Cualquier semejanza es pura coincidencia

Written by Libre Online

19 de mayo de 2021

Mucho de lo que estoy viviendo en este país ahora, me trae recuerdos de anécdotas de mis 24 años en Cuba.

Yo estaba estudiando medicina en la Universidad de La Habana con Batista y luego Castro en el poder.

Batista cometió, a mi modesto entender, dos errores imperdonables; el golpe de estado en el 1952, y el ser candidato en las elecciones dos años después.

Al principio no hubo gran revuelo popular, pero en poco tiempo liderada por los universitarios comenzó la oposición con manifestaciones pacíficas y violentas.

En mis contactos estudiantiles existían muchos que luchaban por ideales justos y buscando un regreso a una verdadera democracia. También, desgraciadamente, existía radicalismo y gansterismo.

En ese ambiente teníamos todos los derechos civiles de expresión, reunión, y desplazamiento; la prensa radial, televisiva, y escrita era en su mayoría radicalmente opositora.

Como un paso inevitable comenzó la violencia de la oposición y la respuesta a esta con fuerte represión. Ahora, con ese preámbulo para los que no vivieron esa etapa escribo un suceso de mi vida.

Tendría unos veinte años cuando rumbo a mi casa de madrugada me para por exceso de velocidad un auto del SIM.

Estos sujetos tenían fama de ser los más represivos y violentos del régimen batistiano.

Así recuerdo; el agente “identificación”, yo le doy mi cartera dactilar y carnet estudiantil, sin hablar.

Agente; “entonces tú eres de los estudiantes que nos disparan y ponen bombas?”. Yo; “¡no!, soy de los estudiantes que estudian”.

Agente, más relajado; “por favor, baje del auto y ponga sus manos en el techo”.

Yo obedezco sin abrir la boca. Pasa un auto y una dama grita “¡Asesinos!”.

Yo digo “mañana cuenta a todos como observó a los esbirros golpeando a un pobre estudiante”.

El agente me pidió que abriera el maletero, así lo hice. Me devolvió mis documentos y me dijo “joven se ve Ud. que es buen muchacho, la Habana está que arde, bombas y nos están tiroteando. ¿Estás lejos de tu casa?”. Yo “a solo unos minutos”. Agente “pues no pares y que tengas buena noches”.

Mi experiencia solo representa lo que yo viví y puede ser distinta que otras, pero refleja una inmutable realidad que si se es confrontado por un agente de seguridad, la mejor defensa es obedecer y no confrontar. El video, que si la censura de FB no lo quita, de un famoso comediante hecho hace años, aunque en inglés y aplicado a este país refleja con gran sentido humorístico los recuerdos de mi confrontación con el muy temido SIM.

Temas similares…

Saludando el Día de los Padres

Saludando el Día de los Padres

Mi Personaje Inolvidable Rogelio Eduardo Gil León Quince años yo tenía cuando mi padre murió, mi alma tanto sufrió que...

DEL TRUEQUE A LA CRIPTOMONEDA

DEL TRUEQUE A LA CRIPTOMONEDA

Por María C. Rodríguez Históricamente, el origen del trueque se remonta al año 6000 a.C en Mesopotamia. Las tribus que...

0 comentarios

Enviar un comentario