Azafatas, desde E. Church hasta hoy

Written by Libre Online

20 de octubre de 2021

Por María C. Rodríguez

Ellen Church era enfermera;  trabajaba en el hospital de San Francisco y era apasionada de los aviones. En sus ratos libres tomaba clases de vuelo. Todos los días cuando iba de regreso a casa, después del trabajo, pasaba cerca de la compañía aérea Boeing Air Transport que apenas iniciaba los vuelos comerciales. El 15 de mayo de 1930 a los 23 años, la enfermera que  soñaba con ser piloto se convirtió en la primera azafata de la historia, trabajó en su primer vuelo entre Oakland y Chicago que duró 20 horas y requirió 13 escalas.

Pero a partir de 1930, tanto las funciones como los requerimientos para convertirse en azafata o auxiliar de cabina, han cambiado a través de la histora.  Comenzó por reclutar a un grupo de chicas jóvenes, solteras y de profesión enfermeras que fueron llamadas en un principio como ‘sky girls’, pasando a ser conocidas como ‘stewardess’ o azafatas. Con los años, además de requerir un título en enfermería, debían ser menores de 25 años, medir menos de 1,65 m y pesar menos de 52 kg.

Luego, la edad requerida se enmarcó en el rango de 18 y 35 años, la estatura de un mínimo de 1,57 m, con conocimientos de natación y manejo de un segundo idioma, preferiblemente inglés.  También pueden tener otras profesiones, ojalá relacionadas con atención al cliente.

¿Azafatas hombres? Sí. Según la Historia hemos visto que el primer Auxiliar de Vuelo es hombre, y de hecho los primeros Auxiliares (cabin boys) debían ser hombres, a causa de creencias sin fundamento.  Cuando la mujer se convirtió en Auxiliar de Vuelo, las aerolíneas no podían ver esta profesión en otro rostro que no fuera el femenino.  Paulatinamente se aceptó de nuevo personal masculino para este cargo, ya que es sabido que tiene las mismas habilidades de actitud y servicio que su contraparte.  Los requisitos son muy similares, solo que la estatura promedio para entrar debe ser mínimo de 1,67 m.  La presentación personal es primordial, ya que para ninguno de los dos casos se permiten piercing, ni tatuajes visible.

Recientemente, la aerolínea ucraniana SkyUp anunció que reemplazará el tradicional uniforme de sus tripulantes de cabina de pasajeros por una vestimenta cómoda y práctica “basada en la idea de movimiento” y pensada para mujeres “activas, valientes y brillantes”. Así, las asistentes de vuelo mujeres le dirán adiós a los zapatos de tacón, que reemplazarán con unas cómodas zapatillas blancas, de la misma manera que un pantalón “cómodo y elegante” ocupará el lugar de las tradicionales faldas.

Temas similares…

Los tres golpes de vacuna

Los tres golpes de vacuna

Nada te turbe Nada te espante Dios no se muda. La paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene nada le falta. Teresa...

0 comentarios

Enviar un comentario