Carlos Manuel de Céspedes: De Yara a San Lorenzo

Written by Libre Online

6 de febrero de 2024

La Lealtad y la perfidia. 

El brigadier de Cambute. El Médico de Jiguaní

Presidencia de Spotorno 

y Estrada Palma

(I de V)

BREVE INTERINATURA 

DE JUAN B. SPOTORNO

Se han producido numerosas entrevistas. El primero de julio de 1875 dejaba Salvador Cisneros Betancourt de ejercer la presidencia de la república en Armas. Lo sustituía, interinamente, el Coronel Juan Bautista Spotorno, electo provisionalmente presidente de la República en Armas en la temporal y prolongada ausencia de Francisco Vicente Aguilera. No se conoce que en aquella lucha interna hubiese participado el Brigadier José de Jesús Pérez.

El coronel Spotorno, marcha junto a Tomás Estrada Palma, Secretario de Estado, hacia Las Villas donde ser reuniría la nueva Cámara cuyos miembros habían sido electos en los últimos días de diciembre.

Vacantes las jefaturas militares de Oriente y Camagüey por haber renunciado a ellas los generales Manuel Calvar y Vicente García, se apresura Spotorno en ratificar de inmediato al Mayor General Vicente García como jefe de Camagüey y Oriente, amplísimo mando que no había sido concedido a jefe alguno con anterioridad lo que produjo gran malestar, pero se esfuerza en enviarle a Gómez el refuerzo de hombres que con tanta urgencia necesitaba.

El presidente Spotorno ha nombrado a Estrada Palma secretario de Relaciones Exteriores; cubre el cargo de Secretario del Consejo de Gabinete con el coronel Fernando Figueredo Socarrás y aleja de sus contactos militares a una poco confiable figura: “El Dr. Félix Figueredo Díaz, a quien se acusaba de político intrigante, fue alejado del Gobierno, reintegrándosele a su puesto de Jefe de Sanidad de Oriente”.

CRECE OPOSICIÓN 

A VICENTE GARCÍA

En julio, Vicente García recorre Camagüey. Quiere ejercer el mando del Segundo Cuerpo en aquella provincia. No es entusiasta su recepción porque los camagüeyanos resienten la actuación de García con su comprovinciano Cisneros Betancourt. Intentando realizar su plan de avanzar sobre la zona occidental de Holguín ordena el alto oficial tunero, por ser ahora, también, jefe de Oriente, al General Antonio Maceo y a las brigadas de Bayamo y Holguín que se le uniesen en La Manteca adonde él llegaría en los primeros días de agosto. Sólo concurrirían al punto de reunión la Brigada de Bayamo y el regimiento de Jiguaní; no así Maceo, ni el regimiento de Holguín que se mostraba, éste, irritado por la sedición de Lagunas de Varona.

Expresó Maceo, en una exposición al gobierno, “la amarga queja de que habiéndose la Segunda División y el Regimiento de Holguín mantenido fieles a la Constitución y a la disciplina del ejército, se dispusiese que vinieran a quedar a las órdenes del general sedicioso”.

La queja del General Maceo y estas diferencias condujeron al General Vicente García a presentar su renuncia como jefe del Primer Cuerpo del Ejército. Sin vacilar, Spotorno lo sustituye por el General Modesto Díaz, con quien el Brigadier Pérez se irá vinculando más estrechamente.

En aquellos meses varias expediciones son interceptadas en puertos extranjeros. La goleta inglesa Lauren Price, con armas para los insurrectos, es detenida y confiscada su carga en Puerto Principe, Haití. El vapor Uruguay, antes Octavio, alistado en Nueva York, zarpa hacia Cuba pero, perseguido por la fragata Tornado, se vio forzado a dirigirse a Jamaica donde le confiscan su cargamento: 1,150 rifles, municiones, otros efectos de guerra y dos cañones.

MODESTO DÍAZ Y JOSÉ DE JESÚS PÉREZ

Modesto Díaz, dominicano, incorporado al Ejército Libertador luego de la captura de Bayamo, sirvió con honor a la causa de la libertad. Junto a Céspedes, Aguilera y Mármol derrota en las cercanías de Bayamo al coronel Campillo, y, junto a Jesús Pérez, en Jiguaní hace retroceder al coronel Quirós en Ventas de Casanova.

En junio (1869) Modesto Díaz y Luis Marcano reciben la acometida de Valmaseda que cuenta con las columnas de los coroneles Campillo Heredia, Ampudia y otros oficiales que impulsan «la creciente de Valmaseda». Los dos generales dominicanos se mantienen firmes en sus jurisdicciones de Bayamo y Manzanillo, pero, cuando sus esfuerzos son requeridos se mueven, solícitos, a Jiguaní, Tunas y otras regiones.

Por ello el Gral. Modesto Díaz se siente ofendido con el presidente Céspedes cuando éste lo releva del mando de Bayamo sustituyéndolo por el Gral. Luis Figueredo. Molesto, al ser asignado inesperadamente a la jurisdicción de Las Villas, pide su baja del Ejército Libertador y le hace entrega de inmediato al Gral. Luis Figueredo de sus fuerzas de más de 1400 hombres. Penosa situación que salvó Céspedes escribiéndole una afectuosa carta a quien tan estrechamente había estado siempre a su lado.

Pronto estará de regreso Modesto en las tierras orientales.

En octubre (1873) junto con las tropas de Manuel Calvar estará combatiendo en las inmediaciones de Manzanillo. Se van consolidando las buenas y personales relaciones de estos tres altos oficiales Díaz, Calvar y Jesús Pérez.

Modesto Díaz en la División de Manzanillo, José de Jesús Pérez en la de Jiguaní y Manuel Calvar en la División de Holguín integran, junto con otros jefes, los dos departamentos militares en que esta dividida la región oriental.

Pero el presidente Cisneros -lo explicamos en otras páginas- que ha sustituido a Céspedes reduce a sólo uno los dos Departamentos Militares de Oriente y sólo a dos las tres grandes Divisiones que antes cubrían el territorio de la isla.

El mayor general Modesto Díaz, que estaba antes al frente de la División de Manzanillo, quedaba sin mando y se le asignaba un cargo nominal: jefe del Instituto de Inspección del Ejército. El Brigadier Jesús Pérez que comandaba la parte sur de la División de Jiguaní fue, también, relevado de su cargo.

La democión de estos altos militares junto con las de otros esforzados comandantes, une aún más a Modesto y a José de Jesús.

El mayor general Vicente García, ya lo expresamos, también ha quedado sin mando y ha manifestado su inconformidad, pero la vinculación de José de Jesús es más estrecha con Modesto que con Vicente porque se ha fortalecido en el diario bregar.

Temas similares…

Alejandro de Humboldt en Cuba

Alejandro de Humboldt en Cuba

Considerado “el segundo descubridor de Cuba”, el naturalista y explorador prusiano Alejandro de Humboldt (1769-1859)...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish