Beneméritos de la I.P. en la Provincia de Matanzas (1919)

Written by Libre Online

19 de octubre de 2022

Cultura Cubana. Adolfo Dollero

Entre las principales obras de José Antonio Rodríguez García tenemos: Bibliografía de la Gramática y Lexicografía Castellana (que consta de 6 volúmenes); Notas críticas; Notas literarias; Croquis históricos; Croquis literarios; Días de guerra; Juicio del Quijote; Vida de Cervantes: Bibliografía filológica, etc. Creemos que pasan de 60 las obras del profesor Rodríguez García.

Nació en Matanzas el 22 de febrero de 1864,  de padres pobres que no podían darle una educación e instrucción de acuerdo con sus deseos. Pero el doctor Rodríguez García logró con su constancia y con sus desvelos crearse una situación privilegiada material e intelectualmente.

Su trabajo personal y las lecciones particulares le permitieron primeramente obtener el título de bachiller y más tarde el de doctor en Filosofía y Letras (año de 1894).

Su carrera de maestro empezó en 1882 como profesor auxiliar de Aritmética en la Escuela de Artes y Oficios; en 1883 fue ascendido a profesor titular de Aritmética y Álgebra; en 1889 fue nombrado profesor de Gramática, Geografía e Historia, y de 1896 a febrero de 1897 desempeñó también la cátedra de Contabilidad y Economía Industrial. En esa fecha renunció a su cargo para aceptar el nombramiento de Catedrático del Instituto de Matanzas, en el que enseñó Gramática solo durante algunos meses, atraído por La Habana en donde había transcurrido la mayor parte de su vida laboriosa y fecunda. En la capital, estuvo al frente de planteles de instrucción muy acreditados, pero la vicisitudes políticas le obligaron a clausurarlos.

En 1900 obtuvo por oposición la Cátedra de Gramática y Literatura Castellana, que desempeña en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. Fueron entonces sus contrincantes varias distinguidas personalidades de las letras.

El doctor Rodríguez García era miembro correspondiente de la Academia Nacional de la Historia de Venezuela y ha sido propuesto para ingresar en la Academia de la Historia de La Habana. Ha sido redactor de muchos periódicos y publica Cuba Intelectual, revista muy bien escrita que se lee más en el extranjero que en Cuba.

En resumen: el doctor Rodríguez García, cuyos trabajos constituyen una gloria para Cuba y para Matanzas, es una verdadera personalidad de la intelectualidad hispanoamericana.

Romero Fajardo (Fernando). Distinguido habanero, cuya vida fecunda ha sido siempre empleada en provecho de la Juventud de Matanzas. Nació el 9 de agosto de 1847 y falleció el 19 de noviembre de 1918. Era un buen escritor de costumbres y de comedias: muchos de sus trabajos no han sido publicados aunque merezcan serlo por mil conceptos. 

Tenemos noticias que en los juegos florales organizados en Matanzas en 1918, por la Asociación Cívica,  fue premiada una Comedia de Romero Fajardo titulada “Los extremos se tocan”.

Cincuenta años tenía Romero Fajardo, de magisterio; cincuenta años gastados en pro de los niños que amaba entrañablemente, y que sabía no solo bien instruir, sino bien educar la niñez y la juventud eran su alegría.

Era hombre de saber y de iniciativa; muy inteligente y de una gran modestia. Para sus alumnos había inventado 100 aparatos que probaban sus conocimientos y su habilidad en aplicarlos de una manera muy práctica. Había que ver sus multiplicadores, sus aparatos para calentar los cambios, las equivalencia de cualquier medida del sistema métrico decimal, etc. (aritmógeno, metrógeno, calendarios,  etc).

Cuando en 1903 cayó en Matanzas el premio principal de la Lotería de Madrid, Romero Fajardo, con pensamiento gentil, pensó en sus niños, muchos de ellos pobres y descalzos, y tanto hizo hasta obtener que los agraciados sufragaran el gasto de uniformes escolares, para igualarlos, siquiera aparentemente  en los bancos de la escuela.

Sol (Pedro José del). De 1829 a 1857, año en que falleció, teniendo 90 de edad, Pedro J. Del Sol, trabajó mucho por la Instrucción Pública de Matanzas. Publicó obras didácticas y poesías, y dirigió colegio en La Habana y en Matanzas.

Al hacer su elogio fúnebre, José Victoriano Betancourt hizo resaltar sus grandes merecimientos como educador.

Torriente y Peraza (Cosme). Favoreció eficazmente la Instrucción Pública estableciendo los premios anuales de que se hace mención en su biografía. 

Torre (BernabÉ de la). Padre del sabio Carlos de la Torre: fue muy útil a la Instrucción Pública como director del Colegio La Unión y Los Normales. Fundó el segundo Colegio de San Carlos que hubo en Matanzas, por el 1875, y fue profesor del Colegio La Empresa.

Nació en Santiago de Cuba el 17 de marzo de 1829 y falleció el 31 de enero de 1900.

Su hijo el doctor Carlos de la Torre y Huerta ha sido también, durante varios años, profesor de los Colegios Los Normales y La Unión en la ciudad de Matanzas.

Ventosa (José Tomás) fundador de la Escuela Gratuita de Ventosa, para niños, en la ciudad de Matanzas (año 1849) etc.

Valdés Rodríguez (Manuel). Educador y crítico nacido el 9 de julio de 1849 en Matanzas, y fallecido en La Habana el 17 de julio de 1914. Fue catedrático de la Universidad de gran relieve. Sus obras de pedagogía han sido muy apreciadas; escribió obras didácticas entre ellas algunas de aritmética.

Ha sido un hombre de gran valer intelectual y muy caballeroso.

Temas similares…

Siempre en el entonces

Siempre en el entonces

Por J. A. Albertini,  especial para LIBRE PARÉNTESIS Ves, hoy hace brisa. La tarde está tranquila. El sol me habla de...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish