¿“BRILLANTE” YO?

Written by Esteban Fernández

8 de noviembre de 2022

Un día le pregunté a mi hija “¿Dónde está el martillo?” Pone cara de aterrorizada y me dice: “¿Para qué lo quieres, qué vas a hacer?”

“Tranquila , Ana, sólo te pregunté por el martillo” Y me responde : “No, papi, dime ¿qué está roto? y yo lo arreglo, mejor tú vas a la computadora y redacta un artículo sobre el martillo”….

Algunas personas que me leen -durante 57 años- creen que soy inteligente, a veces hasta se exceden llamándome “brillante”, craso error.

En mi opinión nadie es brillante ni nadie es ignorante, cada cual a lo suyo… “Zapatero a tus zapatos”…

En los asuntos referentes a mi patria “de eso yo si sé” simplemente porque he dedicado toda una vida a empaparme en la materia, de lo demás solo tengo nociones. Menos en “football” que no sé nada.

Los geniales hermanos Mario y Hugo J. Byrne me decían: “El triunfo tuyo en la escritura reside en que jamás te metes en camisa de once varas opinando de lo que desconoces”.

Intento hablar de religión y me dicen: “Ni te lances en ese tema porque cualquier teólogo puede desbaratar tu tesis”.

El mecánico puede ser semi analfabeto pero abre el capó del carro y a los cinco minutos me dice: “El problema es el cigüeñal” y es como si me estuviera hablando en chino. Solo atino a decir: “Y ¿de cuánto es la herida, cuanto me va a costar eso?”

Yo lo achaco a mi crianza, mi padre solo era experto en política, y el único instrumento que había en la casa era un hacha mohosa que se utilizaba para todo…. Y, desde luego, una máquina de escribir …

Erróneamente el saber mucho de algo trae aparejado pensar que “los demás son unos ignorantes”, yo, desde que un cubano me dice que “Miguel Díaz Canel es el dictador de Cuba” ya lo considero un neófito en la materia y le niego el derecho a polemizar conmigo.

De la misma manera que el médico me ignora cuando trato de decirle las medicinas que debe recetarme.

Estoy seguro que un albañil en algún momento pensó que José Martí era un ignorante porque no tenía ni idea de cómo hacer una mezcla de arena cemento, cal y agua.

Mi gran amigo el matemático José Raúl Montes pudiera pensar que soy un acémila porque no recuerdo nada de los teoremas, los quebrados y ni idea de lo que es la raíz cuadrada de la hipotenusa. Pero me agradece que yo lo llevaba al colegio en mi bicicleta.

Para terminar les digo que si usted considera que soy “genial” es porque vive lejos de mí, en mi círculo íntimo todos saben que soy super despistado.

Temas similares…

LA GRATITUD

El jueves 28, estuvimos celebrando el Día de Acción de Gracias, 233 años después que el primer mandatario en la...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish