CHINA NO SERÁ NÚMERO UNO NI EN 2025 NI EN 2035

Written by Adalberto Sardiñas

3 de enero de 2023

Desde finales de la primera década del presente siglo, allá por el 2010, se empezó a fabricar el fantasma de la inevitable hegemonía china, suplantando, para mediados de la presente década, para el 2025, a Estados Unidos como la primera potencia económica planetaria.

  ¿Por qué este venturoso pronóstico para China comunista, en detrimento de la posición americana, basada en el capitalismo liberal? Porque, para muchos economistas, diletantes, y adormecidos analistas, guiados por la pasión, más que por la razón, Estados Unidos, había entrado en una presunta decadencia que le concedía la ventaja necesaria a China para sobrepasar la preeminencia de esta nación.

  El propio presidente Obama así lo expresó durante su presidencia. Estaba preocupado ante esta contingencia.

  En aquellos años, no tan lejanos, la preocupación con síntomas de contagio se fue convirtiendo en susto hasta derivar en quejas. Se decía, sin falta de razón, que China se transformaba en una potencia económica rápidamente, lo cual era cierto. Pero, lo que no se decía abiertamente, es que Estados Unidos, desde su fundación, hace más de dos siglos, se ha convertido, en el paradigma para las demás naciones, y que éstas, en efecto descubrieron, que copiar los rasgos esenciales del modelo americano, genera una productividad y un desarrollo impresionantes. China ha copiado bien, aunque por métodos y prácticas ilegales y deshonestas, para convertirse, no en un competidor legítimo, sino en un enemigo en todos los aspectos, desde el económico, hasta el militar. 

  Una ojeada simple, sin mucha profundidad inquisitiva, nos enseña que hoy, como tres décadas atrás, cuando empezamos a liberar a millones de chinos de la inhumana pobreza en que vivían, los tres elementos básicos en los que descansa el increíblemente fabuloso sistema productivo de este país funcionaban con extraordinaria eficiencia, y, por ahora, no hay indicios de que parezcan debilitados.

  Ciertamente los chinos han avanzado enormemente en el aspecto económico. Pero esto no hubiera sido posible sin la intervención de varias administraciones norteamericanas, que, en colusión con elementos inescrupulosos del capitalismo, elevaron a China a la mayor factoría del mundo, y convirtieron a esta nación, vergonzosamente, en dependiente absoluto de los chinos para muchas de sus necesidades, desde la alimentaria hasta la medicina. 

  ¿Qué no proviene de China en estos días? Una mirada a los anaqueles de cualquier tienda, grande o pequeña, a lo largo y ancho de la nación, nos dará la respuesta. 

  Pero la nueva riqueza china no es ni equitativa, ni universal.

  Si 300 millones de chinos viven hoy en condiciones incomparablemente mejores a las imperantes 30 años atrás, y que, indiscutiblemente, hay más millonarios en China actualmente que nunca antes, es un tributo a la experiencia capitalista iniciada por Deng Xiaoping en la década de los 80s.

  Sin embargo, no todo es color de rosa en los predios de Xi Jinping.

  Todavía existen 500 millones de chinos viviendo en extrema depauperada pobreza en las áreas rurales, lejos de la urbanidad, alejados de la pupila del resto de la población. Esta es la otra cara de China que no se deja ver.

  En efecto, hay dos chinas: la muy afluente y la muy pobre.

  Empero, el Partido Comunista, que es en realidad el gobierno, cree, o al menos pretende hacer creer al pueblo chino, que U.S.A. está en decadencia, y que ellos están a la vanguardia del progreso mundial y que pronto serán la primera potencia económica mundial superando a la de Estados Unidos. 

  La propaganda comunista, secundada por el mundillo de economistas liberales, afirmaba que esto sucedería en el 2025. La ilusión, por la dura convicción de la realidad, se les deshizo.  No había tiempo. Ya no será en el 2025, sino en el 2035. Pero ¿será?.

  De acuerdo con el Japan Center for Economic Research, la economía china no sobrepasará a la de Estados Unidos para la revisada y actualizada fecha del 2035. La organización japonesa que emite evaluaciones periódicas sobre economías del área Asia-Pacífico, en su último informe mantiene que U.S.A.  mantendrá una cómoda ventaja sobre la República China con un GDP en exceso de 41 trillones de dólares en 2035 vs menos de 36 trillones de la economía china. 

  Por ahora, ni la organización japonesa, ni economistas notables, han fijado una nueva supuesta fecha para el ascenso de China al primer lugar de la economía mundial, lo que confirma la percepción de que tal evento no ocurrirá en un futuro predecible.

  Y es que existen varios factores importantes para prevenirlo.

    Uno de ellos es el desacoplamiento creciente entre Estados Unidos y China, que limita el acceso de ésta a la más alta tecnología, y que, por ende, afectará, notablemente, su avance económico. Otro es el declive de su fuerza laboral que promete una disminución en su GDP hasta 2% o menos, y, por último, la persistente política de control absoluto del estado sobre la economía y la producción, mantenida por Xi Jinping. 

  Nada de esto trabajará en favor de China en su afán de convertirse en la primera potencia económica global.

  No obstante, este país debe revisar y poner freno a ese estado de ostensible complacencia observada hasta el presente, y entender, que China ha pasado de un competidor comercial, a una nación beligerante con todas las características de un enemigo peligroso.

  Por el momento U.S.A permanecerá como la primera economía del mundo, mientras China tendrá que seguir soñando por un prolongado e indefinido tiempo, en esa meta. No será en esta década, ni en la siguiente, y tal vez en ninguna.                           

BALCÓN DEL MUNDO

El secretario de Estado de la Federación Rusa, Sergey Lavrov, afirma que supo, a través de una fuente anónima, que el Pentágono tiene planes de matar a Putin si éste usa armas nucleares en Ucrania.

Creo que Lavrov se equivocó. Posiblemente tomó mal la fuente de información y los planes vienen del Kremlin, que sí acostumbra a usar estos métodos de asesinatos, ordenados personalmente por Putin, que en dos ocasiones ha intentado la eliminación física de Volodymyr Zelensky.  

*****

El Papa retirado Benedict XVI que sirvió como cabeza de la Iglesia Católica del 2005 al 2013 falleció el pasado 31 de diciembre. Tenía 95 años. El Papa Francisco ha pedido al mundo cristiano por sus oraciones.

*****

Hace dos años el mundo tecnológico experimentaba una grave crisis por la escasez de chips esenciales en los componentes de computadoras, automóviles, electrodomésticos y muchas otras aplicaciones. 

De repente todo ha cambiado. La crisis se ha disipado por la eficiente intervención del mercado. El inventario de los semiconductores está creciendo desproporcionadamente hasta crear una súper abundancia.

Esta inversión de escases a abundancia es el resultado de los mecanismos que posee el mercado para balancear el equilibrio de precio y corregir excesos que disloquen el lógico balance necesario en los negocios. El consumidor que compraba en exceso equipos electrónicos ahora compra menos, y se necesitan menos chips.

Como consecuencia los precios han bajado. ¿Quién dijo que el “market” no es inteligente?

***** 

Los tiempos de la pandemia fueron devastadores para todas las “Airlines”, pero el tormento persiste. Las brutales tormentas invernales de los últimos días han derramado más sal en una herida que se desangra en pérdidas económicas enormes. 

La más dañada, entre todas las compañías aéreas, ha sido Southwest que ha visto la cancelación de varios miles de sus vuelos por varios días.

Las inconveniencias y los trastornos a los pasajeros han sido intolerables, pero humanamente inevitables. 

La fuerza de la Madre Naturaleza y sus poderosos elementos siempre tiene la última palabra.

El cambio climático está determinado por ella y nadie más…

*****

El Titulo 42 sigue vigente por determinación del Tribunal Supremo de la nación. Y está bien que así sea. No existen las condiciones apropiadas para abrir las puertas a docenas de miles de aspirantes a asilo, cuando estamos en el inicio de un rebrote de la pandemia, con miles de nuevos casos en Los Ángeles y decenas de muertes por semana. Además, ni la nación, y mucho menos un gobierno que ha sido incapaz de controlar la frontera, están preparados para la incursión de una avalancha descontrolada, de la cual nada sabemos, y que, una vez dentro del país, cuando se les extienda una fecha de comparecencia, probablemente la ignoren sumándose a la eterna lista de indocumentados.

Aquí hay dos elementos en juego: el humano y el legal. Tenemos que conjugar ambos de manera justa e inteligente. Dejarlos entrar, como reces en la plaza, no es la solución, sino una inhumana politiquería barata y demagógica. Pongamos un poco de orden a este sempiterno desorden.

Temas similares…

Centenario de “La Faraona”

Centenario de “La Faraona”

Este mes se conmemora el centenario del natalicio de la cantante y actriz española Lola Flores. Nacida en Jerez de la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish