BATALLA CAMPAL EN EL STADIUM

Written by Libre Online

10 de agosto de 2022

Fotos de Ramoncito Fernández (1955)

La cámara húngara más prolongada y violenta de cuantas se han registrado en los últimos años en el baseball cubano tuvo lugar en el segundo desafío de un doble juego entre los Jefes de Syracuse y los Cubans.

Los ánimos de algunos jugadores ya estaban caldeados por obra y desgracia de ciertos incidentes que no llegaron a conocimiento de la concurrencia: un deslizamiento brusco del pitcher Bracho en la incial, una tirada en home del torpedero norteamericano Kazanski, quien revolcó al catcher Montalvo en un “out” que provocó un corrientazo de emoción en las tribunas.

Después al comenzar el séptimo inning, un lanzamiento de Bracho por poco alcanza a Kazanski, quien soltó el bate y dirigiéndose al montículo la emprendió a golpes con el pitcher de la novena criolla.

Instantes después de que Bracho respondió a la agresión, empezaron a llegar al sitio de la refriega todos los jugadores del Syracuse y de los Cubans, desatándose una verdadera batalla campal. Mientras los atletas se golpeaban de modo desenfrenado, cayendo unos al suelo y enredados y forcejeando otros, los umpires de la Liga Internacional realizaban esfuerzos inútiles para que se restableciera la calma. Se vio también al jardinero Bowman lanzarse al cuello del voluminoso receptor Montalvo, para impedir que este siguiera castigando a mansalva a otro “player” del Syracuse que permanecía indefenso en la tierra.

Bracho, Kazanski y Montalvo fueron expulsados del terreno, pero cuando todo parecía indicar que el problema estaba resuelto, la situación se complicó…

Temas similares…

0 comentarios

Enviar un comentario

EnglishSpanish