Cena y supersticiones para recibir el 2024. Latinos ya están listos para gritar: ¡Feliz año nuevo…!

Written by Germán Acero

26 de diciembre de 2023



Cada país de Latinoamérica tiene diferentes platillos típicos para la fecha, así es que en Perú se sirve el lechón o pavo con puré de manzana acompañado de champagne, y el Panettone con chocolate caliente que no puede faltar.

En México la Nochebuena y el año nuevo brinda guajolote (pavo) relleno cocido al horno, por supuesto con “chiles”. Algunos mexicanos prefieren para la fecha el sabroso pescado Bacalao “a la mexicana”. La bebida popular es el ponche.

En Colombia hacen cerdo o pavo relleno al horno. También hacen tamales o pernil de cerdo acompañados de vinos y chichas. Como postre se hacen natillas, buñuelos y galleticas.

Pollo, pavo y asado de carne de vacuno en Chile, con pan de Pascua acompañado de cola de mono (licor típico de la navidad a base de leche y aguardiente).

En Argentina se come mucho la carne de lechón, pollo o res. En especial el palto “vitel toné”, es un filete de ternera acompañado con salsa de atún, huevo duro, anchoa y crema de leche.

Pero también no podemos olvidar el “matambre enrollado” que lleva carne de vaca enrollado con huevo cocido y diferentes aliños. Ambos acompañados de ensaladas de papas, verduras o de la famosa ensalada rusa. El postre consta de turrones, budines, helados y del riquísimo “pan dulce” (Panettone).

En Puerto Rico se come el lechón, el arroz con gandules, bollitos con masa de plátano verde rellenos con carne de cerdo. La bebida tradicional es el Coquito (leche de coco, vainilla, yema de huevo, azúcar, canela y ron).

En Ecuador se come el pavo al horno, condumio, ensalada rusa. Se acostumbra a tomar chocolate caliente después de la cena y luego se disfrutan de vinos espumantes.

En Brasil “Bolinho de bacalhau” (parecido a las croquetas españolas, «PErú de Natal (pavo relleno con diferentes variaciones), “Salpicão” (parecido al salpicón español de mariscos), “Tender de Natal” (lomo de cerdo). De postre el Panettone y la Rebanada.

En Nicaragua se prepara una rica “gallina rellena”, pero también se come arroz a la valenciana, pavo o lomo navideño. De postre los ricos buñuelos caseros, en especial el de piña. De tomar jugo de piña con arroz y el típico ponche.

En general se hace de la cena un tema importante para que resulte una velada especial, pero lo importante no es que tan grande sea la variedad de comida en la mesa, sino el amor y la armonía que conllevan estos encuentros con todos los miembros de la familia e incluso amigos muy cercanos.

Entre las tradiciones que tienen los latinoamericanos para estas fechas están: la decoración con el árbol de Navidad, el montaje de pesebres, cantar y escuchar villancicos, jugar el “amigo secreto” (intercambiar regalos), estrenar ropa nueva, poner música alegre, bailar (pero esto es casi normal todos los fines de semana) y el infaltable San Nicolás, Santa Claus, Papa Noel o Warini (en Honduras).

Tradiciones y supersticiones

Para culminar el Año Viejo hay tradiciones y costumbres por todos los rincones latinos, sobre los supersticiosos. 

Los argentinos por ejemplo hacen un muñeco de paja llamado “Año viejo” el cual queman esa noche, el significado es que todo lo malo que pudo haber sucedido se elimina.

Además, se regalan ropa interior en color rosa para atraer el amor. En Venezuela y Ecuador salen con una maleta vacía hasta la puerta de la casa y vuelven a entrar, esto al parecer trae suerte para viajar más a menudo. 

En Brasil usan ropa blanca para rechazar las malas vibraciones. En Perú, Colombia y Venezuela comen lentejas a la media noche para atraer la abundancia. Así como barrer la casa de adentro hacia afuera para eliminar malas energías.

Tener dinero en los bolsillos al comenzar el nuevo año según dicen trae suerte para tener dinero. En El Salvador rompen un huevo en un vaso con agua y lo dejan toda la noche fuera de la casa (patio, puerta o ventana – pero a la intemperie), se dice que a la mañana siguiente el huevo ha formado una figura, esta figura es lo que le traerá fortuna en el nuevo año. En Cuba salpican agua por toda la casa incluso puertas, ventanas y balcones, es una versión del ritual afrocubano de “limpiar la casa de malas vibras”.

En Venezuela usan ropa interior amarilla, color del oro que atrae riqueza. Comer las doce uvas es tradición en casi todos los países sudamericanos, curiosamente la tradición se originó en España. Las doce uvas representan los doce meses que se fueron y los que vienen, a las 11:59, es decir en 60 segundos deben comerse las doce uvas y pedir deseos, según dicen, hacer esto atrae la buena suerte.

Final del Año viejo

La principal superstición para el Año Nuevo es comprar ropa interior amarilla y usarla antes de que suenen las doce de la noche.

Momento crucial para cada latino es el instante en donde se termina el año viejo. Todos reunidos esperan con emoción el nuevo “maratón”, luego de una gran cena, bebidas y postres los latinos cuentan cada segundo hasta llegar las doce de la noche. Al llegar las 12:00 todos se abrazan y se desean el “Feliz Año”, y piden a Dios o al Universo o a quien quiera que esté allá arriba concediendo deseos por un mejor año, por mejores perspectivas y mejor calidad de vida.

Los que tienen todo lo que necesitan y quieren, piden porque siga así y agradecen, los que no obtuvieron lo que deseaban, piden por lograr sus metas para el próximo año, pero en general todos agradecen y lloran de emoción porque se recuerdan y se despiden de momentos vividos que marcaron el año, de problemas que pudieron resolverse, de bendiciones recibidas, de nuevas experiencias vividas, del ciclo que se cierra y al mismo tiempo saludan esperanzados otro que se abre, con la ilusión de que este nuevo ciclo esté lleno de salud, amor, prosperidad y felicidad.

En el exilio cubano la tradición para la cena de Año Nuevo es un rico lechón.

El Año Nuevo se acerca y en las calles de Miami ya se percibe el movimiento por conseguir un cerdo para asarlo en familia.

Desde muy temprano decenas de personas hicieron fila en el matadero Cabrera, para comprar su lechón, unos de los principales platos de la cena de Nochebuena.

“Desde las primeras horas de la mañana ya estábamos en el lío de comprar el puerco en la tienda. Creo que es una tradición antigua de la familia. Desde hace treinta años aproximadamente que la familia está haciendo esto, yo me he incorporado poco a poco y el cerdo ha sido la tradición”, dijo Luis Mesa, residente del sur de Florida.

Mesa es uno de los miles de cubanos que no ha perdido la tradición. Dice que, los más viejos de casa transmiten la costumbre a los más jóvenes.

Por eso desde esta misma semana muy temprano comenzará a prepararse el lechón asado. Sobre esto, se dice que uno de los ingredientes fundamentales es el mojo cubano, que consiste en una base de ajo, sal y naranjas agrias.

Después de 24 horas adobado, el cerdo se cocina en un horno aproximadamente por 7 horas, y la clave es hacerlo a fuego lento.

Y aunque para Luis y su familia cocinar el cerdo es parte de la celebración, hay quienes prefieren comprarlo listo, y ahorrarse tiempo y trabajo.

Temas similares…

Regalos de Boda

Regalos de Boda

Por Eladio Secades (1951) Los novios modernos han perdido aquel miedo de antes al problema de la habilitación. Que...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish