Características de los matrimonios felices

Written by Libre Online

28 de julio de 2021

Resultados de la investigación o “survey” del psicólogo Terman sobre los rasgos de los esposos felices.— Lo que opinan 792 parejas sobre la felicidad matrimonial.— Las características de las esposas felices y de las infelices.— Cualidades de los esposos felices y de los infelices.— ¿Cuáles son las quejas principales de los cónyuges?.— ¿Es posible predecir la felicidad conyugal?.—- Prueba psicológica de Adams para pronosticar las probabilidades de buen ajuste y compatibilidad matrimonial.— Rasgos psicológicos que usted debe buscar en su pareja.– Conveniencia del diagnóstico pre-nupcial.

Por Gustavo Torroella † (1954)

¿Cuáles son las características que usted y su cónyuge deben reunir para disfrutar de la mayor felicidad matrimonial? ¿Qué hace a un matrimonio dichoso? Esta es la gran cuestión que desean responderse tanto los que van a casarse como los que ya han contraído matrimonio. Hace años esta pregunta no se hubiera podido responder de un modo  seguro y válido. Pero felizmente se han realizado hace poco varias investigaciones y “surveys”, en los Estados Unidos por ejemplo, que nos ofrecen datos útiles y esclarecedores sobre los rasgos decisivos que constituyen la felicidad de los matrimonios.

Este interés científico por estudiar las uniones conyugales urgió como reacción a la alarmante proporción de fracasos matrimoniales indicados por la alta cifra de divorcios que se producen anualmente en varios países civilizados. Si a esta cifra se le añade el número de matrimonios fracasados o desajustados sin llegar al divorcio, la cuestión se agrava mucho más.

¿Qué resultados han arrojado las investigaciones mencionadas? ¿Cuáles son las características que encontraron estos estudios en los esposos felices y en los infelices? El psicólogo Lewis M. Terman investigó en 792 parejas cuáles eran los rasgos de los cónyuges dichosos y de los desdichados y publicó los resultados en su obra “Psychological factors in Marital Apiñes” (Factores Psicológicos de la Felicidad Matrimonial).

Otro resultado que logró la investigación de Terman fue conocer las principales quejas y reproches que se hacen los cónyuges en el matrimonio.

Aprovechando los resultados de estos estudios de Terman y otros psicólogos, el director de la Clínica de Orientación Matrimonial de Pennsylvania, doctor Clifford R. Adams construyó un “test” o prueba de Adams, con la debida autorización del autor. Esta prueba no sólo descubre sus posibilidades y las de su pareja para ser buen cónyuge, sino que también determina el grado de compatibilidad de los perfiles psicológicos de ambos novios o consortes. Los matrimonios más felices son aquellos compuestos por personas que no solo tienen cada uno, individualmente, buen pronóstico o probabilidad de éxito matrimonial, sino que también poseen personalidades semejantes. Es lo que se llama compatibilidad de caracteres. Se ha descubierto que los rasgos opuestos y diferentes llaman la atención, atraen a los enamorados o novios, pro solo son las similaridades de los caracteres las que posibilitan y mantienen el verdadero ajuste y felicidad matrimonial.

En el proceso de elaboración y perfeccionamiento del test de Adams no solo se probaron en su clínica matrimonial miles de personas y parejas, sino que se siguió el curso de las relaciones de centenares de novios que se casaron,  para comprobar así el grado de predicción o pronóstico de la prueba. Esta averiguación descubrió que las parejas que mostraron buenas perspectivas matrimoniales por dicha prueba o test, después resultó al cabo de un año y más de unión conyugal, que había realizado un buen ajuste matrimonial, que se llevaban bien y felizmente. La prueba de Adams demostró así tener buen valor predictivo para apreciar las probabilidades de adaptación y ventura matrimonial.

El test o prueba de Adams tiene rasgos fundamentales de la personalidadad. Cada característica personal tiene dos extremos, del mismo modo que en la temperatura hay los extremos del frío  y del calor. Esto son los extremos o polos opuestos de los rasgos de personalidad que mide la prueba de Adams:

1) Introversión- extroversión.

2) Cooperación – Individualismo.

3) Tranquilidad – Irritabilidad.

4) Responsabilidad – Evasión.

5) Estabilidad – Inestabilidad.

6) Tolerancia – Idealismo.

7) Calma- Emotividad.

8) Persistencia – Variabilidad.

9) Satisfacción – Preocupación.

Rasgo 1.- ¿Es usted Introvertido o Extrovertido?, es decir , ¿es resevado o sociable?

La persona introvertida o reservada es generalmente seria, tranquila y algo tímida. Es precavida y prudente. Limita su sociabilidad a sus amistades íntimas con las cuales puede ser agradable. Sus intereses son especializados.

En cambio, la persona extrovertida o sociable suele ser algo agresiva o acometedora, impulsiva y predominante. Es habladora, despreocupada, y a veces muestra poca consideración con los derechos de los demás. Sus intereses son amplios y extensos. Se asemejan a los administradores, jefes de oficina y vendedores.

Las investigaciones realizadas en la clínica matrimonial de Adams han encontrado, sorprendentemente, que los hombres casados felices tienen a ser más sociables, comunicativos, extrovertidos y a tener intereses más amplios que los hombres casado infelices. Las mujeres por otra parte, pueden ser reservadas o sociables y ser sin embargo felices o infelices en el matrimonio. Es decir, este rasgo no parece afectar la dicha conyugal de las mujeres.

No obstante, cuando se trata de elegir pareja, naturalmente se debe escoger una que tenga el grado de sociabilidad de uno. Si usted es predominantemente reservado o sociable deberá seleccionar una pareja que tenga sus mismos rasgos. No crea en la complementación de los caracteres, ni en el atractivo de las diferencias u oposiciones. Lo positivo y demostrado es que hay más compatibilidad de caracteres cuando éstos son más semejantes entre si.

Rasgo 2.- ¿Es usted Cooperador o Individualista?

La persona cooperadora es agradable y tiende a adaptarse a las normas sociales. Es generalmente equilibrada y ponderada. Se concentra fácilmente y tiende a recreaciones sanas. El tipo individualista disfruta de la idea de ser “diferente! A los demás. Acostumbra a herir los sentimientos de los otros por su desconsideración, brusquedad o impaciencia. En casos extremos es discutidor y terco.

Es conveniente que ambos propendan a ser cooperadores. Pero si uno tiende a ser individualista, es mejor que el otro compense siendo más cooperador.

Rasgo 3.- ¿Es Tranquilo o Irritable?

La persona tranquila tiene una disposición ecuánime, paciente y uniforme. Es apacible, se lleva bien con los demás y trabaja metódicamente.

La persona irritable propende a molestarse, a reaccionar de modo rápido, áspero y emocional. Acostumbra a encontrar faltas en los otros y suele echarle las culpas a los demás.

La tranquilidad en los hombres es un rasgo imprescindible. Los hombres casados felices tienen a molestarse menos por las cosas, son menos irritables, menos malhumorados o enojadizos y menos criticones que los hombres casados infelices. Las mujeres deben evitar casarse con un hombre que tenga el carácter irritable y malhumorado.

Aunque naturalmente es deseable que la mujer se controle su temperamento. ambién, este rasgo no es tan importante para la mujer como para el hombre. De todos modos, cuando uno de los cónyuges propende a ser irritable y enojadizo, es muy deseable que el otro sea ecuánime y tranquilo. Cuando conviven bajo el mismo techa dos personas irritable, la “guerra civil” no tarde en surgir y el divorcio no se hace esperar quizás.

Rasgo 4.- ¿Es usted Reponsable o Evasivo?

Probablemente este es el rasgo más importante para la felicidad matrimonial. La persona responsable es confiable, íntegra, segura  y consciente. Se puede contar con ella en cualquier momento. Se lleva armoniosamente con los demás. Está dispuesta a aceptar las responsabilidades y cumplir voluntariamente sus deberes. Es estable y cooperativa.

En cambio la persona evasiva no está dispuesta a afrontar la realidad. Rehuye aceptar sus responsabilidades. Evade cumplir sus obligaciones. No se puede contar con ella; no es de fiar, ni de confiar. Tiende a echarle la culpa de las cosas a los demás. A menudo miente y engaña. Carece de integridad moral. Fácilmente cae en depresiones.

La posesión del rasgo de responsabilidad va generalmente asociado a la felicidad en el trabajo y en el matrimonio. Este es el rasgo más importante y decisivo para la felicidad en el matrimonio.  El lector deberá tener cuidado al elegir cónyuge de que éste sea una persona responsable, es decir, confiable, íntegra, cooperativa y concienzuda.

Rasgo 5.- ¿Es estable o inestable? ¿Confiado o temeroso?

La persona estable y confiada tiene una gran seguridad en si misma y es incapaz de dudar de sus capacidades. Tiene disposición para tomar responsabilidades. Generalmente es ecuánime, autosuficiente y algo dominante.

La persona inestable o temerosa es tímida, y variable. Luce retraída y casi nunca muestra condiciones de líder. Prefiere trabajar con otros, mejor que por si mismo, porque así se siente más segura. A menduo sufre de depresiones y cambios repentidnos en el humor o estado de ánimo.

Este rasgo es decisivo para las mujeres y recomendable para los hombres. Una mujer necesita para alcanzar un matrimonio feliz tener fuertes rasgos de estabilidad y confianza en si misma, porque para poder llegar bien a una casa, necesita seguridad en si misma y responsabilidad para afrontar a las emergencias eventuales que sobrevengan en el hogar cuando no se dispone de ayuda alguna exterior o ajena. Los hombres deben precaverse de las mujeres que son excesivamente nerviosas o temerosas o que carecen de confianza o seguridad en sí mismas.

En el hombre  es también importante esta cualidad o sentimiento de estabilidad y seguridad personal, pero sin llegar a la temeridad. Es de gran importancia que ambos cónyuges disfruten de este rasgo de estabilidad emocional. Pero sin embargo es más importante y necesario para la mujer disponer de este rasgo – estabilidad- que para el hombre.

Rasgo 6.- ¿Es usted Tolerante o Idealista?

La persona tolerante es flexible, práctica y realista. Su carácter tiende a ser suave y afable. La persona idealista – en el sentido en que se emplea en esta prueba- muestra actitudes rígidas, intolerantes, enérgicas. Pueden hallarse presente prejuicios, a menudo disfrazados de norma de conducta e ideales. Frecuentemente se encuentran sentimientos de inferioridad y mal humor.

Los matrimonios más felices son aquellos en que la esposa tiene altas normas e ideales de conducta, pero no tan rígidos, tan inflexibles que no le permitan justificar una falta esporádica o eventual. Los matrimonios infelices, en cambio son aquellos en que las esposas tienen normas e ideales muy bajos o que se comportan de una manera reprochable o fuera de lo convencional.

Nuestra sociedad alienta y promueve ideales más altos y firmes para las mujeres que para los hombres. El hombre puede ser tolerante y algo despreocupado, pero por lo menos debe tener y cumplir normas de conducta lo suficientemente altas para determinar una conducta responsable, respetuosa hacia su hogar y fiel con su esposa.

Rasgo 7.- ¿Es Calmoso o Emotivo?

Las personas calmosas piensan de un modo sereno y normal. No experimentan emociones violentas. Las personas cuyo trabajo requiere objetividad y reflexión, como los científicos, tienen esta cualidad.

Las personas emotivas, por lo contrario, generalmente piensan bajo la presión de las emociones y de los sentimientos. Sus estados emocionales son fugaces y volubles.

Como las personas emotivas se alteran fácilmente, por lo general, no se ajustan bien y suelen tener dificultades en el matrimonio. El rasgo de serenidad o calma es mucho más decisivo en el hombre que en la mujer. Esta es normalmente más “temperamental” o emotivo que el hombre.

Los matrimonios más felices son aquellos que toman las cosas con calma, con tranquilidad y se encuentran libres de las tormentas de la emoción.  Esto los capacita para ser objetivos y razonables en su trabajo y en sus relaciones y en los problemas que les sobrevengan.

Las mujeres deben precaverse de la errónea elección que sería casarse con un hombre muy emotivo o “histeroide”, que se altere fácilmente y no sepa tomar las cosas con calma.

Rasgo 8.- ¿Es Persistente o Variable?

Este rasgo de la persistencia o firmeza de actitud es más importante en el hombre que en la mujer. La edad del hombre determina si es conveniente que su conducta tienda a la persistencia o a la variación o fluctuación. Si el hombre tiene menos de veinticinco años, es provechoso para la futura felicidad de la pareja que él tenga suficiente flexibilidad o adaptabilidad, porque el matrimonio requiere una alta dosis de adaptación o ajuste.

Sin embargo, la fluctuación o flexibilidad en un hombre de más de treinta años, no es un buen indicio. Un hombre mayor de esa edad ya debe estar orientado en sus preferencias, en sus hábitos y en sus ocupaciones. Si sigue cambiando con facilidad en sus hábitos, preferencias y trabajos después de los treinta años, indica un estado de duda, inmadurez e incertidumbre, que, indudablemente, no constituye un buen “prospecto” de éxito matrimonial.

Rasgo 9.- ¿Está Satisfecho o Preocupado?

La persona preocupada es´ta ansiosa, indecisa, angustiada por problemas que no ha podido resolver. Carece de confianza en sí mismo y generalmente está perplejo, dubitativo y acosado por complejos y conflictos, a menudo de naturaleza sexual. Prevéngase de la mujer que tenga este rasgo de preocupación. Estará ansiosa, descontenta e insatisfecha. Es posible que sufra de frustraciones y problemas importantes que no ha solucionado.  Se preocupa tanto del pasado como  del futuro de ella. Probablemente sea irritable, regañona y quejumbrosa.

CARACTERÍSTICAS QUE USTED DEBE BUSCAR EN SU PAREJA

En resumen: ¿Qué consejo se le debe dar al hombre a fin de que escoja una pareja con la que pueda ser feliz en el matrimonio?. Deberá escoger una mujer que tenga las siguientes cualidades que son las que garantizan y pronostican un mejor ajuste y una mayor felicidad matrimonial:

Será responsable y confiable. Su ambiente y pasado familiar deberán haber sido felices. Será sensata, concienzuda y no sufrirá de conflictos sexuales. Deberá ser estable y tendrá ceñimientos de confianza y seguridad en si misma. No mostrará rasgos neuróticos o de perturbación emocional. Adoptará actitudes objetivas hacia los problemas y estará libre de susceptibilidades y sensiblerías. Será flexible y adaptable. Tendrá un estado de ánimo tranquilo y calmoso. No se irritará o alterará fácilmente. Tendrá ideales y normas de conducta elevados que traerá al hogar e inculcará a sus hijos.

¿Qué deberá buscar y encontrar una mujer en el hombre para que tenga buen pronóstico matrimonial?

Tendrá buen control emocional, será calmoso, tranquilo y no se iritará fácilmente. Será responsable e íntegro. Deberá ser objetivo en sus juicios y no se lastimarán sus sentimientos con facilidad. Se llevará bien con todos, amigos y compañeros de trabajo. Coopera en las actividades del grupo y le gusta ayudar a las personas. Está libre de trastornos emocionales. Respeta a la opinión social. Proviene de un hogar feliz. Carece de preocupaciones. Cultiva amplitud de intereses. Está satisfecho y conforme con la vida y asume una actitud optimista frente a ésta.

En todo caso el diagnóstico psicológico prenupcial ayudaría a los futuros cónyuges a realizar mejores ajustes y adaptación al matrimonio.

Cómo son las Esposas Felices

1) Tienen una actitud amable, cordial hacia los otros.

2) Les gusta ayudar a las personas débiles e inferiores.

3) Tienden a ser conservadoras y convencionales.

4) Son cooperativas.

5) Son cuidadosas y ahorrativas, con el dinero.

6) Tienen optimismo y confianza en si mismas.

7) No se ofenden fácilmente..

8) Muestran menos interés en las actividades sociales como bailes.

9) Les gusta enseñar y criar a los niños.

10) Le dan menos importancia a los vestidos.

11) Les agradan las actividades domésticas.

12) Son más realistas; pierden menos tiempo en ensueños y fantasías.

13) No están muy pendientes de la impresión que causan a otros.

14) No se molestan por los consejos que otros les den.

Cómo son las Esposas Infelices

1) A menudo sufren sentimientos de inferioridad.

2) Tienden a ser agresivas.

3) Se molestan e irritan fácilmente.

4) Sufren de cambios rápidos e imprevistos en sus estados de ánimo o humor.

5) Tienden a ser dominantes y dictatoriales.

6) Son egocéntricas, egoístas.

7) Hacen vida de clubs y sociedades principalmente para lucirse y sentirse importantes.

8) Son extremistas en sus puntos de vista.

9) Probablemente exhiben rasgos neuróticos.

10) Pierden el control emocional con facilidad.

11) Buscan actividades espectaculares y en que puedan llamar la atención.

12) Muestran poco interés por las actividades domésticas.

13)  Son trabajadoras o empleadas irregulares, caprichosas e impacientes.

14) Les gusta coquetear y llamar la atención de otros hombres.

Principales quejas de los esposos

1) La esposa se molesta o irrita con mucha facilidad.

2) La esposa gusta mucho de criticar.

3) Tiene problemas con los suegros.

4) Ella es nerviosa y emotiva.

5) La esposa no sabe llevar bien la casa.

6)   El no tiene libertad.

7) La esposa tiene poco gusto para las inversiones.

8) La esposa es regañona y sermoneadora.

Principales quejas de las esposas

1) Las entradas del esposo son insuficientes.

2) No se lleva bien con los suegros.

3) Es impaciente cuando quiere algo.

4) Administra mal su sueldo o ganancias.

5) Tiende a ser criticón.

6) Desacuerdos con sus preferencias en tas diversiones.

7) El esposo le demuestra poco afecto.

8) No sabe discutir sobre ias cosas.

Como son los esposos felices

I) Tienen mayor estabilidad emocional o  ecuanimidad.

2.- Son cooperativos.

3) Se llevan bien con sus compañeros de trabajo.

4) No tienden a concentrarse en si mismos sino más bien a ser algo extrovertidos o sociables.

5) Tienen actitudes más conservadoras: respetan más las normas sociales y sexuales.

6) Muestran una iniciativa superior en sus actividades.

7) Tienden a tomar fácilmente las responsabilidades.

8) Les gusta el trabajo y las actividades metódicas.

9) Muestran una actitud benevolente hacia  los inferiores.

10) Asumen una actitud de consideración y respeto hacia ta mujer que revelan un ideal justiciero y democrático.

11) Precavido y ahorrativos con el dinero.

12) Muestran una actitud favorable hacia la religión.

13) No se molestan o perturban fácilmente.

14) Tienden a ser realistas: no se les escapan los detalles de las cosas.

Cómo son los infelices

1) A menudo sufren sentimientos de inferioridad.

2) Tratan de compensar sus sentimientos de inseguridad e inferioridad ejerciendo actitudes de dominio y desplante con sus esposas  subordinados.

3) Tienden a ser irritables y de mal humor.

4) Les gusta discutir y buscar peleas.

5) Son muy susceptibles a las a las opiniones de los demás.

6) Gustan de recreos y entretenimientos fuera de su hogar y su familia.

7) Son descuidados con el dinero.

8) Son liberales o radicales acerca da la moralidad sexual.

9) Les gusta mandar a los inferiores y a las mujeres.

10) Se abstienen de desempeñar papeles interiores o de competir con superiores.

11)  Se compensan de su desgracia con ensueños y fantasías.

12) Son irregulares y desordenados en sus hábitos de trabajo.

13) Les gusta jugar y apostar.

14) A menudo expresan ideales materialista, cínicos o actitudes religiosas.

Temas similares…

El ayer que vive

El ayer que vive

Por  Rafael Soto Paz (1953) La alcaldía de Banes en 1911. Esta fotografía es del año 1911. En ella aparece...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish