABA,

TOYANO Y MARTITEGUI

En Río Blanco, pequeño poblado cercano a Las Tunas, se produce un combate entre las fuerzas del Mayor General Vicente García, comandadas por el General de Brigada Francisco de Jesús Rubalcaba y una columna española al mando del Comandante Toyano. Es intensa la batalla. Que la inician los cubanos con nutrido fuego. Resisten por horas los españoles, sufriendo numerosas bajas, hasta que tras cuatro horas el Comandante Toyano se ve obligado a rendirse. Han caído prisioneros, junto con él, 8 oficiales. A todos Rubalcaba les respeta la vida.

Un nuevo enfrentamiento se produce el 19 de febrero de 1873. Las tropas españolas del Coronel Armiñán vienen comandadas por el Comandante Vicente Martitegui. Es, como los otros, sangriento el combate y Rubalcaba hecho prisionero por Martitegui es fusilado a los pocos días.

Pasa unos meses y el 2 de diciembre de 1873 se produce un nuevo combate. El de Palo Seco. Las tropas cubanas, comandadas por Máximo Gómez; las españolas vienen al frente del Comandante Martitegui, y del Teniente Coronel Vilches. Es una de las grandes batallas de la Guerra de los Diez Años. Las bajas españolas ascienden a 300 hombres; uno de ellos, el Coronel Vílches. El Comandante Martitegui es hecho prisionero. Gómez le perdona la vida y lo devuelve, con una custodia, a las filas enemigas.

El historiador y militar español, el Brigadier Francisco de Acosta y Albear se lamentaba en su obra «Pasado y Presente de Cuba» (impresa en 1875) que «la historia no recoge las acertadas operaciones llevadas a cabo en la Línea Este por el Coronel Armiñán y sus guerrillas volantes… mandadas por el Comandante Vicente Martitegui, quien hizo prisionero al titulado General Rubalcaba.

Por supuesto, este militar que por años sirvió en Cuba, (donde había nacido), no hace mención que meses atrás Gómez le perdonó la vida a Martitegui y, antes, Rubalcaba se la había perdonado al Comandante Toyano.

EL COMBATE DE COLISEO

Dos semanas después de la batalla de Mal Tiempo participa el chileno Vargas Sotomayor en la Batalla de Coliseo donde, nuevamente vuelven a unirse las tropas de Gómez y Maceo en un encuentro que le permite a los mambises cubanos tomar la población para cuyo rescate movilizaron los españoles una fuerza integrada por cuatro compañías del Regimiento de Navarra, dos del Regimiento del Rey y dos de un batallón del Regimiento de Asturias comandadas todas estas fuerzas por el Capitán General Arsenio Martínez Campos.

En la primera etapa de la prolongada acción participaba entre otras, la escolta del Mayor General Serafín Sánchez bajo el mando del Comandante Loynaz del Castillo. La importancia de esta Batalla de Coliseo fue la de impedirle a Martínez Campos detener la marcha invasora hacia el occidente que culminaría semanas después en Mantua.

Sobre el combate de Coliseo, el Diario de Cádiz solamente insertaba una noticia de agencia en la que se aseguraba que había habido un combate en el barrio de Coliseo, del término de Guamacaro, con muchas bajas por ambos bandos, pero que no se conocían cifras exactas. (Edición de Diario de Cádiz mencionada por Baraja Montaña), y comentaba las noticias que iban apareciendo en la prensa expresando que el «año 1896 no pudo empezar con peores augurios para los españoles».

«Numerosos poblados fueron cayendo uno tras otro en manos de los cubanos, siendo los principales Guara, Ceiba del Agua y Güira de Melena. Y Maceo se disponía ya a anclar en la provincia de Pinar del Río por lo que Martínez Campos declaró el estado de sitio en La Habana y Pinar del Río».

Sigue activo el chileno Vargas Sotomayor. El 13 de febrero (1896) participa en el ataque que reciben las tropas de Antonio Maceo cuando avanzaban por la provincia habanera y ya, antes, el 4 de enero forma parte de las fuerzas que atacaron y tomaron brevemente Güira de Melena bajo el mando del Coronel Juan Bruno Zayas.

No pueden mencionarse las acciones de Vargas Sotomayor y el cubano Juan Bruno Zayas en la provincia de La Habana, bajo el mando superior del Mayor General Antonio Maceo, sin destacar las realizadas en Güira de Melena, tan cercana a la capital el 4 de enero, que continúan en el poblado de Guayabal cerca de Caimito que es ocupado por el Ejército Libertador el 6 de aquel mes, donde hicieron prisionera a toda la guarnición y ocuparon gran cantidad de armamentos y municiones.

Cerca de La Habana está Bahía Honda y allí, junto a las tropas del Comandante Carlos Socarrás, estará también Juan Bruno Zayas ocupando más de 150 armas al tiempo que Maceo ordenaba al alcalde municipal distribuir ropas y alimentos a las familias más necesitadas. Siguen las fuerzas activas por todas las provincias de La Habana y, había marchado de La Habana a Pinar del Río y estaba de regreso en la provincia capitalina. Junto a él Juan Bruno Zayas participa en la toma de Jaruco ocupando parcialmente esta importante población el 18 de febrero. Días después, ya con grado de General de Brigada, Zayas recibe órdenes de Maceo de moverse con sus tropas hacia Matanzas y el 25 de febrero, bajo el mando del propio Maceo participa en la toma del Ingenio La Perla a sólo 18 kilómetros de Cárdenas.

Dos, tres batallas se suceden con pocos días de diferencia en esa región occidental. El 4 de enero Juan Bruno Zayas toma Güira de Melena; y se destaca en el encuentro de Las Taironas; el 22 de enero está Juan Bruno en Mantua.

SE INTEGRA VARGAS A LAS TROPAS DE ANTONIO MACEO

El 17 de febrero se integrará el chileno Vargas a las fuerzas del Lugarteniente General Antonio Maceo en Las Taironas, a sólo 6 kilómetros de la ciudad de Pinar del Río, donde se enfrentan a tropas españolas formadas por un batallón del Regimiento Baza dirigido por el Teniente Coronel Ulpiano Sánchez Echavarría, un batallón del Regimiento Peninsular y guerrilleros del Regimiento Isabel la Católica. Intentando salvar a la columna de Sánchez Echavarría, que estaba rodeada de los insurrectos cubanos, llegaban refuerzos españoles provenientes de Pinar del Río. Para tratar de impedirlo, Maceo ordenó al chileno Vargas Sotomayor situarse con 200 tiradores para abrir fuego sobre los españoles que avanzaban (el primer contacto de aquel enfrentamiento se prolongó hasta el siguiente día).

Concluída la invasión Vargas Sotomayor, siempre dispuesto, confiable, asumió la jefatura de la brigada norte de la provincia de Pinar del Río. El 20 de marzo de 1896 se incorporó en el Pico Rubí a Maceo, luego de que éste regresara de su campaña en las provincias de La Habana y Matanzas.

Ahora era necesario iniciar la Segunda Campaña de Pinar del Río para la que el chileno, el hijo de la patria de O’Higgins, fue nombrado el 20 del propio mes jefe de la artillería del recién creado sexto campamento y se destaca en el ataque a La Palma al frente de fuerzas cubanas compuestas por 350 hombres mientras las de los tenientes coroneles Pedro Delgado y Carlos Socarrás trazaron los planes de ataque. A la hora fijada para su inicio dos columnas cubanas avanzaron hacia el pueblo. La primera, dirigida por el Brigadier Quintín Banderas. La otra bajo el mando del Coronel Vidal Ducasse, recibiendo ambas el impacto de la fusilería española. Esta vez el ataque cubano había fracasado por lo que, informado Maceo, éste ordenó la retirada inmediata por el camino de San Andrés de Caiguanabo.

Participa también Vargas en el encuentro de San Diego de Núñez (hoy llamado San Diego de los Baños) con fuerzas subordinadas a la del Lugarteniente General Antonio Maceo interviniendo en los combates de Cacarajícara del 30 de abril al 1o de mayo (1896). Las fuerzas españolas están comandadas por el Brigadier Andrés González Muñoz; días después el chileno Vargas tomaba parte y se destacaba en el encuentro de Vega Morales, finca situada a unos diez kilómetros de San Cristóbal, Pinar del Río. El 5 de mayo de aquel año 96 sus tropas combatían a 1,200 efectivos dirigidos por el general español Serrano Altamira que marchaba de San Cristóbal a Playa Honda.

(Continuará la semana próxima)

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish