BEGOÑA GÓMEZ, MUJER DEL PRESIDENTE SÁNCHEZ: CUANDO SE VIVE EN EL “LIMBO”

Written by Roberto Cazorla

26 de mayo de 2021

Ha presidido una mesa redonda sobre “el papel de la empresa en los Derechos Humanos”. ¿De qué va esta señora? Ella, metiéndose en camisas de once varas, cuando en el país hay cinco millones de desempleados.

uando celebraron “El Día de la Mujer”, el 8 de marzo 2020, ella, su marido (odiado hasta por los perros), y los enemigos de España que forman su banda, ocultaron el comunicado que les habían enviado desde la Comunidad Europea, para que permanecieran en alerta respeto a la pandemia que había comenzado a recorrer el planeta, con el propósito de eliminar a unos cuantos millones de ciudadanos, ordenado por el grupo de mafiosos que nos controlan y que, con la participación de China, crearon el virus que tantas vidas inocentes ha eliminado.

Pero como Dios “castiga sin palo ni piedra”, durante la celebración del citado día, de la multitud de “feminazis” que se echaron a la calle, encabezada por Begoña Gómez, su madre, su suegra, y otras con cargos inmerecidos del desgobierno, fueron de las primeras en contagiarse con el virus asesino  creado a propósito por los desgraciados asiáticos de china.

Cuando Sánchez asaltó el Palacio de la Moncloa, a través de una moción de censura que le impuso a Mariano Rajoy, con la complicidad de todos los partidos de izquierda, una de las primeras “hazañas” fue nombrar a su mujer (que está a solo unos pasos del analfabetismo) “Directora de la Cátedra de Transformación Social por la Universidad Complutense de Madrid”. Como ha hecho con todos los que forman su desgobierno, la nombró a dedo, creando ese puesto que jamás ha existido, y que, por lo tanto, se lo sacó del bolsillo con tal de integrarla al desgobierno, devengando suculento sueldo, como a toda su familia y amigos cómplice de su maldad y odio a España y a los españoles. Begoña Gómez nunca pasó por ninguna Universidad. Pero ahí está, proponiendo leyes y actos que resultan el producto de una mente incapacitada y que ha “mamado” toda la literatura surrealista de escritores como: Fernando Arrabal, Eugène Ionesco, Beckett, etc. Pues las ideas y proposiciones que hace desde su poltrona millonaria, sorprenden a los que sí tienen las neuronas necesarias, dándole rienda suelta a sus sugerencias para las empresas españolas en un foro sobre “Ciudadanía Global” (¿Conoce la señora el terreno que pisa?). Una vez más ella, como todos los que forman el desgobierno más corrupto que ha tenido este país (junto al del Zapatero) desde que apareció la sifilítica democracia. La “señora” ha presidido una mesa redonda sobre “el papel de la empresa en los Derechos Humanos”. ¿De qué va? Ella, metiéndose “en camisa de once varas”.

COMIDA CADUCADA

Ha sugerido que las empresas tienen que ir un paso más allá de la búsqueda de beneficios. Ella, imperativamente, como su marido, dando a entender que le preocupa el mundo empresarial, después de que han destruido la economía en este país que iba “viento en popa”, cuando miles de comercios, y empresas en general han cerrado las puertas condenando a sus propietarios a la más criminal de las miserias.

En este contexto, ha lanzado varias aportaciones a las compañías españolas. Considera que los restaurantes, a pesar de la crisis que están sufriendo, tienen que hacer una inversión y reconvertirse en centros educadores de comida sana. Lo dice la señora cuando un alto porcentaje de españoles e inmigrantes se “fajan” por la comida caducada en los contenedores de los supermercados. ¡Suenan tan ridículas sus palabras! “Puedo poner un ejemplo muy sencillo. Un restaurante, que es un caso más sencillo que una pyme (Empresas pequeñas o mediana en cuanto a volumen de ingresos, valor del patrimonio y número de trabajadores). Pongamos una empresa que da menús. Puede ver su experiencia, su entorno, los clientes que tiene, los proveedores… y a partir de ahí pensar que conociendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible puede unirse a la transformación social en marcha”, le dijo al periodista Fernán González. Supongo que, como yo, el colega se habrá llevado las manos a la cabeza, pues las ideas de la señora son tan surrealistas, que el momento no es el adecuado, sino de detener la velocidad a la que avanza la miseria y el pánico económico entre los españoles.

APRENDER A COMER

“El restaurante puede apoyarse en dos puntos: en el eje ecológico porque recicla, usa energías limpias, usa productos ecológicos… y en el objetivo de la educación: puede enseñar a la gente a comer bien. Ésta es una perspectiva que cambia totalmente el restaurante. Tú puedes decir: “Qué hace tu restaurante?, ¿dar comida o generar educación? Educo en comida sana a mis clientes a través de productos ecológicos de proximidad. Esta frase es completamente diferente a simplemente doy comidas”.

En banalidades como estas, emplea el tiempo la señora que, seguramente ignora las colas kilométricas que diariamente se forman ante los comedores patrocinados por la iglesia, y que le llaman “las colas del hambre”. Y la señora Gómez se dedica a burlarse de los hambrientos que son muchos miles en toda España. Que se le pare delante a una familia que pasa hambre hablándole de “comida vegetariana, y que hay que aprender a comer”. ¿Cuánta imbecilidad, señores! ¡Y que tengamos que soportarla!   ¡Cómo se ve que vive en una torre de marfil!

Ella lanza sus ideas para la hostelería. A pesar de sus maltrechas cuentas por la pandemia, pide que los negocios se animen a contribuir en la Agencia 2030 y los ODS (“Objetivos de desarrollo Sostenible”). ¡Cuánta cretinada! Ignora que en el país hay más de 5 millones de desempleados, que viven de la caridad, que ello está obligando al aumento de la delincuencia, a los asaltos a comercios y ciudadanos en plena vía pública. Y es que la gente tiene que comer, alimentar a sus hijos, a combatir al desgobierno más infame y destructivo que hemos tenidos tras el fallecimiento de Franco, al que tanto echamos de menos. Según publicó “OKDIARIO”: “La mujer del jefe del Ejecutivo se ha convertido en una ponente de congreso apoyados por el Gobierno donde no duda en ofrecer sus lecciones a los empresarios patrios”.

Con sus payasadas, se ha burlado de los casi 50 millones de españoles. ¡Que Dios le conserve la vista!

Temas similares…

EL PRINCIPIO DEL FIN

Esa noche comieron fricasé de pollo.  Luego Castro les explicó el plan: Atacaremos el Cuartel Moncada (y el...

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish