Chavistas y opositores. “Lo que quieren es repartirse el pastel del poder en Venezuela”

Written by Germán Acero

1 de septiembre de 2021

“Lo que están negociando en México los chavistas y la oposición es para saber quién se va a quedar con el pastel del poder en Venezuela”, dijo abiertamente la defensora de Derechos Humanos de ese país, la abogada Adriana Vigilanza, quien está de visita en Miami.

Vigilanza aseguró que, en definitiva, es la oposición la que más mal le está haciendo a Venezuela, al prestarse para un diálogo ineficiente con los chavistas, ya que de aquí no saldrá ninguna solución política para Venezuela, puesto que Maduro no entregará el poder de buenas a primeras”.

“Porque para los comunistas, que integran el brazo poderoso de Maduro,  no puede haber elecciones libres ni mucho menos entrega del poder ya que es un  régimen supremamente  discriminador que subsiste además con un  estado anárquico”, advirtió.

“ Y si hablamos de elecciones libres, que sería lo ideal que se consiguiera en dicha negociación, tendrían que estar refrendadas  de ser un auténtico  derecho al voto libre, secreto y directo, como lo establece la Constitución  y, claro está, supervigiladas por organismos internacionales“, reiteró.

”Por eso, ante todo lo que está pasando, debemos defendernos  como ciudadanos porque a nosotros sí nos duele que Venezuela sea un trampolín de juego en el que unos cuantos están detrás del poder total”, señaló   Vigilanza.

“No queremos más daños para Venezuela después de que este gobierno comunista de Maduro  instauró el estado comunal de la educación dejándola como “una pedagogía  formativa  para convertirse en instrumento de ideologización de niños y jóvenes”, denunció.

“El resultado de 21 años de insana revolución presenta hoy día un país petrolero en ruinas y en el abismo, lleno de miseria e hiperinflación de tres años, desempleo atroz, el 96% de los venezolanos sumidos en la pobreza con un éxodo de 5,5 millones de personas”, expresó con preocupación total.

“No se puede negociar, repito, con una dictadura que ha dejado a Venezuela en una suprema crisis, catalogada como la peor del continente americano, insistió y aclaró que cuando comenzó Chávez en 1999, nadie sospechó que su estrecha relación con Fidel Castro iba llevar al país al desastre”.

“ Todos decían que Venezuela no era Cuba, pero ahora «estamos peor que Cuba», al añorar la libertad de la que disfrutaron durante los 40 años anteriores de gobiernos democráticos. Después de la intentona golpista de 2002, Chávez se dio cuenta de que tenía que cambiar los poderes e instituciones para poder tener mayor control del gobierno”, explicó.

“Y ahora, precisamente, están tratando de hacer lo que se montó como  una fachada democrática hace años cuando convocaron a elecciones y referéndums todos los años con un sistema electoral electrónico, primero con la empresa española Indra y luego con Smartmatic, que le garantizaba los votos a su favor”, sostuvo.

“Y había venido lo peor cuando Chávez  comenzó por cambiar los nombres de las instituciones, ministerios y calles a los héroes de Cuba y a los guerrilleros y secuestradores revolucionarios venezolanos como Jorge Rodríguez, padre del jefe del comando de campaña de Maduro”, añadió.

“Pero ante todo esto, como si fuera poco, Chávez para  tener mayor control sobre sus compañeros de armas,  permitió la corrupción de los oficiales de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, incluyendo en sus filas a oficiales cubanos”.

“Hay que dejar muy en claro que el gran poder que sostiene internamente a Maduro, heredero de Chávez, son los militares, quienes ejecutan la represión contra los que piensan distinto, las torturas contra los presos políticos, y limitan la movilización de civiles dentro del país mediante la política del terror y el miedo”, aseguró.

“Por eso, créamelo, que yo no le veo mayores posibilidades ni resultados a dicho diálogo , porque desde ya, Maduro ha llevado allí su agenda a su acomodo esperando , lógicamente, mantener el poder a como dé lugar poniendo sus propias fichas evitando que la oposición pueda intervenir en este pastel político”.

“Por eso Maduro ha seguido al pie juntillas el legado de Chávez con el llamado «Plan de Patria», que dejó, antes de morir, técnicamente a finales de 2012, y lo ha exacerbado a extremos que nadie reconoce el estado en que se encuentra hoy día Venezuela”, sintetizó.

“Desde ya puedo asegurar que Maduro no dará su brazo a torcer en el poder que tiene ahora la Asamblea Nacional Constituyente que le confirió, de paso, poderes a Diosdado Cabello, para reformar la constitución”, enfatizó.

“Todo lo que está haciendo el chavismo , representado en Maduro, es oxigenándose de  cara a las próximas elecciones presidenciales en Venezuela, que desde ya, estarán controladas ciento por ciento por el poder de la tiranía”, concluyó.

Temas similares…

Why Cuba Matters

Why Cuba Matters

Join the author, Néstor T. Carbonell, as he shares a critical analysis of the Castro-Communist regime and explores the...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish