Carlos Manuel de Céspedes: De Yara a San Lorenzo

Written by Enrique Ros*

11 de abril de 2023

La Lealtad y la perfidia. 

El brigadier de Cambute. El Médico de Jiguaní

Cambios en los mandos militares

(II de X)

OTROS HECHOS. 

DIFERENCIAS INTERNAS

El 16 de agosto al frente de poderosas fuerzas, el Gral. Manuel de Quesada ataca la sitiada ciudad de Tunas. Ante la acometida de Quesada las tropas españolas abandonan la ciudad que es tomada por los insurrectos. Inesperadamente, el Gral. Quesada ordena retirarse de la ciudad permitiéndole a las fuerzas españolas regresar a ella y calificar la acción, y renominar la ciudad, Victoria de las Tunas.

Una derrota convertida en triunfo.

Otros historiadores dan una versión distinta de las razones que motivaron a Manuel de Quesada a atacar la ciudad de Tunas afirmando que el General Vicente García, jefe de aquella división, considerando que era oportuno atacar la población para tomarla, puso su propósito en conocimiento de Quesada, General en Jefe, «pero este Jefe, dando muestras de una ambición desmedida, comprendiendo la facilidad de obtener un laurel a poca costa, previene a García de que se abstuviera de llevar a cabo la operación sin estar él presente»

Será Manuel de Quesada quien realice el ataque y creyendo que su sorpresa había fracasado consideró necesario retirarse. Tal vez haya sido ésta una de las muchas razones que esgrimiría Rafael Morales (Moralitos) para pedir la sustitución de Quesada de su alto cargo.

Agramonte no estuvo de acuerdo con ese ataque porque consideraba que no era el momento de exponer al Ejército a un fracaso ya que la villa tenía unos 6 mil habitantes y la defendían más de 500 voluntarios con trincheras y fortines auxiliares. Consideró el gallardo camagüeyano que Quesada se precipitó en dar orden de retirada.

Rafael Morales (Moralitos) es uno de los más persistentes críticos del Presidente Céspedes y del General Manuel de Quesada. Compensaba su débil constitución física con su sobresaliente dominio de la palabra y es quien presenta la proposición de sustituir a Quesada en el cargo de General en Jefe del Ejército Libertador. Meses antes había comenzado Moralitos a publicar su periódico La Estrella Solitaria. En receso la Cámara se incorpora a las fuerzas que luchan en Las Villas y, luego, pasa a Camagüey bajo las órdenes del entonces Coronel Luis Magin Díaz Zayas-Bazán.

Tras sus frecuentes enfrentamientos con la Cámara de Representantes por lo que él consideraba intromisión de los diputados en asuntos militares, Manuel de Quesada era depuesto por la Cámara el 17 de diciembre de 1869.

La destitución de Manuel de Quesada fue el inicio de continuas diferencias entre el Presidente de la República y la Cámara de Representantes. El día 17 de diciembre de 1869 la Cámara había recibido la dimisión de Quesada pero ya había sido destituido.

Al ser depuesto Manuel de Quesada como general en jefe es sustituido por Thomas Jordan.

Volvamos al Perrit. Luego del accidentado desembarco ataca Jordan, sin éxito, el cuartel español de la Cuba en las cercanías de Holguín.

El General Thomas Jordan había, como hemos dicho, atribuido el fracaso del desembarco de aquella expedición al hecho de no haber recibido la necesaria cooperación del General Grave de Peralta, que estaba encargado de cubrir el camino de Holguín. Esta negligencia, cierta o no, le costó a Julio el cargo.

Se van agudizando las diferencias entre Ignacio Agramonte y Thomas Jordan sobre tácticas militares, que llevaron a Jordan a afirmar que el poco favorable resultado en uno de los encuentros con las tropas del general español Goyeneche se debió a que las tropas camagüeyanas no siguieron las instrucciones impartidas por él. Luego de la espectacular victoria de las fuerzas cubanas en las Minas de Guáimaro sobre las tropas del General Puello y su triunfo en las Lomas de Imías sobre el refuerzo del General Goyeneche, se agudizan las discrepancias entre Agramonte y Jordán por algunos aspectos de la «dirección general de la guerra». Estas diferencias llevaron a Jordán a presentar su renuncia, (Febrero, 1870).

El 24 de abril de 1870 es definitivamente nombrado el General Federico Fernández Cavada en sustitución de Jordán como General en Jefe del Ejército Libertador fecha en la que se designa a Julio G. de Peralta como Primer Jefe Interino del Distrito de Holguín.

Al renunciar Jordán la jefatura de Oriente lo sustituye Francisco Vicente Aguilera quien, poco después, abandona la isla al comisionarlo el gobierno revolucionario para que se traladase a Estados Unidos para mediar, allá, en la lucha que en el exterior se ha entablado entre partidarios de Aldama y de Quesada. Es Donato Mármol quien reemplaza a Vicente Aguilera en la jefatura militar.

Poco ha durado Jordán en la posición de General en Jefe en la que había sustituido a Manuel de Quesada quien al perder el cargo había salido hacia Nassau de donde se trasladó a Nueva York como representante del Presidente Céspedes. Esta designación de Quesada creó serias fricciones con la Junta Cubana de Nueva York encabezada por Morales Lemus y Miguel Aldama que dividía más seriamente a la emigración entre «aldamistas» y «quesadistas», estos últimos contando con el respaldo de los «Clubs de Artesanos».

No había gozado Manuel de Quesada de simpatías en el campo insurrecto durante el corto tiempo en que ocupó la más alta posición en las fuerzas armadas. Su nombramiento como Agente en el Exterior tuvo serias y desfavorables consecuencias para el presidente Céspedes. Su designación para sustituir a Miguel de Aldama fue uno de los más graves errores cometidos por Céspedes y le acarreó al mandatario cubano funestas consecuencias.

Ya se habían producido, a la llegada de Manuel de Quesada a Nueva York, las pugnas internas en la emigración cubana de aquella ciudad. La presencia de Quesada las exacerbará.

FEDERICO 

FERNÁNDEZ CAVADA:

EL GRAN ESTRATEGA DE LA GUERRA DE LOS 

DIEZ AÑOS

Nacido en Cienfuegos el 8 de junio de 1831, luego de permanecer en su ciudad natal durante su juventud, se trasladó a Filadelfia donde el 20 de junio de 1861 ingresó en el Regimiento 23 de Pennsylvania obteniendo el grado de capitán al iniciarse la sangrienta guerra civil.

A finales de 1861 formaba parte del Cuerpo de Ingenieros y, meses después, ascendía a comandante por su valiosa participación en la segunda batalla de Bull Run que se había prolongado del 29 al 30 de agosto de 1862.

Aquella batalla representó, a pesar del coraje de sus tropas, una derrota para las fuerzas federales. Varios meses después, en diciembre de aquel año, recibía el grado de Teniente Coronel destacándose en las batallas de Chantilly y Atientam.

Hecho prisionero en la gran batalla de Guettysburg el 10 de julio de 1863, en enero de 1864 fue liberado mediante un canje de prisioneros. De inmediato, se reincorporó a las tropas y combatió hasta el final de aquella guerra en abril de 1865.

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario